McIntosh MX123
McIntosh MX123 a prueba
Fecha 22 Septiembre 2021 Autor ada Tags McIntosh

Puede decirse sin reservas que el McIntosh MX123 es la máxima expresión de una estirpe de electrónicas que ha dado muchas alegrías a los aficionados más exigentes del planeta a la experiencia audiovisual doméstica. Y esto es así porque sus creadores han sabido interpretar magistralmente el concepto de centro de control para sistemas de Cine en Casa entendido como electrónicas que armonizan excelencia en sonido con excelencia en imagen, conectividad, versatilidad y capacidad de integración en instalaciones personalizadas.

mx123 mcintosh

Por otro lado, la reciente adición al MX123 de capacidad de procesado y conectividad 8K, así como varias funcionalidades específicas para los amantes de los videojuegos de última generación, demuestra que McIntosh entiende la necesidad de poner al día incluso sus realizaciones más depuradas, todo ello manteniendo el aura de exclusividad y el inconfundible glamur de los productos de la marca.

 

Preamplificador/procesador de A/V separado: la “vía real” hacia el Cine en Casa

Centro neurálgico de un sistema de Cine en Casa formado por componentes separados, el preamplificador/procesador de A/V interconecta todos los componentes que lo constituyen. Las fuentes (reproductores de CD, SACD, DVD y BD 2K/4K, sintonizadores de satélite, streamers etc.) se conectan a la electrónica en cuestión para suministrarle información de audio y vídeo que, a su vez, puede ser analógica y digital. La mayoría de veces, las señales digitales están codificadas de algún modo, encargándose el previo/procesador de A/V de seleccionar y descodificar automáticamente las que recibe.

mx123 mcintosh

Una vez que nuestro procesador haya descodificado el contenido que hayamos seleccionado, enviará las imágenes del mismo al dispositivo de visualización de imágenes que tengamos (que será un televisor 4K/8K o un videoproyector “Full HD”/4K) y la parte de audio a nuestra electrónica de amplificación, que a su vez la hará llegar a las cajas acústicas del equipo. Muchos procesadores de A/V permiten seleccionar fuentes diferentes para enviar la información pertinente a diferentes zonas de nuestra casa. Muchos también proporcionan alternativas para modificar o realzar de algún modo la componente de audio para que resulte más placentera o agradable para el usuario. Por otro lado, hay procesadores de sonido envolvente que convierten las señales analógicas entrantes al dominio digital antes de enviarlas de nuevo a su circuitería activa. Una vez efectuadas todas las operaciones de descodificación necesarias, una etapa de conversión de digital a analógico lleva de nuevo nuestro contenido al dominio analógico para que el amplificador pueda manejarlo. Lo que acabamos de comentar es muy genérico, pero concretado al actual panorama del A/V implica que son muchas las variables a tener en cuenta tanto desde el punto de vista funcional como del tecnológico, y además tanto en audio como en vídeo, porque los aficionados más entusiastas quieren tenerlo todo.

mx123 mcintosh

Esto significa compatibilidad con los formatos de sonido envolvente multicanal y multidimensional más avanzados, amén de una circuitería ejecutada con componentes de grado audiófilo en el ámbito del audio. En vídeo, la compatibilidad no sólo 4K sino incluso 8K ya es un “must”, sin descuidar lo que ahora es el no va más en calidad de imagen: las diferentes variantes que permite el ecosistema HDR, léase Alta Gama Dinámica. Todo ello sin olvidar funcionalidades como el streaming desde servicios de música o plataformas de cine vídeo o la capacidad multisala. Llevar a buen puerto el “mix” que acabamos de describir implica, si no se aceptan compromisos, integrar sistemas altamente complejos y lograr que funcionen como una seda, un objetivo que el protagonista del presente Blog satisface con un rotundo sobresaliente.

 

McIntosh MC123: glamur y tecnología punta en perfecta armonía

Elegante, lujoso y práctico a partes iguales en lo que a su diseño indutrial se refiere, el MX123 es un preamplificador/procesador de A/V con capacidad de procesado de 13.2 canales que combina el no va más en tecnología con la reconocida obsesión por la calidad sonora que caracterizan a McIntosh. En el ámbito del vídeo, el MX123 incluye 7 entradas HDMI compatibles con el protocolo de protección anticopia HDCP 2.3, lo que le permite soportar los contenidos 4K más exigentes del momento, siendo una de ellas compatible con señales 8K. La citada compatibilidad 8K, que se acaba de incorporar recientemente, tiene amplias repercusiones, por cuando implica no sólo capacidad para manejar señales 8K/60 Hz y 4K/120 Hz (actual no va más en videojuegos), sino también para escalar hasta dicha resolución cualquier señal de vídeo procedente de cualquier fuente que tengamos conectada al MX123.

mx123 mcintosh

Por otro lado, el MX123 incluye tres salidas HDMI, dos de ellas compatibles 8K, a lo que hay que sumar tres potentes esquemas para reforzar el visionado de videojuegos, que responden a las denominaciones Quick Media Switching (QMS), Auto Low Latency Mode (ALLM), Quick Frame Transport (QFT) y and Variable Refresh Rate (VRR). En su condición de procesador audiovisual de referencia, el MX123 está a la última en lo que a tecnología HDR se refiere, lo que implica la plena compatibilidad HDR10, Dolby Vision, HLG y Dynamic HDR, habiendo que destacar asimismo la homologación IMAX Enhanced. En lo que concierne al audio, el MX123 es compatible con los principales formatos de sonido envolvente  multidimensional más populares –Dolby Atmos, DTS:X y Auro-3D- a los que se añaden el espectacular DTS:X Pro, el Sony 360 Reality Audio y el innovador MPEG-H Audio, destinado específicamente a la reproducción de contenidos 4K. El MX123 incluye la contrastada tecnología de calibración de salas Audyssey MultEQ XT32 y un ecualizador de 9 bandas para lograr una integración perfecta de cada sistema de Cine en Casa en el espacio donde vaya a ser instalado.

mx123 mcintosh

Equipado con uno de los icónicos paneles frontales de vidrio tratado de McIntosh, el MX123 también incorpora una extensa dotación de entradas digitales y analógicas “clásicas”, entre ellas 1 de fono compatible con cápsulas de imán móvil (MM), que se complementan con 15 salidas preamplificadas con conectores XLR y conectividad inalámbrica vía AirPlay 2 y Bluetooth.  Por su parte, el reputado sistema Audyssey MultEQ XT32 aporta rapidez y precisión a la calibración de las combinaciones más complejas, a la vez que la compatibilidad con los sistemas de domótica Crestron y Control4 garantizan la perfecta integración del MX123 en todo tipo de instalaciones personalizadas.

 

La hora de la verdad: exquisitez y realismo asegurados

Probamos el MX123 en una configuración 7.2.4, con los siete canales de sonido envolvente tradicionales reproducidos por un conjunto de cajas acústicas de la gama Olympica Nova de Sonus Faber (dos Olympica Nova V para los canales principales, una Olympica Nova CII para el canal central y cuatro Olympica Nova I para los efectos laterales y posteriores) y los cuatro canales “3D” reproducidos por dos Sonus Faber Palladio PC-562, todo ello completado con dos subwoofers activos Gravis V de la propia marca italiana. En lo que respecta a la amplificación, optamos por una etapa de potencia de tres canales MC303 para los canales frontales y dos etapas de potencia de cuatro canales MI254 para el resto.

sonus faber olympica nova

Como fuente de audio y vídeo utilizamos un reproductor de Blu-ray Disc 4K Reavon UBR-X100 y como dispositivo de visualización de imágenes el sensacional videoproyector 4K VPL-VW790ES de Sony, encargándose la alemana In-Akustik de todas las conexiones. Del MX123, que en una sala con poca luz es absolutamente precioso gracias a los colores de su panel frontal, hay que destacar que, por encima de todo, es una máquina muy “amable” a la hora de utilizarla. Se nota que está a la última en tecnología, algo que se percibe de inmediato en la rapidez con que identifica los metadatos procedentes de la fuente utilizada para proceder a su descodificación/tratamiento. Pero el carácter de producto sin compromiso del McIntosh se nota sobre todo en la transparencia y la casi total ausencia de ruido de fondo, dos cualidades fundamentales para que el audio en alta resolución sea digno de tal nombre y la presentación espacial de las grabaciones más elaboradas esté a la altura de lo que se percibe en una sala de cine profesional. Todo ello es aderezado con una capacidad dinámica descomunal y una tímbrica en sintonía con el prestigio de una marca que lleva décadas en la cúspide del High End.