Nuevas Tannoy Eclipse Two

12 de Diciembre de 2015 Sarte

La excusa perfecta para dar el salto a la Alta Fidelidad

¿Es posible tener una caja acústica de tipo columna con prestaciones sonoras de auténtica Alta Fidelidad por un precio decididamente de ganga y manteniendo, además, unos estándares constructivos de gran nivel? Con su nueva serie Eclipse, la legendaria Tannoy da un sí rotundo por respuesta a esta pregunta. Y lo hace en la forma de una cautivadora caja acústica en la que los altavoces, montados en un esbelto recinto soportado por cuatro pies con puntas de desacoplo ajustables y gestionados por una circuitería de tintes puristas, ofrecen un sonido pletórico de vitalidad.

Así es la Eclipse Two, el modelo intermedio de una nueva familia de cajas acústicas creada por Tannoy para que las nuevas generaciones de amantes de la música descubran que hay vida más allá de los habitualmente mediocres equipos “todo en uno”. O, sencillamente, para que los melómanos de toda la vida tengan a su alcance un espléndido combinado de pegada y transparencia por un precio alucinante.

 

Economía de escala aplicada “con nota”

Quizá lo primero que habría que decir de las Tannoy Eclipse Two es que se ofrecen a unos 350€ la pareja. Esto significa que si delante de las palabras “Eclipse Two” no figurase “Tannoy”, no serían pocos los aficionados –entre ellos probablemente nosotros- que tendrían serias dudas sobre la capacidad de las cajas para ofrecer lo que en teoría se supone que deben ofrecer: reproducción sonora en Alta Fidelidad.

Dicho de otro modo, un sonido con unos agudos transparentes y no chillones, unos medios equilibrados y sin asperezas en su zona alta y unos graves bien contorneados y con pegada. Todo ello dándose además por supuesto que tal combinación se mantenga desde el nivel de volumen habitual en la música de ambiente hasta el que corresponde a la reproducción de una buena pieza de música electrónica o rock. Y si, además, tenemos esa dispersión que permite a las cajas acústicas crear una buena escena sonora delante del oyente, mucho mejor, aunque quizá esto ya suene a pedir peras al olmo… por lo menos en el nivel de precio en el que nos estamos moviendo. Pero, claro, esta “duda razonable” que nos acabamos de plantear lo es menos si en nuestro auxilio acuden la experiencia, el dominio de la tecnología y la capacidad industrial de un gigante del audio como Tannoy. A este respecto también nos gusta recordar de vez en cuando que la identificación de la marca británica con el sonido es tan intensa que en diccionarios de prestigio –el celebérrimo Collins sin ir más lejos- “tannoy” es sinónimo de altavoz. Resumiendo, pues, lo dicho hasta ahora, parece obvio que Tannoy ha conseguido una vez más pulverizar la barrera de la relación calidad/precio en cajas acústicas para todos los bolsillos.

En este caso, pensando casi en exclusiva en dos “parámetros” clave: alta musicalidad y elevada versatilidad por un lado y, por otro, hacer que tales cualidades sean lo suficientemente poderosas para llamar la atención de esas generaciones de usuarios formados en la era de Internet que, como mucho, escuchan su música favorita “enclaustrados” en unos auriculares. Pues bien, justo a esas nuevas generaciones de usuarios que buscan un equilibrio óptimo entre prestaciones y precio para disfrutar sus grabaciones musicales con pegada, calidez y precisión, está destinada la serie Eclipse de Tannoy. Una gama que ofrece una familia de cajas acústicas cuya sencillez conceptual y formal no desmerece en absoluto una calidad constructiva, unos acabados y una tecnología sin competencia entre las realizaciones de su categoría.
Formada por el monitor compacto de 2 vías Eclipse One y las columnas, también de 2 vías, Eclipse Two y Eclipse Three (en este caso con 2 woofers), la serie Eclipse destaca en primer lugar por incorporar altavoces de nueva generación, diseñados y construidos por Tannoy y que garantizan una gran coherencia tonal y espacial en la reproducción de todo tipo de grabaciones. Basada en el clásico diseño bass-reflex –con puerto posterior- la Eclipse Two monta un altavoz de agudos de nuevo diseño que combina una cúpula de fibras de poliéster entrelazadas de 28 mm de diámetro, y revestida por una capa absorbente de nitro-uretano, con un imán de neodimio. Una solución que asegura una restitución nítida, tonalmente equilibrada y enérgica de las frecuencias más altas del espectro, lo que a su vez permite una difusión perfectamente estructurada que aporta frescura y dimensión espacial al sonido. Por su parte, las frecuencias medias y bajas son confiadas a un transductor de nueva generación equipado con un cono de pasta de papel de 127 mm y revestido por una capa multifibra que permite obtener unos medios muy bien articulados y unos graves precisos, impactantes y controlados a pesar de las estilizadísimas dimensiones del recinto empleado.

A la flexibilidad de la Eclipse Two contribuye también una circuitería de filtrado concebida para uniformizar al máximo la curva de impedancia, cuyo valor nominal de 8 ohmios facilita al usuario la elección del amplificador de ataque. Del estilizado recinto de la Eclipse Two, cuyas comedidas dimensiones facilitan su integración en salas de dimensiones ya considerables, hay que señalar asimismo que pone su grano de arena en la notable capacidad de manejo de potencia de las Tannoy (hasta 90 vatios continuos). Hay también en las Eclipse Two un elemento especialmente digno de mención por cuanto les aporta atractivo en lo físico y mejoras palpables en la calidad de su sonido: los estilizados pies que la sustentan. Estos pies están terminados a su vez con cuatro puntas de desacoplo que logran una rápida evacuación de vibraciones que en otro caso, se “colarían” en los altavoces, y, a la vez, facilitan el aislamiento con la sala de escucha. Al respecto es importante señalar que sin los citados pies las diferencias en términos de control y nitidez de los graves pueden llegar a ser –para mal- notables.

 

Un sistema de altavoces bien resuelto y tremendamente efectivo

Unas cajas acústicas pensadas para entrar en el mundo de la Alta Fidelidad merecen una electrónica basada en su misma filosofía. ¿Y qué puede haber mejor al respecto que la fuente digital y el amplificador integrado “básicos” de Marantz? Así que dicho y hecho, por lo que a las Eclipse Two les “añadimos” un reproductor de discos compactos CD5005 y un amplificador integrado PM5005 de la icónica marca nipona, todo ello cableado por la alemana In-Akustik. A priori, podría parecer que la relativamente modesta sensibilidad de las Tannoy (88 dB) sería capaz de poner en dificultades a los 40 vatios continuos por canal sobre 8 ohmios del PM5005, aunque la realidad es que la capacidad dinámica del Marantz resuelve esta duda sin mayores problemas.

Tras escuchar distintos tipos de música a distintos niveles de volumen, nos atreveríamos a definir las Eclipse Two como considerablemente neutrales, con unos agudos y medios claros y nítidos que tan sólo en algunas ocasiones son enmascarados ligeramente por las frecuencias más bajas. Este efecto lo apreciamos en tipos de música recargados –muchas veces de manera intencionada- en la zona de graves, como por ejemplo algunos temas de rock, jazz o música electrónica donde la presencia del bajo es permanente. Pero, claro, ésta es una percepción de las Tannoy utilizando un enfoque purista. Por el contrario, nuestra evaluación del comportamiento de las Eclipse Two a la hora de realizar el trabajo para el que sin duda han sido diseñadas es absolutamente entusiasta: un sonido desbordante de brío, con una excelente capacidad de análisis y, por supuesto, un buen posicionamiento de los instrumentos delante del oyente. Sin descuidar, faltaría más, la dinámica y, como revelación absoluta, unos graves precisos e impactantes que “bajan” más que bien y mantienen su pulcritud gracias a una ingeniería muy acertada. Una percepciíon esta última que nos obliga quitarnos el sobrero ante la increíblemente fluida sinergia existente entre los sistemas de altavoces de Tannoy y las electrónicas de Marantz. Una sinergia de las que cuesta encontrar y que tiene como único beneficiario la música. 

Tannoy Elipse TWO + Marantz CD5005 + PM 5005 :  PVPr: 899€            Más información >>    
 

Fabricantes: