Tannoy Autograph Mini-OW a prueba

18 de Junio de 2019 ada

A simple vista puede parecer el capricho de un ingeniero brillante, pero cuando se le dedica un poco de tiempo para analizarla en profundidad la conclusión es que estamos ante una pequeña obra de arte de la ingeniería acústica. Porque la Autograph Mini-OW es uno de esos ejercicios de estilo que sólo se pueden permitir marcas que llevan mucho tiempo creando productos para satisfacer las más altas expectativas, y además tanto en el ámbito del sonido doméstico como el profesional.

Preciosa, con el inconfundible toque aristocrático que caracteriza a los modelos de la gama Prestige de Tannoy, esta réplica en miniatura completamente puesta al día de uno de los modelos más celebrados de la marca, es toda una lección de saber hacer.

 

El irresistible atractivo de lo que perdura

Por las instalaciones de nuestra empresa han pasado montones de productos a lo largo de muchos años. Productos en algunos casos simplemente correctos, en otros buenos/muy buenos y en otros francamente excepcionales, extraordinarios. Productos relacionados con el sonido y la imagen, por supuesto, siendo los primeros los que más margen ofrecen a sus creadores a la hora de dotarlos de elementos singulares que marquen la diferencia. Decimos esto porque a ningún amante del Cine en Casa, por muy romántico y purista que sea, se le ocurriría pedirnos un videoproyector de hace 10 años para completar su equipo, mientras que, por el contrario, es posible que el sueño de más de un melómano entusiasta sea hacerse con tal o cual amplificador y/o caja acústica comercializado cuatro décadas atrás, por ejemplo.

De ahí que haya marcas que de vez en cuando, a menudo estimuladas por peticiones de usuarios fieles y agradecidos, decidan poner al día, aunque respetando escrupulosamente el diseño de base, realizaciones especialmente emblemáticas que, por otro lado, refuerzan su prestigio.

 

Tannoy Prestige: atemporalidad en su máxima expresión

Pocas son las marcas que se pueden permitir el lujo a lo que nos acabamos de referir. De entrada porque deben ser realmente veteranas, mantenerse en la cúspide y exhibir un nivel de tecnología y de innovación que les permita alternar lo clásico y lo moderno sin que dé la impresión de que se han quedado sin ideas. Tannoy es una de ellas, y los modelos de su gama Prestige la expresión suprema de la pasión por lo que dura toda la vida sin renunciar por ello a dotarlo de los últimos avances. Se trata de una combinación delicada que exige mucha mano izquierda si de verdad se desea impresionar a todos los niveles, empezando, por supuesto, por la calidad sonora. 

La diminuta Autograph Mini-OW es la expresión más reciente de esta filosofía y, como siempre, impresiona.

 

Redefiniendo un superclásico en cajas acústicas

Antes de entrar en materia, es importante saber que la gama Prestige constituye un mundo aparte dentro del amplio espectro de productos que configuran la oferta de Tannoy, sin duda el más veterano de los fabricantes de cajas acústicas de alta calidad británicos, incluso del mundo. Formada por productos exclusivos que concentran lo mejor del saber hacer de la marca en diseño, materiales e ingeniería, la citada gama, a la que se añaden nuevos modelos muy de vez en cuando, goza de un “status” de auténtica leyenda en mercados tan exigentes como el japonés, lo que permite hacerse una idea del nivel de compromiso con el que estamos tratando.

Versión actualizada de la celebrada Autograph Mini, comercializada en el año 2006 y a su vez una fiel recreación en miniatura del legendario modelo Autograph, la Autograph Mini-OW es una caja acústica bass-reflex que refina todavía más el combinado de estética y soluciones técnicas de su predecesora, con el fin de ofrecer una opción de auténtico lujo para llenar con un sonido cálido y detallado espacios domésticos de pequeño tamaño.

 

Tecnología: la flor y la nata de Tannoy

Que las dimensiones de la nueva Tannoy sean muy comedidas no impide que la tecnología que la ha hecho posible sea todo un compendio de algunos de los logros más brillantes incorporados por la firma británica a sus cajas acústicas más emblemáticas. Es el caso del sistema de altavoces coaxial “Dual Concentric”, una de las principales señas de identidad de Tannoy, que en la Autograph Mini-OW se presenta en una increíble versión miniaturizada que combina una sección de medios/graves con un cono de pasta de papel tratada, de 102 mm de diámetro, y una sección de agudos que utiliza un diafragma de titanio de 19 mm.

Gracias a un diseño muy cuidado, este sistema permite soportar potencias de pico de hasta 200 vatios, todo ello con la minuciosa presentación espacial que caracteriza a las configuraciones coaxiales –que permiten simular una fuente sonora puntual muy precisa- y que en este caso es potenciada en términos de dispersión por la exclusiva guía de onda Tulip que acompaña al tweeter.

 

Construcción artesanal e individualizada en Reino Unido

Como corresponde a un producto englobado en la gama Prestige de Tannoy, la Autograph Mini-OW está construida en madera de abedul contrachapada de alta densidad y chapas de madera noble, y terminada completamente a mano. Y, por supuesto, en el interior del recinto encontramos un filtro divisor de frecuencias ejecutado con componentes de muy alta calidad hechos a medida para Tannoy unidos entre sí con cables de alta conductividad y baja resistencia interna.

Gracias a ello, se consigue una integración óptima de los altavoces que constituyen el sistema coaxial “Dual Concentric” y, como hemos podido ver en la práctica, un sonido muy preciso y, por encima de todo, extraordinariamente cálido y espacioso.

 

El sonido: naturalidad Tannoy en su máxima expresión

Por lógica, la Autograph Mini-OW debe escucharse en espacios pequeños, aunque bien atacada para compensar su baja sensibilidad (85 dB/W/m), a su vez sinónimo de distorsión mínima. Habrá que tener también en cuenta el nivel de volumen con el que la queramos hacer funcionar, ya que si no vamos a ser muy exigentes en este sentido, siempre se puede utilizar una electrónica a válvulas de baja potencia. En nuestro caso,  optamos por curarnos en salud y utilizar un amplificador integrado estereofónico PM-14S1 SE y un reproductor digital SA-14S1 SE, ambos de Marantz, estando el conjunto interconectado con los siempre efectivos Transparent Super de 5ª GeneraciónPara una escucha relajada de la minúscula Tannoy es importante cuidar el rodaje, porque la suspensión del altavoz de medios/graves del sistema “Dual Concentric” es particularmente dura en el momento de desprecintarla.

Una vez atendida esta imprescindible precaución, la Autograph Mini-OW fascina por la lucidez de su sonido, que, lejos de ser una versión en miniatura del proporcionado por una caja acústica de formato convencional, posee una fuerte personalidad en términos de definición, equilibrio tonal y presentación espacial. En definitiva, un sonido genuinamente High End que encontrará su lugar en los espacios vitales más íntimos de los auténticos entusiastas de la música.

 

Fabricantes: