Wilson Audio Alexx V
Wilson Audio Alexx V a prueba
Fecha 2 Junio 2021 Autor ada Tags Wilson Audio

Desde que en 1974 vio la luz el giradiscos Smart, su primer producto, y, sobre todo, desde que en 1981 dio el paso definitivo para entrar en la élite del audio High End al presentar el “supersistema” de cajas acústicas WAMM (siglas de “Wilson Audio Modular Monitor”), la firma estadounidense Wilson Audio no ha dejado de superarse a sí misma creando productos que han ido estableciendo sucesivamente el patrón de referencia dentro de sus respectivas categorías. ¿La receta de este éxito? En esencia, conocer a fondo todos y cada uno de los parámetros implicados en la interpretación musical en directo para trasladarlos al ámbito de la reproducción de la misma en un entorno doméstico, con el objetivo de que la diferencia entre ambos “ecosistemas” sea lo más pequeña posible.

wilson alexx v

Un objetivo colosal a cuya consecución se ha entregado en cuerpo y alma la empresa fundada por el recordado David A. Wilson y en todos los ámbitos imaginables: estudio de las relaciones de fase que influyen en la percepción del sonido, materiales empleados en la construcción de los recintos, configuraciones acústicas, topología de los filtros divisores de frecuencias y componentes empleados en los mismos, diseño de altavoces, calidad de los acabados y una obsesión casi enfermiza por esa miríada de pequeños detalles que, a la postre, acaban marcando la diferencia en aquellos productos en los que sólo la calidad absoluta cuenta. La flamante columna Alexx V, presentada en sociedad el pasado 29 de marzo, ejemplifica esta filosofía con una brillantez extraordinaria, siendo el resultado una musicalidad casi sobrenatural.

 

Cajas acústicas y sonido absoluto: cada detalle importa… y en Wilson, aún más

Puesto que las prestaciones de todo sistema, sea simple o complejo, siempre serán limitadas por las de su componente más débil, conseguir la excelencia absoluta en dichas prestaciones pasa por hacer lo propio en cada de uno de los elementos constitutivos de dicho sistema. Sobra decir que esta reflexión vale para cualquier sistema, sea un avión, un automóvil o, por supuesto, una caja acústica… y también que ponerla a la práctica implica conocimiento, perseverancia y medios. Y así llegamos al particularísimo universo de excelencia de una marca por la que han apostado desde visionarios como el recordado Steve Jobs o músicos de la talla de Lenny Kravitz para disfrutar de sus momentos musicales en la intimidad. “Authentic Excellence” reza el lema de Wilson Audio, y no se puede negar que la firma estadounidense lo ha seguido a rajatabla. Aún así, intentaremos ser breves a la hora de resumir las pautas que hay detrás de la creación de unos sistemas de altavoces que, en nuestra opinión, son los mejores del mundo, ya que de este modo se entenderá mejor el qué y el por qué del producto que protagoniza el presente Blog.

wilson alexx v

Punto número 1: el recinto. Aquí de lo que se trata es de conseguir una plataforma absolutamente estable y neutra para que los altavoces se concentren al 100% en su misión: convertir en música la señal entregada por el amplificador. Dicho con otras palabras, hay que evitar a toda costa que el movimiento del diafragma de cada altavoz no se traduzca en energía que vuelve al recinto para hacerlo vibrar, afectando negativamente a la reproducción de la música, coloreándola. Punto número 2: los altavoces. En este caso, lo que necesitamos es un perfecto equilibrio entre lo cualitativo y lo cuantitativo, léase entre baja distorsión-alta linealidad-extensión de la curva de respuesta en frecuencia-gran capacidad de análisis-alta dispersión-respeto absoluto de los contrastes dinámicos tanto a nivel “micro” como “macro” por un lado, y el mantenimiento intacto de todo ello, sea cual sea el nivel de volumen, por otro.

wilson alexx v

Punto número 3: el filtro divisor de frecuencias. Por lo general, la inmensa mayoría de cajas acústicas utilizan diseños multivía, y, en consecuencia, con cada vía asignada a un altavoz especializado (tweeter, woofer, etc.), lo que implica disponer de una circuitería que los “integre” para formar un todo perfectamente cohesionado en el que se tengan en cuenta no sólo el control de la amplitud, sino también de las complejas relaciones de fase que a la postre configuran nuestra percepción de la música. Pues bien: en Wilson Audio se llevan hasta el límite las posibilidades teóricas y prácticas de cada uno de los tres puntos expuestos, a los que se une un cuarto y fundamental aspecto cuya ingeniería sitúa las realizaciones de la firma estadounidense en un mundo aparte: el ajuste fino del alineamiento temporal de los transductores modificando la posición de los mismos con respecto al oyente en el contexto de la sala de escucha.

 

Alexx + 5 años de I+D en la cúspide = Alexx V

Presentada en sociedad en el año 2016, la caja acústica Wilson Audio Alexx se convirtió en una referencia incontestable para los amantes del sonido absoluto, como consecuencia de una ingeniería que se beneficiaba directamente de varias de las extraordinarias innovaciones tecnológicas puestas a punto por David A. Wilson y su equipo durante el desarrollo de la considerada como su obra maestra: la formidable WAMM Master Chronosonic. Durante los cinco años transcurridos desde entonces, la legendaria firma estadounidense ha puesto a punto modelos tan significativos como la Chronosonic XVX o la SabrinaX, con lo que ello comporta tanto en tecnologías nuevas como en mejoras de las ya existentes, hasta el punto de empujar al equipo dirigido por Daryl Wilson (hijo del fundador y actual número uno de la compañía) a revisar en profundidad la Alexx, siendo el resultado a Alexx V. Dotada de la característica estética en pórtico utilizada por primera vez en la mencionada WAMM Master Chronosonic, la Alexx V es una caja acústica prodigiosa en todos y cada uno de sus elementos constitutivos, todo ello en el contexto de una calidad de fabricación excepcional.

WILSON AUDIO ALEXX V

Quizá la mejor manera de entender el alcance del trabajo realizado para poner a punto la Alexx V sea reseñando las mejoras más significativas que incorpora con respecto a su predecesora, de la que hereda una configuración de base materializada en un sistema de 3 vías y 5 altavoces con 4 recintos independientes ajustables (1 hermético para el tweeter, 2 bass-reflex para la zona media y 1 bass-reflex con puerto delantero/trasero reversible XLF para los graves). La primera de las citadas mejoras la encontramos en la combinación de materiales empleada, todos ellos exclusivos de Wilson Audio, que convierte a la Alexx en una plataforma extraordinariamente neutra en términos mecanoacústicos, es decir idónea para que toda la energía que llega a los altavoces se convierta en sonido. Así, tanto en el recinto de graves como en los módulos superiores y en el pórtico están construidos en Material X, mientras que en cada uno de los recintos de medios se acopla herméticamente Material S para “neutralizar” aún más su superficie. A estos materiales se les añade el novísimo Material V, utilizado por vez primera en la Chronosonic XVX y que en la Alexx V se coloca en una ubicación tan estratégica como la “interfaz” entre el módulo de graves y el pórtico para incrementar el control de las vibraciones.

ALEXX V WILSON AUDIO

El Material V también puede encontrarse, en este caso combinado con los citados materiales X y S, acero inoxidable austenítico, fibra de carbono y aluminio de grado aeroespacial, en otra exclusividad de la nueva Wilson Audio: las puntas metálicas de desacoplo ajustables Acoustic Diode Spike, que además de garantizar una evacuación extraordinariamente efectiva de la energía vibracional no deseada, contribuyen a estilizar la estética del conjunto. Otro elemento clave de la Alexx V lo encontramos en las ventajas aportadas por el carácter abierto de su arquitectura en pórtico, que no sólo realza su aspecto físico permite aumentar la rigidez de la totalidad de la sección formada por los módulos superiores. Por otro parte, la mayor facilidad de acceso a dicha sección y la iluminación en aspa dispuesta en la zona posterior del pórtico ayudan a realizar con mayor rapidez tanto la configuración de base de cada módulo como los ajustes finos de la respuesta en fase.

 

Transductores altamente especializados en recintos independientes ajustables

La segunda revolución aportada por la Alexx V la encontramos en los transductores, destacando en primer lugar la disposición del tweeter y los dos altavoces de medios en la contrastada geometría MTM (Midrange-Tweeter-Midrange) de Wilson Audio. En concreto, el tweeter es una versión de nueva generación del exclusivo Convergent Synergy Carbon (CSC), mientras que el mayor de los altavoces de medios es el sofisticado Alnico QuadraMag, también exclusivo de la firma estadounidense y originariamente desarrollado para la Chronosonic XVX. Por su parte, la sección de graves se materializa en dos transductores con cono de pasta de papel endurecida montados en un recinto equipado con uno de los puertos reversibles XLF (que puede colocarse indistintamente en la partes frontal y posterior del recinto) de Wilson Audio para optimizar la integración en la sala de escucha.

WILSON AUDIO ALEXX V

La Alexx V se completa con una circuitería de filtrado mejorada (con un menor número de componentes en el trayecto de la señal de audio y un reajuste que ha permitido tanto incrementar la impedancia mínima como la sensibilidad) en la que se utilizan de forma generalizada los nuevos condensadores AudioCapX-WA hechos a medida para la marca, así como los innovadores y versátiles terminales de conexión utilizados por vez primera en la Sasha DAW. Podríamos extendernos comentando detalles adicionales que, por supuesto, si están en la Alexx V significa que tiene algo que aportar, como por ejemplo la mejora del alineamiento temporal de cada altavoz, léase, el “enfoque” de su sonido hacia el oyente, siendo el resultado una superior resolución de los microdetalles y una mayor precisión de la respuesta en fase en todas las posiciones de escucha.

 

La escucha: una fusión perfecta de presentación holográfica y precisión tonal

Probamos las Alexx V en compañía de un giradiscos Brinkmann Balance 2-ARM equipado con una fuente de alimentación a válvulas RöNt III de la misma marca y una cápsula de bobina móvil Ortofon Anna Diamond. En lo que respecta a la fuente digital, el elegido es el refinadísimo reproductor de SACD con DAC Esoteric K-01XD, mientras que tanto la preamplificación de fono como la preamplificación de línea y la amplificación de potencia los confiamos a la gama Momentum de la estadounidense D’Agostino Master Audio Systems. El cableado, Transparent Reference XL Generation 6 en su totalidad. La respuesta en frecuencia de 20-32.000 Hz (+/-3 dB) anunciada por Wilson Audio para la Alexx V sugiere que estamos ante una caja acústica a la que no se le escapa nada. Pero este registro lo exhiben también otros sistemas de altavoces que, sin embargo, son muchísimo menos musicales.

ESOTERIC K-01XD

Y es que la grandeza de la Alexx V radica precisamente ahí: en su capacidad para posicionar con precisión milimétrica a cada intérprete en el contento de un espacio sonoro perfectamente definido en todas sus dimensiones. En suma, una presentación de la música verdaderamente holográfica, tridimensional, que es acompañada por esa expresividad dinámica genuinamente “Wilson Audio” y la capacidad única para sincronizar los entresijos de cada grabación con el cerebro del oyente y dotar a la escucha de esa calidez que invita a dejarse llevar durante horas y horas. Todo ello es además susceptible de mejora gracias a la cantidad y calidad de los ajustes que acompañan a los diferentes recintos, a la vez que resulta de lo más interesante jugar con las diferencias de “personalidad” de la zona baja del espectro aportadas por las dos posiciones del puerto reversible XLF. No nos equivocamos si decimos que estamos ante una nueva e indiscutible referencia absoluta que acerca un poco más la emoción del mejor directo al disfrute musical en el hogar.