Rotel CD11 Tribute + A11 Tribute
Rotel CD11 Tribute y A11 Tribute a prueba
Fecha 1 Septiembre 2022 Autor ada Tags Rotel

La fantástica combinación que protagoniza el presente Blog demuestra cómo el todo supera la suma de las partes también en ese High End al alcance de todos del que la veterana firma japonesa Rotel es uno de sus exponentes más distinguidos. Por si ello no fuese poco, hay en el amplificador integrado estereofónico con DAC A11 Tribute y el reproductor de discos compactos CD11 Tribute una componente emocional única que los hace muy especiales: el hecho de que en su diseño participara el antes citado Ken Ishiwata, genio reconocido en el arte de saber qué teclas tocar para convertir un producto muy bueno en uno extraordinario sin que ello apenas afecte al precio del mismo.

ken ishiwata

Así refleja esta relación excepcional, plasmada en la palabra “Tribute” que acompaña a ambos modelos, Daren Orth, Chief Technology Officier de Rotel: “Habiendo trabajado los dos en el sector del audio durante una cantidad de tiempo similar, con el paso de los años he coincidido con Ken, al igual que con la familia Tachikawa (fundadora y propietaria de Rotel), en Japón en los mismos círculos audiófilos. Ha habido siempre un respeto mutuo tanto por el talento de Ken como por la posición de Rotel en el mercado, así como un largo deseo de trabajar juntos. Pero la oportunidad nunca se producía hasta que finalmente llegó, motivo por el que todos los miembros del equipo de ingeniería de Rotel nos sentimos enormemente complacidos.”

 

“Tweaking” en audio: todo un arte que sólo unos pocos privilegiados dominan

Se trata de una palabra que resultará familiar a los audiófilos más empedernidos y un motivo de discusión recurrente en muchas publicaciones especializadas en audio High End. “Tweak” significa “ajustar” y, en el caso que nos ocupa, se materializa en una serie de trucos y estrategias encaminados a hacer que un determinado equipo suene mejor sin sustituir ninguno de sus componentes clave ni realizar inversiones sustanciales.

a11 + cd11 tribute rotel

En su manifestación más avanzada, el “tweaking” comporta el análisis exhaustivo de un determinado producto, como por ejemplo un amplificador integrado estereofónico, para evaluar qué componentes concretos del mismo son susceptibles de ser reemplazados por otros de precio similar de tal modo que se produzcan mejoras perceptibles en el sonido final. Esta operativa se hace más complicada a medida que desciende el precio del producto afectado, ya que cuando el presupuesto no importa siempre resulta muy fácil cambiar lo muy bueno por algo superior. Por lo tanto, para mejorar un producto de, pongamos por ejemplo 600 ó 700 euros correctamente diseñado, hay que dominar el tema de verdad, algo que está al alcance de unos pocos ingenieros que no sólo dominan la parte técnica, sino que tienen ese punto de “magia” fruto de una pasión desbordante por la música. Uno de estos ingenieros es el recordado Ken Ishiwata, fallecido a finales de 2019 y responsable directo de los dos productos que protagonizan el presente Blog.

 

CD11 Tribute+A11 Tribute: filosofía Rotel con la magia de Ken Ishiwata

Ken Ishiwata era poco menos que una leyenda viva de la Alta Fidelidad, como consecuencia de ese talento innato a la hora de diseñar y afinar componentes de audio al que nos acabamos de referir. Un talento siempre valorado por Rotel (icono donde los haya de lo que se conoce como High End asequible) que en 2019 decidió aprovechar para “ajustar” sus modelos A11 y CD11, productos ambos con los que Ken Ishiwata estaba familiarizado y que ya habían tenido un gran éxito y recibido múltiples galardones de renombre internacional. La inesperada desaparición de Ken Ishiwata hizo que la nuevas referencias fuesen acompañadas por la denominación “Tribute” a modo de homenaje a alguien que había dedicado toda su vida profesional a optimizar la reproducción de la música en el hogar.

rotel a11 tribute

Del amplificador integrado estereofónico con funcionalidad DAC A11 Tribute llama de inmediato la atención un generoso transformador toroidal diseñado y construido por Rotel en su moderna factoría de Shenzhen utilizando materiales de la máxima calidad. Un transformador que es el responsable último de que los 50 vatios continuos por canal en Clase AB sobre 8 ohmios que entrega lo sean “de verdad” y, por lo tanto, el A11 Tribute esté en condiciones de atacar con autoridad cajas acústicas ante las que se arrugarían diseños teóricamente más potentes. En lo que respecta a los cambios relacionados al modelo original, la realidad es que podría decirse que Ken Ishiwata se limitó a aplicar con su sensibilidad y perfeccionismo habituales la filosofía de base de Rotel, el Concepto de Diseño Equilibrado.

a 11 tribute

De ahí la incorporación de componentes seleccionados especialmente para ofrecer unas prestaciones superiores en todo el trayecto recorrido por la señal de audio. Así, en la etapa de amplificación de potencia se cambiaron un total de 10 condensadores y resistencias presentes en el citado trayecto, mientras que en lo que concierne a la sección de preamplificación se cambiaron 6 condensadores que representan el 50% de los componentes presentes en el trayecto recorrido por la señal de audio. También se sustituyeron los 6 condensadores de la etapa de control de volumen. Asimismo, se añadieron materiales absorbentes hechos a medida en el chasis, con el fin de reducir la sobreoscilación e incrementar aún más el nivel de aislamiento/absorción de posibles vibraciones presentes en el interior del aparato.

cd 11 tribute rotel

Por lo que respecta al complemento natural del A11 Tribute, es decir, el reproductor de discos compactos CD11 Tribute, se cambiaron 8 condensadores y la resistencia en la etapa de conversión D/A (DAC), mientras que en la fuente de alimentación se sustituyeron todos los condensadores presentes en la misma por modelos de calidad superior. También aquí se cuidó muy especialmente la absorción de vibraciones internas con la adición de material absorbente hecho a medida en la cubierta superior para eliminar vibraciones y sobreoscilaciones, habiéndose realizado asimismo cambios en la conexión a masa eléctrica y mecánica. Por lo demás, del modelo original se mantiene el mismo “chip” de conversión D/A (un diseño con tecnología de 24 bits/192 kHz firmado por la estadounidense Texas Instruments) como consecuencia de su contrastada calidad.

 

Un sonido fresco y dinámico desbordante de naturalidad

Probamos los Rotel Tribute en compañía de un giradiscos Pro-Ject Debut PRO y una pareja de cajas acústicas Sonus Faber Lumina III, estando todo el conjunto cableado por Pro-Ject (giradiscos) e In-Akustik (fuente digital y cajas acústicas). La verdad es que nos impresiona la expresividad del sistema, la naturalidad y autoridad de un sonido que refleja a la perfección el concepto de musicalidad.

sonus faber lumina iii

El A11 Tribute es una verdadera “máquina”, en el sentido de que sus 50 vatios continuos se multiplican a la hora de atacar las Lumina III sin que ello afecte lo más mínimo en el equilibrio tonal. Por su parte, el CD11 Tribute demuestra una vez más que el formato CD tiene aún mucho que decir si se tocan las “teclas” adecuadas, en este caso mediante una estrategia de diseño que permite limar esas asperezas (sobre todo en la zona media-alta del espectro) consustanciales a muchas grabaciones digitales. Magnífica igualmente la reproducción de discos de vinilo por cortesía de una sección de fono muy bien ejecutada, que minimiza el ruido de fondo y la distorsión maximizando a la vez la resolución. Son, en definitiva, los Rotel Tribute, dos electrónicas que marcan la diferencia por un precio extraordinariamente atractivo con el poderoso plus emocional de su vinculación a un personaje único.