Tannoy Revolution XT 6F

6 de Abril de 2015 Sarte

Tannoy se reinventa a sí misma

En el presente blog, analizamos un producto imponente por la frescura de sus aportaciones técnicas, aportaciones que se traducen en un sonido ágil, vistoso y extraordinariamente espacioso, capaz de revolucionar la escucha de todo tipo de contenidos en sistemas de precio comedido. Digna de su nombre, la Revolution XT 6F es una columna en la que innovaciones radicales de conceptos exclusivos de una  leyenda como es Tannoy, demuestran que la excelencia sonora asequible es una realidad muy viva. Y, por encima de todo, que tecnologías complejas como el sistema Dual Concentric no sólo funcionan, sino que conservan intactas su capacidad de seducción.

 

La revolución tranquila
de una tecnología con un éxito sin precedentes

Parece un tópico alabar el trabajo de una empresa que lleva nueve décadas en la cima del audio doméstico y profesional, pero es que, en el caso de Tannoy, hay razones fundadas y muy potentes para hacerlo. Se trata de una marca que ha mantenido siempre una coherencia en lo conceptual y lo técnico con muy pocos precedentes en un mercado tan competitivo como el de las cajas acústicas. Lo avala una gama de productos tan extensa, como bien pensada, que cubre desde modelos muy económicos (aunque siempre altamente musicales e impecablemente construidos) hasta referencias absolutas que, en países como Japón, son casi objetos de culto. En consecuencia, más de uno podría pensar que en Tannoy reina una merecida autocomplacencia pero, no, no es así: las exigencias del mercado cambian y los consumidores y la competencia aprietan, lo que obliga a mantener siempre las espadas en alto. Una necesidad que, en el caso de la célebre marca británica (en su momento se llegó incluso a utilizar la palabra “tannoy” como sinónimo de altavoz), se ha convertido en virtud, ya que han sabido aprovechar magistralmente las ventajas competitivas derivadas de soluciones tecnológicas tan visionarias en su momento, que llevan décadas demostrando su validez. Es el caso del sistema de altavoces coaxial Dual Concentric, un dispositivo único, cuya ejecución requiere unos elevados niveles de ingeniería, pero que Tannoy ha conseguido ir aplicando, en diferentes declinaciones, a la inmensa mayoría de sus gamas de cajas acústicas para aplicaciones domésticas y profesionales. Pero con la nueva gama de cajas Revolution XT, la palabra “declinación” adquiere un significado más profundo al convertirse literalmente en “revolución”, porque, por primera vez en muchos años, el Dual Concentric ha dado un salto cuántico para reforzar aún más su potencial. Y si decimos “salto cuántico” es porque en el citado componente se han introducido mucho más que simples cambios “cosméticos”: se han reevaluado a fondo ideas clave para obtener mejoras sustanciales en materia de definición, dinámica y dimensionalidad. Todo ello, insistimos, en una familia de cajas acústicas nada elitista.

 

Un sistema de tres vías que encaja en todo tipo de conjuntos

Hay que apuntar que la gama Revolution XT aporta más que la inclusión de un sistema Dual Concentric completamente renovado, sino también la de un sistema de cavidades optimizado para maximizar la respuesta en graves a partir de un recinto de dimensiones muy compactas. Y así llegamos a la Revolution XT 6F, columna básica de la citada serie que se sitúa a caballo entre el monitor compacto Revolution XT 6 y la más opulenta, aunque igualmente estilizada, columna Revolution XT 8F.
Es la XT 6F una esbelta caja acústica de corte tradicional con un sugerente toque moderno y recinto de perfil trapezoidal (para evitar paneles paralelos), que ha sido diseñada para formar parte de un equipo estereofónico de altas prestaciones o para reproducir los canales principales en un sistema de Cine en Casa de alta calidad,  instalado en salas de dimensiones entre medianas y grandes. Desde el punto de vista tecnológico, la Revolution XT 6F incorpora varios desarrollos muy novedosos que la convierten en un producto extremadamente competitivo. El más significativo es, como decíamos anteriormente, lo que sus creadores consideran la más profunda remodelación del sistema de altavoces coaxial Dual Concentric de Tannoy en su más de medio siglo de existencia: el Omnimagnet Dual Concentric, que mantiene la coherencia espacial de su predecesor aportando sensibles mejoras en la suavidad de los timbres y en la capacidad para generar imágenes sonoras extraordinariamente realistas. Esta reinterpretación del personalísimo concepto de fuente sonora puntual de Tannoy combina un nuevo diafragma y una nueva guía de ondas en la sección de agudos con un único imán que excita simultáneamente las bobinas móviles de las secciones de agudos y graves.

Por otro lado, la cúpula del transductor de agudos tiene ahora una forma toroidal (como un “donut”), que le permite situarse en una posición más adelantada dentro del sistema coaxial, mientras que un modificador de fase en forma de ojiva  situado frente al diafragma, contribuye a acortar el trayecto recorrido por las señales emitidas. Los ingenieros de Tannoy destacan que esta nueva guía de onda, bautizada con el nombre Torus Ogive, exhibe un comportamiento más agresivo que el de su predecesora Tulip, siendo el resultado una mayor coherencia de la fase entre las secciones de agudos y de graves del transductor. ¿El resultado? Una definición y una calidez superiores tanto en estéreo, como en multicanal. A su vez, la mayor y más uniforme dispersión del Omnimagnet Dual Concentric tiene un efecto especialmente positivo en la imagen sonora, lo que, junto con la citada mejora de la coherencia de la fase, garantiza un sonido abierto y natural. En lo que concierne a la sección de medios/graves, el uso de un cono menos profundo, combinado con un sistema bass-reflex de doble cavidad acoplada y puerto de emisión inferior, permite mejorar aún más la suavidad de medios y graves manteniendo una capacidad dinámica excepcional. Y, ya para finalizar, la inclusión de un altavoz de graves de 150 mm de diámetro posibilita la  extensión de la reproducción de las frecuencias más bajas y el incremento de la capacidad dinámica sea cual sea el nivel de volumen. Y es que los números de la Revolution XT 6F hablan por sí solos, porque con un recinto de sólo 272 mm de anchura y una “huella” muy pequeña (272x317 mm), es posible reproducir con autoridad frecuencias del orden de 40 Hz. Todo ello con una impedancia nominal de 8 ohmios y una sensibilidad de 80 dB, detalles nada superfluos a la hora de seleccionar el amplificador asociado. En definitiva, una caja acústica bonita, bien diseñada y equipada, que puede aportar mucho. Y, por supuesto, lo hace.

 

Un sonido fresco, abierto y rebosante de vitalidad

Tannoy sugiere para la Revolution XT 6F un amplificador de potencia comprendida entre 25 y 150 vatios continuos, lo que da margen para un abanico de opciones muy amplio. Nosotros optamos por el modelo I32 de Primare con tarjeta multimedia MM30 incluida, acompañado del previo de fono R32 de la misma marca, aunque el PM7005 de Marantz, por ejemplo, también podría haber servido perfectamente. Como fuente analógica elegimos el giradiscos 2Xperience SB DC de Pro-Ject, mientras que para las conexiones confiamos una vez más en la habitual solvencia de Van den Hul.

Tanto con contenidos digitales ,como con vinilos, los resultados no se hacen esperar: la presencia de los nuevos transductores Dual Concentric aporta una mejora indiscutible en la restitución de las zonas media y alta, no sólo en términos espaciales, sino también tímbricos, como consecuencia de la elevada calidad de los dispositivos empleados. Se incrementa la sensación de amplitud del espacio sonoro recreado y, a la postre, también la confortabilidad del sonido. El uso de la nueva guía de onda Torus Ojive, por su parte, cumple su misión contribuyendo eficazmente a reforzar la capacidad de la Revolution XT 6F para analizar las microinformaciones contenidas en el mensaje sonoro y mejorar la dispersión de agudos y extremo agudo. Por su parte, la combinación de emisión réflex inferior, base de sustentación, sistema de cavidades internas afinadas y altavoz de graves con cono de alta rigidez, hace que la respuesta en graves se afiance tanto términos de control, como de extensión. A la vista de los resultados obtenidos –que consideramos extrapolables al Cine en Casa- estamos convencidos de que Tannoy ha introducido con brillantez, en su gama Revolution, una “reforma” fundamental que, a la vista de los resultados, era casi necesaria. Ganan los consumidores, que con la Revolution XT 6F se benefician del carácter único de un sistema de altavoces que continúa sorprendiendo por sus prestaciones y musicalidad. más información>>

 

Fabricantes: