Wharfedale Elysian 1
Wharfedale Elysian 1 a prueba
Fecha 20 Octubre 2021 Autor ada Tags Wharfedale

Sin lugar a dudas la familia de cajas acústicas técnicamente más sofisticada jamás creada por Wharfedale y actual buque insignia de la legendaria marca británica, la Elysian ha provocado sensaciones fuertes a no pocos amantes del sonido absoluto cuando han visto cómo la firma fundada en 1932 por Gilbert Briggs es capaz de ofrecer High End a todos los niveles (construcción, acabados, materiales, tecnología y, por supuesto, sonido) por un precio a priori inimaginable. El motivo de tal revelación no es otro que la potencia industrial del International Audio Group (IAG), conglomerado al que Wharfedale pertenece y que permite a esta última disfrutar de unas economías de escala brutales no sólo en sus productos más populares, sino también en sus más exclusivos.

Wharfedale Elysian 1

Una declaración de principios que la novísima Elysian 1 materializa a la perfección en la forma de un producto largamente esperado: la versión compacta y con dos vías, por decirlo de algún modo, del sensacional “supermonitor” de tres vías Eysian 2 y la no menos sensacional columna Elysian 4. Y la verdad es que la pequeña Elysian no decepciona porque a una elegancia formal y una ejecución igual de precisa y lujosa que las de sus hermanas mayores suma un sonido en el que se nota un trabajo concienzudo para lograr una integración perfecta entre altavoces y recinto a la vez que entre éste y la sala de escucha.

 

Carga bass-reflex: un sistema “tosco” y efectivo susceptible de ser refinado

Es, en cierto modo, el “sistema” rey para la carga de graves en cajas acústicas, porque permite, utilizando recintos incluso razonablemente compactos, disfrutar de una buena respuesta en graves y controlar la distorsión sin penalizar la eficiencia. De hecho, para comprender correctamente el funcionamiento del sistema bass-reflex basta con realizar la siguiente experiencia: tomemos una goma elástica bastante larga (unos 20 cm), atemos en uno de sus extremos un objeto pesado y hagamos que éste oscile verticalmente. La mano representa la masa de la membrana y el puño suministra la fuerza a aquélla, exactamente como la bobina de un altavoz a la membrana del mismo. De este modo constataremos visualmente la existencia de relaciones de fase entre los movimientos de nuestra mano y los del objeto.

Wharfedale Elysian 1

La caja acústica bass-reflex procura, pues, una “ganancia” de energía en los alrededores de su frecuencia de resonancia (también llamada de “sintonización”). Por otro lado, es posible, mediante la utilización de dispositivos más complejos, extender la banda de frecuencias en la que se produce la  ganancia, una extensión que se realiza con la ayuda de lo que se conoce como resonadores acoplados. En esta gama de frecuencias, los fenómenos de propagación no deben tenerse en cuenta, ya que las longitudes de onda implicadas son muy grandes con respecto a las dimensiones de la caja; además, y gracias al concurso de las analogías electromecánicas, es bastante fácil estudiar el funcionamiento del equivalente eléctrico de un sistema de estas características utilizando métodos de análisis de circuitos modernos y, por supuesto, tomar decisiones a la hora de diseñarlo.

Elysian 2 Sarte

Sucede que a la hora de la verdad lo que hace un sistema bass-reflex es “jugar” con la masa de aire que hay en el interior de un tubo y cuando sale del mismo –lo que se tiene lugar en el puerto bass-reflex- suelen producirse turbulencias susceptibles de emborronar el sonido. De ahí la existencia de distintas soluciones para “suavizar” esa salida a la sala de escucha del aire procedente del interior de la caja acústica.

Wharfedale Elysian 1

Wharfedale ha resuelto el problema con una elegancia supina con su innovador puerto bass-reflex SLPP (“Slot-Loadd Profiled Port”), que asegura que la onda posterior del woofer o “midwoofer” no sea desperdiciada enviando la energía de más baja frecuencia a una ranura que abarca todo el perímetro de la base de la caja acústica, cuyo perfil ha sido específicamente diseñado para ecualizar la elevada presión interna del recinto a la mucho más baja presión de la sala de escucha. Una solución que además de muy agraciada en lo visual (no se puede negar que el SLPP realza la estética de las cajas acústicas que la incorporan, entre ellas todos los modelos de la gama Elysian), aporta un control extraordinario de la respuesta en graves al proporcionar al usuario una flexibilidad de ubicación extraordinaria.

