Primaluna Evo 100 Tube DAC a prueba

20 de Noviembre de 2019 ada

La holandesa PrimaLuna se ha construido a pulso una sólida reputación por la extraordinaria musicalidad y relación calidad/precio de sus electrónicas estereofónicas. Una reputación cimentada en el uso de exclusivo de válvulas de vacío combinadas con topologías circuitales altamente imaginativas, todo ello en el contexto de una fabricación completamente artesanal siguiendo los preceptos audiófilos más tradicionalistas en la que el uso de componentes seleccionados de muy alta calidad tiene una influencia directa en el sonido final.

Integrado en la nueva gama EVO de PrimaLuna, el procesador digital de audio EVO 100 Tube DAC lleva un paso más allá el carácter inquieto de la marca holandesa, al ser el primer componente de su clase que incorpora una muy especial válvula de vacío nada menos que ¡en su reloj de sincronismo! para expandir el concepto de musicalidad en audio digital.

 

Recetario clásico con guiños a la originalidad y la modernidad

El análisis de un amplio repertorio de fuentes digitales de audio, desde reproductores de CD/DVD/BD integrados a mecánicas de transporte separadas para los citados formatos, reproductores de música en red y procesadores digitales de audio –hablamos en muchos casos de los mejores productos de sus respectivas categorías disponibles en el mercado mundial- nos ha permitido llegar a la conclusión de que en el universo digital la calidad sonora la marca en buena parte lo analógico. Nos referimos a la circuitería de salida analógica, a la fuente de alimentación –que debe ser lo menos ruidosa posible para que la alta resolución haga honor a su nombre- y, si procede, al bloque de transporte. Todo ello sin menoscabo de los elementos más genuinamente digitales, empezando por los convertidores D/A y terminando por la preceptiva circuitería de filtrado.

Debidamente “agitado”, lo que acabamos de decir tiene como resultado una personalidad sonora característica que hará que una fuente equipada con los mismos “chips” de conversión D/A que otra de precio inferior proporcione un sonido distinto que podrá gustar más o menos. Pero hay, en la esfera de lo digital, otro subsistema que con el tiempo ha demostrado ser capaz de aportar mejoras cuando el resto del conjunto está lo suficientemente bien diseñado para no aceptar ningún cambio más: el reloj de sincronismo, responsable último de que todos los circuitos digitales “marquen el paso” a la perfección.

 

PrimaLuna: un recetario clásico con altas dosis de originalidad

Le ha llevado su tiempo ponerla a punto a los ingenieros de PrimaLuna, pero lo cierto es que su nueva gama de amplificadores integrados estereofónicos EVO deslumbra por la honestidad de su enfoque y la brillantez de las soluciones empleadas, sobre todo en lo que concierne a astucias circuitales, puesto que la obsesión de la firma holandesa por el uso de componentes de grado audiófilo y el montaje artesanal le viene de lejos. Pues bien: el EVO 100 Tube DAC, único procesador digital de audio de la gama en cuestión, riza el rizo en materia de originalidad conceptual gracias a esa innovación sin precedentes que adelantábamos el principio: el uso de una válvula de vacío nada menos que en el crítico reloj de sincronismo.

Pero vayamos por pasos: equipado con una topología doble monofónica y una fuente de alimentación con rectificación a válvulas, a la vez que ejecutado con componentes discretos de muy alta calidad, como por ejemplo condensadores de polipropileno y transformadores de aislamiento hechos a medida, este procesador digital de audio a válvulas (incluye un total de seis: dos 12AX7, dos 12AU7 y dos 5AR4) incorpora también soluciones tan efectivas como el célebre AC Offset Killer, un esquema utilizado asimismo en los antes mencionados amplificadores EVO, cuyo cometido es minimizar el ruido del transformador de alimentación y realzar de este modo la sensación de espacio y las texturas de cada grabación.

 

La clave: un pequeño mini-triodo en el reloj de sincronismo

Pero el EVO 100 Tube DAC brilla especialmente por una solución de ingeniería absolutamente única: el uso del primer reloj de sincronismo equipado con válvulas de vacío, de nombre SuperTubeClock y cuya esencia es la sustitución del oscilador de estado sólido habitualmente utilizado en un DAC por una válvula de vacío, concretamente un triodo de bajo ruido en miniatura de origen ruso diseñado específicamente para su empleo en osciladores. La elección de un triodo es fácil de entender por cuanto se trata de un dispositivo inherentemente poco ruidoso y, si se utiliza del modo apropiado, extremadamente lineal, lo que significa que la frecuencia de oscilación que produce es muy pura y limpia. En concreto, el ruido en las bandas laterales, desde 10 Hz hasta 100 kHz en cada lado de la frecuencia de oscilación, es extraordinariamente bajo, lo que tiene consecuencias directas en el sonido final.

Por lo demás, señalemos que el EVO 100 Tube DAC incluye un convertidor D/A y un convertidor de frecuencias de muestreo de alta precisión firmados por la estadounidense Burr-Brown, así como entradas digitales en los formatos coaxial, óptico, AES/EBU y USB (compatible DSD hasta DSD128).  Como resultado de todo lo que acabamos de decir, los ingenieros de PrimaLuna han logrado producir una señal de reloj de frecuencia muy estable y reducir de manera significativa el ruido y el “jitter”, siendo el resultado una mejora en la capacidad para restituir microinformaciones y transitorios, lo que a su vez permite mejorar la gama dinámica y, en definitiva, la musicalidad global.

 

Un sonido relajado y pletórico de naturalidad

Probamos el EVO 100 Tube AC con un amplificador integrado estereofónico EVO 300 de PrimaLuna y una pareja de cajas acústicas Sonus Faber Electa Amator III montadas sobre su lujoso soporte de suelo Carrara Stand. En cuanto a las conexiones, las confiamos al modelo Super de 5ª Generación de Transparent. Escuchamos un amplio repertorio de contenidos que van desde descargas almacenadas en un ordenador hasta CD’s, y lo cierto es que la calidez aportada por el PrimaLuna –con el preceptivo par de horas de precalentamiento- impacta de lleno por su contundencia.

¿Qué queremos decir con ello? Pues que a la lógica musicalidad que se le supone a un producto diseñado y construido con el cuidado de los PrimaLuna hay que añadir un “plus” harto perceptible que marca la diferencia con autoridad. Los creadores del EVO 100 Tube DAC hablan mucho de dinámica y agilidad de la respuesta, pero nosotros queremos ir más allá y afirmar simple y llanamente que la presentación espacial y, sobre todo, la precisión tonal ofrecidas por esta increíble electrónica invita a redescubrir muchas grabaciones que creíamos conocer al dedillo. Y además, teniendo en cuenta que estamos hablando de audio High End del máximo nivel, por un precio francamente competitivo. Que nadie lo dude: estamos ante una auténtica revelación.

 

Fabricantes: