Transrotor Dark Star Reference a prueba
Fecha 22 Octubre 2015 Autor Sarte Tags Varios

Espíritu atemporal para un tipo de producto único

Una máquina espectacular, seductora como pocas. Una combinación de lujo, pasión por las cosas bien hechas y fascinación por la música única en su especie. Fruto del talento de Jochen Räke, un fanático de la perfección en ingeniería mecánica. el giradiscos Dark Star Reference es uno de esos productos que invitan irremisiblemente a quedarse con ellos. Razones para ello no le faltan: la sofisticación de su aspecto, la opulencia de los materiales empleados en su fabricación, la sencillez inteligente y a la vez despampanante de su diseño externo… Y, por encima de todo, la insultante autoridad con que reproduce las grabaciones en ese formato eternamente deslumbrante que es el disco de vinilo.

 

Una pequeña obra de arte para honrar al disco de vinilo

Transrotor es una de esas compañías semiartesanales que proliferan en Alemania gracias a una combinación de factores muy especial, tan especial que, de hecho, sólo se pueden permitir unos pocos países en todo el mundo. Se trata de tradición de altura en música de calidad, mucha afición por dicha música y la reproducción de la misma en el hogar, pasión por todo lo que tenga que ver con la técnica y un enjambre de pequeñas y medianas empresas que suministran componentes a la gigantesca industria automovilística germana. El último de los aspectos mencionados tiene una importancia fundamental en el High End alemán porque hace posible que los entusiastas que diseñan amplificadores, cajas acústicas, giradiscos, cables, etc. accedan fácilmente a máquinas herramienta de primera división para convertir en realidad dichos diseños.

En el caso de los giradiscos, existe, además, el “agravante” de la necesidad de conseguir mecanizados virtualmente perfectos en elementos tales como los rodamientos, los ejes, las bases, los platos propiamente dichos o los brazos de lectura. Un “agravante” que en Alemania, y precisamente a causa de la razón que acabamos de exponer, se convierte en una ventaja competitiva al máximo nivel, al minimizarse la distancia física entre las diferentes empresas especializadas en cada una de las disciplinas involucradas. En otras palabras: todo está disponible sobre el terreno o muy cerca y se puede afinar hasta el límite sin que los costes se disparen o la calidad descienda. Si a todo lo que acabamos de decir añadimos el talento único de un veterano apasionado del sonido y la ingeniería de excepción llamado Jochen Räke, el resultado se llama Transrotor, probablemente el fabricante alemán de giradiscos más admirado del planeta. Admirado… y copiado, porque no le faltan imitadores tanto en lo que concierne a los característicos acabados cromados de la mayoría de sus productos, como al uso de soluciones tan imaginativas –aunque en el fondo extremadamente lógicas- como la inclusión de bloques de metal macizo para rebajar el centro de masas o refinamientos tan “high tech” como el empleo de levitación magnética para reducir a cero las fricciones. Que detrás de Transrotor hay un profundo respeto por lo atemporal, lo que perdura, habla bien claro un hecho que podemos constatar año tras año en el reputado certamen High End de Múnich: siempre en la misma y estratégica ubicación, sin hacer ruido pero exhibiendo un buen gusto exquisito, la firma alemana expone su gama de productos al completo arropada por el equipo de Jochen Räke quien, por supuesto, sigue al frente del cañón atendiendo las preguntas de los aficionados fascinados por sus bellísimas máquinas. El Dark Star Reference es una de dichas máquinas, un lector de vinilos pensado para quienes dan el máximo valor a la fusión perfecta de forma y función en ese fascinante, por imperfecto, arte que es la reproducción de la música.

 

Perfección mecánica y artesanía: los detalles sí importan

Versión corregida y aumentada del más que notable Dark Star, el Dark Star Reference es una ejemplificación perfecta de la filosofía de Transrotor, ejemplificación a la que, por otro lado, se puede acceder por un precio relativamente razonable. Esto en relación a la élite de la firma germana, que está constituida por máquinas que, por desgracia, sólo están al alcance bolsillos muy bien surtidos.

Tocado por la icónica terminación cromada que se ha convertido en la seña de identidad más visible de Transrotor, el Dark Star Reference es un giradiscos que en cierto punto se podría definir como “de libro de texto” por la racionalidad extrema de su concepción. No hay que olvidar que lo que debe hacer todo lector de vinilos que se precie es asegurar una rotación 100% estable del disco y, simultáneamente, hacer que el conjunto se “desconecte” de su entorno con el fin de evitar que elementos nocivos –vibraciones por vía aérea o desde el suelo- perturben la delicadísima señal de audio captada por el igualmente delicado y muy sensible sistema brazo-cápsula. Para ello el Dark Star Reference utiliza, en primer lugar, un chasis construido en dos bloques y de material compuesto de alta densidad de 30 mm de grosor cada uno, una solución clásica que permite, mediante la mezcla de materiales con propiedades diferentes, asegurar la neutralidad tímbrica requerida para no colorear el sonido. Por otro lado, la forma del chasis ha sido concebida de tal modo que el Transrotor en su conjunto esté perfectamente equilibrado. El segundo elemento mecánico clave del Dark Star Reference lo encontramos en lo que también se ha convertido en un elemento clásico de su creador: un opulento plato de 60 mm de grosor fabricado en un material compuesto de alta densidad que combina resonancias minimizadas con gran masa para, respectivamente, ganar en neutralidad acústica y disponer de la inercia necesaria que la rotación sea lo más estable posible. La guinda de esta sección clave del Transrotor lo pone un motor de precisión ultrasilencioso montado en un bloque independiente que se encarga de mover la correa de muy alta calidad responsable de la rotación del plato. A esto se suma un brazo hecho a medida siguiendo instrucciones de Transrotor (modelo 800-S) para que se adapte como anillo al dedo a las características del Dark Star Reference. También vale la pena destacar el prensador del disco, francamente útil y, por supuesto, pensado para que su empleo –lo recomendamos- no afecte lo más mínimo a la velocidad de rotación.

 

Una presencia sonora líquida, absolutamente formidable

Para escuchar el Dark Star Reference nos decidimos finalmente por uno de los increíblemente versátiles y musicales previos de fono de Box Design (Pro-Ject), concretamente el Phono Box RS, acompañado por un preamplificador Primare PE60, una etapa de potencia estereofónica Primare A60 y una pareja de cajas acústicas Sonus Faber Venere S.

En cuanto a la cápsula, elegimos la soberbia Van den Hul The Frog de salida baja (0’65 mm). El cableado, Van den Hul en su totalidad.
Con todo en su punto y realizados los ajustes pertinentes, el Dark Star da la impresión de tener más y más “impulso” a medida que aumentamos nuestro nivel exigencia. Es fabulosamente preciso, cálido y dinámico, con unos graves magníficamente definidos, generosos y controlados y unas voces que rozan la perfección; sí, la perfección. Más previsible, aunque no por ello menos loable, nos parece la deslumbrante transparencia de la zona alta, de ejecución impecable en instrumentos tan diferentes como son los violines de las composiciones clásicas y los sintetizadores de la música electrónica. Además, acompañada de una apertura escénica sensacional con las grandes masas corales (el “Mesías” de Haendel es un ejemplo perfecto). La perspectiva espacial del sonido, por lo menos en la sala de escucha que utilizamos, es también impresionante,  mientras que la inmunidad frente a las vibraciones que proporciona la combinación formada por el diseño de base del conjunto y la elevada masa del mismo hace que el ruido de fondo sea muy bajo y, por tanto, que aumenten tanto la relación señal/ruido como la dinámica. Asimismo, y ya para terminar, sobra decir que mediante el cambio de la cápsula fonocaptora, el brazo o ambos es posible afinar el Dark Star Reference para que proporcione diferentes estéticas sonoras y se adapte a los gustos particulares de cada usuario. Por lo demás, estamos ante una fuente analógica de lujo que hará feliz a quien decida incorporarla en su equipo de Alta Fidelidad.  Más información >>>>>>