 

Elysian 1: una Elysian 2 simplificada en lo formal

Partiendo de los conceptos, los materiales y las soluciones técnicas empleadas en las antes mencionadas –y mundialmente celebradas- Elysian 4 y Elysian 2, la Elysian 1 es un sistema bass-reflex de dos vías/dos altavoces notablemente compacto que puede utilizarse no sólo para estereofonía al máximo nivel, sino también en aquellas aplicaciones de audio multicanal o Cine en Casa donde la naturalidad sonora tenga la máxima prioridad.

amt tweeter

Al igual que sus hermanas mayores, incorpora un tweeter AMT (“Air Motion Transformer” o Transformador de Movimiento de Aire) desarrollado a medida, un tipo de transductor que, recordémoslo, está basado en una manera diferente de mover aire por cuanto en el mismo un diafragma plegado y extremadamente ligero es atacado en la totalidad de su superficie por hileras de cintas metálicas estratégicamente dispuestas que están sumergidas en un potente campo magnético. Los pliegues del diafragma se contraen y expanden bajo la influencia de la señal de audio, estrujando el aire que hay entre ellos para tomar la forma de onda deseada. En concreto, el diafragma que equipa el tweeter AMT de la Elysian 1 –de 27x90 mm- está fabricado en un material ultraligero llamado PET acompañado de una cámara posterior amortiguada acústicamente, lo que le permite reproducir unos agudos sustancialmente más claros y dulces que los diseños de cúpula tradicionales. El tweeter AMT es acompañado por un “midwoofer” con cono de fibras de vidrio tratadas de 180 mm de diámetro en el que se combina un motor magnético de baja distorsión desarrollado a medida y una suspensión periférica de goma altamente flexible para reproducir con autoridad frecuencias del orden de 49 Hz.

Wharfedale Elysian 1

Unas prestaciones que son posteriormente mejoradas gracias al uso de otra exclusividad de Wharfedale: el antes mencionado puerto bass-reflex SLPP (“Slot-Loadd Profiled Port”), cuya configuración permite reducir la distorsión habitual en los sistemas bass-reflex convencionales e incrementar la eficiencia del puerto. Por otra parte, al ser el aire dispersado de manera uniforme en la sala de escucha, la Elysian 1 es muy poco conflictiva en lo que a ubicación se refiere. Como no podía ser de otro modo, y al igual que sus hermanas mayores, la Elysian 1 se completa con un sofisticado filtro divisor de frecuencias ejecutado con componentes de grado audiófilo que ha sido afinado a través de cientos de horas de escucha para garantizar una perfecta respuesta en fase y un comportamiento en régimen dinámico extremadamente lineal en el espacio de escucha.

 

Un sonido a la altura de una ejecución y unos acabados sublimes

El indiscutible punto elegante y lujoso (el acabado en negro piano, con seis niveles de profundidad pulidos a mano, es el súmmum) de la Elysian 1 invita a asociarla con electrónicas igualmente distinguidas. En concreto, optamos por un amplificador integrado estereofónico con streamer Primare I25 Prisma, un preamplificador de fono R15 de la misma marca y un giradiscos Pro-Ject Classic EVO con cápsula fonocaptora de bobina móvil Ortofon Cadenza Red, estando todo el conjunto cableado por In-Akustik y las Elysian 1 montadas sobre sus soberbios soportes de suelo dedicados. Hay en las exquisitas Wharfedale un elemento diferenciador que dice mucho sobre lo que han cuidado los detalles quienes las han puesto a punto: la notabilísima neutralidad de un recinto acústico que armoniza de manera magistral forma y función.

project the classic evo

De ahí que se de un sonido en el que los detalles se desgranan con una precisión extrema y la respuesta engraves subjetiva “baje” más de los ya muy respetables 49 Hz anunciados por el fabricante. La Elysian 1 hace honor a su nombre ofreciendo un delicioso sonido inglés a la manera tradicional complementado por una dinámica que le proporciona una vitalidad extraordinaria en la reproducción de todo tipo de composiciones musicales. Además, la relajada transparencia del tweeter AMT y la ausencia de estrés en la zona baja del espectro por cortesía del “pack” formado por el sistema de carga SLPP y los soportes dedicados, hacen que la pequeña Wharfedale seduzca desde el primer momento.