Salas de cine a medida y acústica: los retos a tener en cuenta

24 de Diciembre de 2019 ada

Los entusiastas del cine que pueden permitirse el lujo de tener en su propia casa una sala dedicada para ver sus películas favoritas no deben perder nunca de vista que para que tal sala pueda competir con una de tipo profesional la componente acústica debe recibir la máxima atención.

Puesto que cada estancia es un mundo como consecuencia de su tamaño y su geometría, el tratamiento de la misma para que cualquier película pueda ser reproducida con realismo será lo que a la postre –dando por supuesto que la configuración de audio y de vídeo ha sido correctamente diseñada- marque la diferencia. Es por ello que en las líneas que siguen hemos resumido los que la mayoría de expertos cualificados consideran los desafíos acústicos más importantes a la hora de llevar a buen puerto el diseño de una sala de cine a medida en su hogar.

Buscando inteligibilidad, neutralidad y gestión del extremo grave

De entrada, el propietario de una sala de cine doméstica debería ser capaz de oír claramente lo que ha sido grabado con una influencia mínima de fuentes externas, incluyéndose entre las mismas la acústica de la sala, el ruido procedente de fuentes metálicas y el ruido de fuentes localizadas en los espacios adyacentes de dicha sala. Además, el ruido generado en el interior de la sala de cine no debería ser una fuente de molestias para receptores potencialmente sensibles del mismo situados en los alrededores.

Para lograr esto, tres son los desafíos acústicos que uno debería resolver. En primer lugar, habría que diseñar un tratamiento acústico destinado a controlar el tiempo de reverberación de la sala y evitar defectos acústicos tales como ecos, vibraciones, resonancias de sala, etc. En segundo lugar, habría que mejorar el aislamiento sonoro entre la sala de cine y los espacios adyacentes. Y en tercer y último lugar, habría que limitar los niveles de ruido de fondo internos controlando el ruido procedente de fuentes mecánicas. En otro orden de cosas, otro reto fundamental en la inmensa mayoría de salas de cine domésticas es la correcta reproducción del extremo grave al desempeñar esta zona del espectro un rol enorme en una experiencia en la que no sólo cuenta el sonido sino también lo físico

¿Qué impacto tiene el ambiente del cine en la calidad sonora?

Lógicamente, el ambiente de la sala de cine tiene un impacto brutal en la calidad sonora que seremos capaces de lograr. Las salas más pequeñas tendrán problemas más importantes que las de mayores dimensiones a la hora de acomodar contenidos de baja frecuencia.

Los elementos empleados en la construcción de la sala determinarán el grado de aislamiento sonoro que podremos ser capaces de lograr entre nuestro cine y los espacios adyacentes, mientras que los acabados de la sala determinarán el tiempo de reverberación de la misma. Por lo demás, los muebles ayudarán casi siempre añadiendo absorción a la sala y reduciendo algunos elementos que puedan hacer que sea excesivamente “viva”, otra razón por la que resulta fácil amortiguarla en exceso.

¿Qué otros elementos relacionados con el ruido pueden ser un problema?

Una cosa es el tratamiento acústico y otra el aislamiento acústico, pero ambos desempeñan papeles esenciales en la calidad de la sala de cine. Uno puede tener el mejor tratamiento acústico en una sala con el resultado de la experiencia más sensacional posible cuando todo está muy tranquilo, pero si las superficies están insuficientemente aisladas incluso el más pequeño de los ruidos externos las atravesará y perturbará su experiencia sonora perfecta.

Esta es la razón por la que es crucial aislar la sala correctamente de fuentes de ruido externas, tanto si proceden de otras salas como del equipo que hay en el interior de la misma. Un problema muy común en el ámbito del ruido es la vibración de paredes, asientos, muebles… en definitiva, de cualquier cosa que pueda moverse. Los niveles de energía asociados a las frecuencias bajas de alta intensidad son considerablemente altos. ¡De hecho, si uno los puede sentir, imagínense la cantidad de energía transferida a las superficies de la sala!

¿Cómo tratar estos problemas en el ámbito de la integración de sistemas?

En primer lugar, siempre habría que consultar a un experto cualificado a la hora de iniciar un determinado proyecto, porque es posible que haya problemas con la estructura existente que puedan ser corregidos y prevenidos antes de iniciar cualquier otra instalación, tanto a la hora de determinar modos de sala problemáticos como problemas estructurales tales como la vibración o el traqueteo.

Si hay necesidad de incrementar el aislamiento de la sala, ello debería tener la máxima prioridad en nuestra agenda. A continuación, siempre es recomendable colocar todas las fuentes de ruido que necesitemos en un compartimento adyacente aislado.

¿Puede ser útil el tratamiento acústico fuera de la sala de cine?

Dada la cantidad de tiempo que pasamos en nuestros hogares, parece lógico pensar que con el tiempo se conviertan en algo más que cajas funcionales en las que vivimos. Nuestra casa enfatiza quienes somos, reflejando nuestra vida, nuestro estilo y nuestros gustos. Tener la cantidad de absorción sonora en el hogar contribuirá a conseguir un espacio más relajante, un lugar mejor en el que pasar nuestros momentos de ocio y, por encima de todo, un ambiente más saludable en el que vivir. Hasta ahora eran pocas las soluciones en acústica, de absorción de sonido, adecuadas para residencias privadas.

Realizar la elección correcta de los acabados de las superficies y los materiales utilizados en toda la casa permitirá tener a nuestra disposición la anhelada combinación de diseño moderno y un espacio vital confortable con una buena acústica.
Por lo demás, espacios públicos como tiendas, restaurantes y bares pueden beneficiarse realmente del tratamiento acústico porque puede hacer que la totalidad del ambiente sea mucho más confortable. Incluso las oficinas y los hospitales, donde es posible que uno quiera niveles de ruido más bajos y una mayor privacidad entre compartimentos, pueden beneficiarse de un tratamiento acústico adecuado.

Fabricantes: