Nuevas Martin Logan Motion 4i

9 de Febrero de 2018 Sarte

Alta tecnología electroacústica y “lifestyle”

Un diseño realmente distinto y una versatilidad de las que se agradecen, constituyen las principales bazas de una caja acústica compacta y asequible que incorpora, no obstante. varias innovaciones técnicas que hablan alto y claro del talento de MartinLogan.

Porque el líder mundial indiscutible en pantallas acústicas electrostáticas e híbridas es también una empresa que sabe detectar las tendencias y demandas del mercado. Con la Motion 4i se cubre, y además por un precio muy razonable, un amplio espectro de necesidades a la hora de integrar sonido con decoración de interiores. Y además con una flexibilidad de instalación más que potente a la que se suma una calidad constructiva y de los acabados digna de las mejores realizaciones de la reputada firma estadounidense. Un producto que gustará por igual a estetas y audiófilos gracias a su acertada concepción.

 

Buscando la fusión perfecta de calidad sonora y decoración

Hay ahora mismo en el mercado muchas cajas acústicas elegantes que además suenan bien, pero muchas de ellas son más grandes y/o caras de lo que el amante de la fusión entre tecnología y decoración de interiores está dispuesto a aceptar.

Por otro lado, sacrificar volumen de recinto con el fin de lograr un aspecto más atractivo para el usuario no purista suele comportar un peaje que ese mismo usuario posiblemente no aceptará: una respuesta en graves y una capacidad de manejo de potencia limitadas motivadas por la necesidad de utilizar altavoces de medios/graves o graves de tamaño más bien reducidos. Cierto es que hay ahora mismo woofers y “midwoofers” compactos capaces de deslumbrar en materia de dinámica y extensión de graves, pero de nuevo entra en juego el factor precio. ¿Qué queremos decir con esto? Pues que la cifra a invertir se incrementará de manera ostensible si queremos nuestros monitores compactos para completar un sistema de Cine en Casa de última generación y, por tanto, con un mínimo de 7 cajas para los canales de sonido envolvente “convencionales” (cajas a las que habría que añadir las encargadas de reproducir lo que se conoce como sonido multidimensional o “3D”).

 

Motion 4i: ingeniería de vanguardia con altavoces dedicados

Parece que la solución para la ecuación que acabamos de plantear implica, por encima de todo, disponer de talento para armonizar los factores antes apuntados. Talento para tener calidad sonora, por supuesto, talento para encontrar el compromiso perfecto entre prestaciones y estética sin que el denominado “factor de forma” se descontrole, y talento para que el diseño industrial adoptado respete la imprescindible “forma al servicio de la función”.

Pues bien: esto es exactamente lo que nos ofrecen las incorporaciones más recientes a la familia de cajas acústicas Motion de MartinLogan, que se aprovechan de una experiencia única en tecnología y diseño (no hay que olvidar que uno de los fundadores de la marca era interiorista) de cajas acústicas electrostáticas e híbridas de referencia para trasladarla a modelos equipados con transductores de corte clásico y espíritu democrático. Entre dichas incorporaciones figuran monitores compactos, de nombre Motion 2i y Motion 4i, que se ajustan a la perfección a lo que estamos buscando, habiendo seleccionado el segundo de ellos por el carácter innovador de algunas de las soluciones electroacústicas que incorpora, en particular el puerto bass-reflex.

 

Puerto bass-reflex único y alta flexibilidad de instalación

Concebida tanto para descansar sobre un soporte/estantería como para ser montada “cabeza arriba” o “cabeza abajo” en una pared, la Motion 4i es un estilizado monitor compacto inspirado en la claridad y la riqueza de detalles que desde siempre han caracterizado a los diseños de referencia de MartinLogan.

Debajo de unas formas que llaman poderosamente la atención, la Motion 4i es una caja acústica bass-reflex de 2 vías. Combina uno de los exquisitos tweeters con diafragma plegado “Folded Motion” de la firma estadounidense con un “midwoofer” de 104 mm de diámetro con diafragma de papel tratado y chasis de acero, montado en una cámara asimétrica no resonante que permite minimizar los modos de ruptura. Es precisamente el citado altavoz de agudos una de las claves de la excepcional rapidez de respuesta y la espectacular transparencia de la Motion 4i, como consecuencia del particular diseño de su diafragma.

Dicho diafragma consta de varios pliegues, como si de un acordeón se tratase, lo que le permite, excitado por un potente motor magnético, disponer de una superficie emisiva muy superior a la de un tweeter de cúpula convencional y por tanto de una gran capacidad de manejo de potencia y una baja distorsión. A estos dos altavoces hechos a medida para la Motion 4i hay que sumar otro elemento que desde hace años es ya todo un clásico en las realizaciones de más alto nivel de MartinLogan y que resulta fundamental en su comportamiento desde el punto de vista práctico: la exclusiva topología Vojtko empleada en el filtro divisor de frecuencias, un concepto genuinamente audiófilo que se plasma en el uso de componentes cuidadosamente seleccionados por sus cualidades sonoras, caso de bobinas con núcleo de aire, condensadores de película de poliéster conectados en serie o condensadores electrolíticos conectados en paralelo.

Otro elemento clave de la Motion 4i –sin duda el más llamativo, como apuntábamos antes- es la configuración del recinto, diseñada para combinar formato compacto con una respuesta en graves comparable a la de cajas acústicas mucho más grandes. La solución puesta a punto por los ingenieros de MartinLogan para lograr este delicado compromiso se llama “Cascading Bass Reflex Port”, materializada en un puerto de gran longitud plegado sobre sí mismo, que se aprovecha de la característica geometría del recinto de la Motion 4i para maximizar la cantidad de aire que circula a través del mismo, con el fin de extender la respuesta en graves y maximizar la capacidad de manejo de potencia.

 

Una transparencia sonora que seduce

Los apenas 3 kilos de peso de la Motion 4i no restan ni un ápice de la sensación de producto de lujo que se desprende de su armoniosa forma y sus irreprochables acabados. Por otro lado, sus 90 dB de sensibilidad dan mucho margen a la hora de seleccionar la electrónica asociada, en este caso el precioso receptor con lector de CD y de música en red M-CR611 “Melody Media” de Marantz conectado vía Van den Hul.
Una pareja perfecta para los amantes de la tecnología “lifestyle”, cierto, pero también para el melómano que quiere escuchar su música favorita en Alta Fidelidad sin tapujos. Porque la Motion 4i es deliciosamente transparente gracias a una zona alta impoluta y unos medios y graves que, contrariamente a lo que más de uno podría pensar a la vista de las contenidas dimensiones del “midwoofer” empleado, contribuyen a obtener una curva de respuesta en frecuencia subjetiva sorprendentemente efectiva. En este sentido, salta a la vista que la particular configuración del puerto bass-reflex hace bien un trabajo. También tenemos una dinámica perfectamente proporcionada, graduada, que se mantiene a medida y que aumenta el nivel de volumen, hasta el punto de que quienes quieran optar por la Motion 4i para los canales principales y de efectos de un sistema de Cine en Casa les bastará con añadir un subwoofer para completar la ecuación.
 

Fabricantes: