¿Cómo ajustar un tocadiscos?

9 de Abril de 2018 Sarte

Cómo ajustar mi tocadiscos y hacer que rinda al cien por cien

“Acabo de comprar un giradiscos por primera vez en y quiero instalarlo en mi equipo con las máximas garantías. ¿Qué debo hacer?” Es una reflexión que con toda seguridad se hacen muchos usuarios jóvenes que acaban de descubrir un formato que tiene un gran poder de seducción en muchos aspectos, desde el meramente físico –producto de otra época, atractivo de lo “vintage”- hasta el, por supuesto, musical.

Pues bien, vamos explicar de forma detallada, pero sin complicaciones, los pasos a seguir utilizando como referencia un Pro-Ject Debut Carbon, el tocadiscos más vendido de la historia del Hi-Fi, y, sin duda una excelente opción para adentrarse en el mundo del disco de vinilo con las máximas garantías.

 

Para empezar, una plataforma estable y libre de vibraciones

En esencia, lo que debe hacer un giradiscos es asegurar que el disco gire a la velocidad correcta –normalmente 33 ó 45 revoluciones por minuto- para que la aguja de la cápsula pueda recoger con las máximas garantías la información contenida en el surco de aquél.

Esto implica tener una plataforma libre de interferencias externas, lo que nos lleva a un mueble dedicado –el giradiscos suele montarse en la balda superior- o una base a medida con puntas de desacoplo. Si no disponemos de los citados accesorios, en ningún caso hay que colocar el giradiscos en la misma estantería que las cajas acústicas o en un lugar susceptible de verse afectado por vibraciones de cualquier tipo, ya que las mismas serían captadas por la cápsula y podrían afectar de manera catastrófica al sonido final.

 

A continuación, instalemos la correa de arrastre

Para hacer girar el disco, el Pro-Ject Debut Carbon utiliza lo que se llama “tracción por correa”. Por lo tanto, hay que instalar dicha correa, que se sitúa en el “subplatter” que soporta al plato principal y se conecta a la polea del motor, situada en el otro extremo del chasis.

Un proceso fácil que no comporta mayores problemas aunque cuando el cambio de velocidad es manual –caso del modelo seleccionado- hay que cambiar la correa para situarla en el receso de la polea correspondiente a la velocidad elegida. Lo que hay que hacer ahora es colocar el plato encima del “subplatter” y revestirlo con la esterilla suministrada de serie, que además de impedir que el disco pueda dañarse, aporta amortiguamiento extra al conjunto.

 

Montando la cápsula fonocaptora

Aquí vamos a contemplar dos opciones: que la cápsula venga ya instalada de serie o que hayamos optado por adquirir una por nuestra cuenta. En el primer caso no tenemos que hacer nada. Por el contrario, en el segundo caso tendremos que hacernos con las herramientas necesarias –destornillador, llave fija de pequeñas dimensiones- para montar la cápsula en la zona del brazo habilitada para ella, previa conexión de cuatro pequeños cables que salen del interior del brazo.

Dichos cables son muy delicados y exigen mucho cuidado para evitar que se rompan los conectores que los sujetan. Para un montaje seguro y preciso, una opción muy efectiva es utilizar pinzas para las cejas, que permiten sujetar la lengüeta con que termina cada conector y empujarla para que se inserte por completo en el mismo.

 

Equilibrando el brazo y ajustando la fuerza de apoyo de la cápsula

El Debut Carbon se suministra de serie con el brazo ya montado, por lo que no es necesario efectuar ningún ajuste “sensible” en el mismo, como por ejemplo el de altura, en el mismo. Pero sí tenemos que ajustar la fundamental fuerza de apoyo de la cápsula. Para ello, lo que tenemos que hacer en primer lugar es colocar el contrapeso suministrado de serie y enroscarlo en la zona posterior del brazo, para, seguidamente, ajustar la fuerza de apoyo, que viene expresada en gramos.

Aquí tenemos dos opciones: el uso de una báscula dedicada o hacerlo “a ojo”, pero con garantías. En el primer caso, bastará con seleccionar en la báscula el peso recomendado por el fabricante de la cápsula y girar delicadamente el mencionado contrapeso en el sentido adecuado hasta que el “fiel” de dicha báscula quede perfectamente equilibrado. En el segundo caso, lo que hay que hacer, siempre con la cápsula ya montada, es colocar el contrapeso hasta que el brazo esté perfectamente equilibrado, “flotando”, y luego situarlo en cero para, a partir de ahí, ajustar la fuerza de apoyo hasta el valor seleccionado. A modo de consejo, si el fabricante recomienda, para una cápsula determinada, entre 1’5 y 2 gramos, lo mejor es optar por el valor intermedio, porque corremos el riesgo de que con 1’5 gramos la aguja salte por poco que encuentre alguna impureza en el surco del disco, mientras que con 2 gramos corremos el riesgo de incrementar el desgaste tanto de la aguja como del disco. A modo de consejo final y genérico, es importante saber que en el momento de la lectura el brazo debe ser completamente paralelo al surco del disco (lo podemos medir con una regla para así estar más seguros).

 

Como ajustar el antideslizamiento o “anti-skating”

Antes de conectar el Pro-Ject Debut Carbon a nuestro equipo, queda por hacer un último ajuste al que muchos usuarios conceden poca importancia y, sin embargo, es fundamental para que la lectura sea perfecta: el del antideslizamiento o anti-skating. ¿Qué es y para qué sirve? Muy fácil: como sucede en todo movimiento circular, durante la rotación del disco, la aguja de lectura tiene una tendencia natural a desplazarse hacia el centro, es decir, el eje de giro. A esta fuerza de atracción se le llama fuerza centrípeta. 

Puesto que lo que nos interesa que la aguja quede clavada en el surco del disco para que haga su trabajo como es debido, habrá que compensar la citada fuerza con otra de sentido contrario. Pues bien, tal fuerza se denomina fuerza centrífuga y se genera mediante el citado “anti-skating”, un ajuste que en el Debut Carbon se materializa en un pequeño peso suspendido por un finísimo hilo de nylon situado en la zona posterior del brazo. Basta con elegir uno de los pequeños recesos de ajuste y tema zanjado. Puesto que los citados recesos no incluyen valores prefijados, dos son las cosas que hay que saber: en primer lugar, que por regla general el ajuste del antiskating es similar al de la fuerza de apoyo. En segundo lugar, y esto es lo que recomendamos hacer, la mejor manera de saber que el anti-skating es el correcto es colocando la punta lectora –bien a mano, bien con la palanca elevabrazos- en el principio de un disco y observar que la aguja no se vaya hacia el centro o hacia fuera de manera brusca, sino que se quede clavada en el surco.

 

La conexión al equipo

Tenemos ya el giradiscos perfecto a nivel de ajustes mecánicos. Ahora toca conectarlo a nuestro equipo. De entrada, bueno es saber que si el fabricante nos da la opción de utilizar el cable que nosotros queramos o, mejor aún, suministra uno bueno con nuestro giradiscos, mejor que mejor, porque no hay que perder de vista que las señales enviadas por la cápsula son muy pequeñas y sensibles y un cable de baja calidad aportará con toda seguridad más ruido.

Para la conexión a nuestro equipo, hay que buscar las tomas RCA “Phono” de nuestra electrónica y seleccionar, en caso de que proceda, la opción MM (cápsula de imán móvil, la más frecuente) o MC (bobina móvil); en caso de que no se especifique nada al respecto, debe darse por supuesto de que sólo se contempla la opción MM. En el caso de que no tengamos tal entrada, habrá que adquirir un preamplificador de fono separado y conectar la salida del mismo a una entrada de Línea de nuestra electrónica que no utilicemos (“Tuner” o “Aux”, por ejemplo).

 

Cuidado y mantenimiento

Un producto como el Pro-Ject Debut está concebido para funcionar sin problemas durante muchísimos años, por lo que a nivel de mantenimiento lo único que hay que hacer es ser mínimamente cuidadoso, léase tener los discos limpios, y limpiar de vez en cuando la aguja de la cápsula, bien en seco con un cepillo dedicado, bien utilizando alguna solución especializada. Recomendaríamos la compra de una correa de repuesto por aquello de que nunca se sabe. Por otro lado, si en un momento dado se rompe la aguja de la cápsula, que no cunda el pánico porque en los modelos MM la sustitución por una aguja nueva se hace en un abrir y cerrar de ojos. No obstante, en los modelos MC la cosa se complica porque el cambio de aguja debe hacerlo el fabricante o importador de nuestro giradiscos/cápsula, por lo que en ese caso concreto tocará extremar las precauciones. Por lo demás, ¡buena escucha y a disfrutar!

 

¿Cómo elijo la capsula perfecta para mi giradiscos? -->

Fabricantes: