Wharfedale EVO4.4 a prueba

19 de Febrero de 2020 ada

Buque insignia de la flamante serie EVO4 de Wharfedale, la columna EVO4.4 es un estilizado sistema de altavoces que redefine el concepto de relación calidad/precio de uno de los especialistas en audio de alta calidad más veteranos del planeta: Wharfedale. La EVO4.4 no sólo llama la atención por la elegancia de su recinto, sino también por el perfeccionismo de su construcción y sus acabados y, sobre todo, por la cuidada y audaz selección de las tecnologías empleadas tanto en los cuatro altavoces que monta como en la circuitería encargada de gestionarlos.

El resultado es un sonido franco, ágil y con una resolución apabullante rematado por una polivalencia música/cine que incrementa todavía más el atractivo de un producto de fantástica relación calidad/precio.

 

¡Casi nueve décadas innovando en sonido!

Wharfedale es uno de los nombres más representativos y veteranos de la mejor escuela del denominado “sonido inglés”. No en vano es una marca que ha permanecido en el mercado desde que vio la luz la ya legendaria caja acústica construida por Gilbert Briggs -el fundador de la marca- en la bodega de su casa en 1932. Mucho ha llovido desde entonces, pero el espíritu de Mr. Briggs se ha mantenido intacto en innumerables productos que han acercado la reproducción sonora de alta calidad a cientos de miles de aficionados de todo el mundo. Para hacerse una idea del nivel de implicación de Wharfedale en los albores de la Alta Fidelidad, basta con saber que en la década de los 50’ organizó audiciones públicas de sus cajas acústicas con electrónicas de la también británica Quad nada menos que en el Royal Festival Hall de Londres y el Carnegie Hall de Nueva York, dos espacios míticos para los amantes de la música con mayúsculas.

Una apuesta muy temprana por la tecnología más avanzada sentó las bases para una filosofía de innovación constante que, casi cuarenta años después, ha hecho posible cajas acústicas como las que conforman la serie EVO4, a la que pertenece el producto que protagoniza este Blog.

 

Un inteligente cóctel de tecnología, diseño, calidad constructiva y precio

En Wharfedale definen la gama EVO4 como el amanecer de un nuevo estándar de excelencia en Alta Fidelidad asequible, que representa la evolución lógica de la celebrada EVO vía incorporación de elementos tecnológicos adoptados de la más exclusiva gama ELYSIAN. Con una configuración bass-reflex de 3 vías y 4 altavoces, la EVO4.4 destaca no sólo por los refinamientos incorporados en su recinto –geometría, puerto bass-reflex de emisión inferior- y los materiales empleados en la construcción del mismo, sino, sobre todo, por incluir un innovador altavoz de agudos basado en el principio de funcionamiento AMT (“Air Motion Transformer”). Desarrollado por el físico alemán Oskar Heil, el AMT es un principio de transducción electroacústica completamente diferente de los sistemas electrodinámico, electrostático, de cinta o magnético plano.

Similar en lo formal aunque diferente a un sistema de cinta plano, el diafragma de un altavoz AMT tiene forma plegada y lo que hace es desplazar el aire lateralmente en un movimiento perpendicular utilizando una hoja plegada de metal grabado fabricada en una película de PET (Tereftalato de Polietileno), actuando el circuito incrustado en la misma como si de una bobina móvil se tratara. A efectos prácticos, lo que tenemos es una emisión sonora muy similar a la de un transductor electrostático, léase una emisión dipolar con excitación simultánea de ondas sonoras frontales y posteriores, pero en un formato mucho más manejable que, entre otras ventajas, permite una velocidad de respuesta excepcionalmente rápida. Concretando un poco más, el transductor AMT permite desplazar un volumen de aire mayor que un tweeter de cúpula convencional a partir de un diafragma extremadamente ligero, siendo el resultado una reproducción muy precisa, ágil y con menos distorsión de las frecuencias altas del espectro.

 

Una configuración de graves que impresiona por su efectividad y flexibilidad

El carácter innovador de la EVO4.4 no termina con el tweeter AMO, porque también la reproducción de las frecuencias medias y bajas ha sido objeto de una gran atención. Lo corrobora, en el caso de los graves, el uso de dos woofers con cono de fibras entrelazadas de Kevlar de 165 mm, equipados con un característico modificador de dispersión en forma de proyectil que asegura un corte acústico extremadamente suave y, por lo tanto, incrementa todavía más la capacidad de integración con los demás altavoces de la Wharfedale.

A ello hay que sumar el inteligente puerto bass-reflex de emisión inferior, que al “radiar” directamente hacia el plinto de la EVO4.4 no sólo asegura una dispersión de los graves uniforme y controlada, sino que flexibiliza enormemente la ubicación de la caja en nuestra sala de escucha (al liberarse de las exigencias inherentes a, por ejemplo, un puerto bass-reflex posterior). También el altavoz de medios marca diferencias al utilizarse un diseño equipado con una cúpula de grandes dimensiones en vez de un cono convencional, lo que por otro lado conecta con la tradición “inglesa” más clásica. Señalemos asimismo la atención prestada por los ingenieros de Wharfedale al diseño del filtro divisor de frecuencias, para cuyo desarrollo se han combinado pruebas de escucha con una optimización asistida por ordenador desarrollada específicamente para Wharfedale. La EVO4.4 se completa con conos metálicos ajustables impecablemente mecanizados que no sólo garantizan una estabilidad absoluta del recinto, sino que realzan aún más su atractivo estético.

 

Precisión tonal, resolución, extensión en graves y pegada en perfecto equilibrio

Con una sensibilidad de 89 dB/W/m y una impedancia mínima de 4’3 ohmios, la EVO4.4 es una caja acústica “fácil” en lo que respecta a la selección de la electrónica de ataque, dependiendo la potencia de la misma básicamente de las dimensiones de la sala y/o el nivel de presión sonora con que nos guste escuchar nuestra música favorita. En nuestro caso, hemos seleccionado el modelo I25 Prisma de Primare, utilizando para la conexión uno de los siempre efectivos diseños de la alemana In-Akustik.

Tres son los aspectos que impresionan de las EVO4.4, correspondiendo dos de ellos al sonido y el tercero a la ubicación. En lo que respecta al sonido, destaca en primer lugar la muy notable extensión de la curva de respuesta en frecuencia subjetiva, de magnitud suficiente para obviar por completo la adición de un subwoofer (por lo menos en estéreo). En segundo lugar, y no por ello menos relevante, la Wharfedale acompaña la extensión mencionada con un equilibrio tonal magnífico que convierte en muy placentera la escucha de todo tipo de géneros musicales incluso a niveles de volumen muy elevados. Evidentemente, este carácter humano tiene sus responsables, en especial el tweeter AMT, cuyo “mix” de dulzura y resolución nos parece magnífico. En tercer lugar, la Wharfedale nos parece una caja acústica muy agradecida en términos de colocación porque su carga de graves y su estilizada figura permiten ubicarla incluso en lugares “sensibles”, léase la cercanía de esquinas, sin que ello desequilibre su curva tonal. En definitiva, la EVO4.4 nos ofrece un potente conjunto de bondades objetivas y subjetivas –polivalencia música/cine incluida- coronado por un precio extremadamente competitivo que la hace idónea para entrar en el universo del sonido de alta calidad.

 

Fabricantes: