Primare R15 a prueba

7 de Diciembre de 2020 ada

Descendiente directo del fenomenal R35, actual no va más de la escandinava Primare en preamplificadores de fono, el R15 viene a ser una versión escalada del mismo en tamaño, opciones de ajuste y precio, pero no en calidad constructiva ni de musicalidad, hasta el punto de que los apenas 1.000 euros que cuesta le permiten exhibir una relación calidad/precio poco menos que estratosférica.

De hecho, el R15 es mucho más que un buen previo de fono: es una cuidadísima electrónica dedicada en cuerpo y alma a hacer de interfaz genuinamente High End entre el conjunto giradiscos-brazo-cápsula y el tándem amplificador/cajas acústicas. Una dedicación que no ha dejado indiferente a la crítica especializada, hasta el punto de que la organización de publicaciones especializadas en electrónica de consumo más influyente del planeta (“Expert Imaging and Sound Association” o EISA) le ha concedido este año el galardón al mejor preamplificador de fono.

 

Cápsulas fonocaptoras y niveles de salida

Recordemos que las cápsulas fonocaptoras, conocidas también como cápsulas a secas, se subdividen en dos categorías principales: los diseños de imán móvil (“Moving Magnet” o MM) y los diseños de bobina móvil (“Moving Coil” o MC). En los modelos de imán móvil, que vieron la luz por vez primera en 1958 con el modelo M7D de Shure, un imán de forma cilíndrica se sitúa entre las piezas polares de cuatro bobinas dispuestas en cruz, una configuración de la que existen diversas variantes propuestas por otros fabricantes. Por su parte, la cápsula de bobina móvil (basada en una patente de la danesa Ortofon que data de finales de los años 50) utiliza cuatro bobinas dispuestas en cruz montadas sobre una bobina sumergida en el entrehierro de un circuito magnético, existiendo aquí también numerosas variantes, tanto a nivel del circuito magnético (que puede ser simétrico o asimétrico) como de las bobinas transductoras.

Desde el punto de vista práctico, uno de los parámetros fundamentales de una cápsula fonocaptora es el nivel de la señal eléctrica presente en su salida, cuyo valor determinará en gran parte las características de la electrónica que viene inmediatamente después (el preamplificador o etapa de fono, por ejemplo). Así, el nivel de salida medio de las cápsulas de imán móvil se sitúa entre 2 y 5 mV (1 kHz/5 cm/s) para una carga de entrada óptima, que a menudo es de 47 kohmios. El de las cápsulas de bobina móvil es mucho más bajo (0’2 a 0’4 mV/1 kHz/5 cm/s), situándose la carga óptima entre 1 y 40 ohmios. Observen que estamos hablando de amplitudes muy bajas –extremadamente bajas en el caso de las cápsulas MC de baja salida- y por tanto de señales muy delicadas que, por pura lógica, son particularmente sensibles a un amplio espectro de ruidos e interferencias. En consecuencia, su correcto tratamiento exige disponer de una electrónica en consonancia –poco ruidosa y con amplias posibilidades de ajuste- de la que dependerá en grandísima medida la calidad sonora final.

Dicha electrónica puede bien estar integrada en una circuitería dedicada dentro de un preamplificador o amplificador integrado, bien estar ubicada en un recinto separado con su propia fuente de alimentación. En este último caso hablamos de un preamplificador o previo de fono, lo que nos lleva directamente al protagonista del presente Blog.

 

Primare R15: minimalismo bien entendido en su máxima expresión

Como decíamos al principio de todo, el Primare R15 ha sido elegido este año “Mejor Preamplificador de Fono 2020-2021” por la “Expert Imaging and Sound Association”, una organización de la que forman parte revistas físicas y online de países tan dispares como Alemania, India, Japón, Rusia y Canadá, que realza el valor de sus decisiones. En el caso del R15, el jurado que le otorgó el mencionado galardón justificó su decisión con las siguientes palabras: “Presentado en una compacta caja de sólo de 35 cm de ancho, el preamplificador de fono R15 de Primare ofrece dos niveles de ganancia tanto para cápsulas de imán móvil (MM) como de bobina móvil (MC), con ajustes adicionales de impedancia y capacitancia para optimizar la carga de la cápsula que se esté utilizando. Construido con el mismo cuidado que la marca aporta a sus amplificadores, su diseño de bajo ruido está basado en el del previo de fono de referencia R35, a la vez que su sonido es la familiar mezcla “Primare” de peso y sustancia aliada al detalle y la resolución. Es la interfaz ideal entre un giradiscos de alta calidad y la entrada de línea de nuestro amplificador.”

La condición del R15 como preamplificador de fono básico de Primare no le impide ser una exquisita electrónica que ha sido concebida para optimizar la adaptación entre la señal procedente de una cápsula de bobina móvil (MC) o imán móvil (MM) y las entradas de línea de cualquier amplificador integrado o preamplificador. Del diseño circuital del aparato hay que resaltar la obsesión de sus creadores para que los componentes utilizados (todos ellos de muy alta calidad, destacando en este sentido el transformador de alimentación toroidal encapsulado para minimizar la radiación magnética parásita) trabajen entre sí de manera armoniosa, habiéndose aislado los más sensibles en términos de señal para obtener unas prestaciones superiores y en consecuencia un sonido más limpio y natural. Como consecuencia de ello, el R15 posee la ganancia suficiente para amplificar con una distorsión inapreciable la señal procedente de prácticamente cualquier cápsula fonocaptora disponible en el mercado, a lo que se suma una generosa dotación de ajustes de la impedancia de entrada para optimizar la adaptación a la misma.

Concretando un poco más, en lo que concierne a la ganancia, se dispone de dos ajustes para cápsulas MM (40 y 45 dB) y otros dos para sus homólogas MC (60 y 65 dB), mientras que para la impedancia de entrada tenemos 2 pasos de ajuste para cápsulas MM y 6 para cápsulas MC. Todo ello se completa con ajuste para un parámetro que no por menos conocido deja de ser relevante: la capacitancia de carga, para la que se dispone de 4 pasos de ajuste con cápsulas MM y 2 pasos de ajuste con cápsulas MC.

 

Definición, dinámica y riqueza tonal sobresalientes

La paleta de ajustes ofrecida por el R15 da realmente para mucho, por lo que decidimos probarlo con un giradiscos Pro-Ject The Classic EVO equipado con una cápsula fonocaptora Ortofon MC Quintet Bronze (nivel de salida de 0’3 mV). Como electrónica de amplificación optamos por el amplificador integrado estereofónico analógico puro I15 de la propia Primare y como cajas acústicas por las tan elegantes como musicales EVO4.3 de Wharfedale, estando todo interconectado por In-Akustik.


Sorprende del R15 la limpieza, la serenidad si quieren, extrema de su sonido, un sonido en el que la pauta viene marcada por una transparencia y un equilibrio tonal absolutamente impecables sin que ello le reste ni un ápice de vitalidad. La zona baja del espectro es tan generosa en lo cuantitativo como bien estructurada en lo cualitativo, mientras que las zonas media y alta son sencillamente sublimes gracias a un ruido de fondo perfectamente asimilable al de preamplificadores de fono mucho más caros. No cabe la menor duda de que con el R15 Primare ha demostrado su maestría para poner unas prestaciones objetivas y subjetivas de auténtico High End al alcance de muchos. 

 

Fabricantes:
WhatsAppWhatsApp