Los mejores altavoces vintage de 2021

23 de Noviembre de 2020 ada

Se trata de diez fantásticas propuestas firmadas por cuatro leyendas reconocidas de la Alta Fidelidad (JBL, Sonus Faber, Tannoy y Wharfedale) que bien ponen al día diseños míticos, bien han sido concebidas para ofrecer un tipo de estética sonora particularmente acorde con los gustos de los amantes de la estereofonía más tradicionalistas. Diez altavoces rabiosamente “vintage”, pero, a la vez, beneficiarios directos de lo último en ingeniería de altavoces, recintos y filtros divisores de frecuencias para ofrecer excelencia sonora clásica y atemporalidad visual.

 

Wharfedale Denton 85th Anniversary - 799 euros por pareja

Un altavoz de estantería de dos vías que destaca de inmediato por su construcción completamente artesanal, la belleza de su acabado en caoba y la tradicional (un auténtico icono del audio “british”) rejilla protectora con malla de tungsteno de Wharfedale, elementos todos ellos que convierten a este monitor en una respetuosa actualización del modelo original. Debajo del capó, la Denton 85th Anniversary es una mezcla perfecta de tecnología tradicional y avanzada, con un “midwoofer” de 165 mm de diámetro equipado con un innovador cono de fibras de Kevlar entrelazada. A ello hay que añadir una carga bass-reflex con doble puerto trasero, solución que permite controlar mejor la extensión de la respuesta en graves. La dotación electroacústica de la Denton 85th Anniversary se completa con un tweeter de cúpula textil de 25 mm de diámetro, que se integra a la perfección con el mencionado “midwoofer” gracias a un filtro divisor de frecuencias de diseño muy cuidado.

 

Wharfedale Linton – 999 euros por pareja

Creado para celebrar el 85º aniversario de Wharfedale e integrada en la exclusiva gama Heritage de la veteranísima firma británica, el modelo Linton es un sistema de altavoces de tres vías que ejemplifica magníficamente el concepto de sonido inglés” de pura cepa, mediante un muy cuidado balance de artesanía de alto nivel, naturalidad sonora y asequibilidad. Todo ello en el contexto de un altavoz bellamente proporcionado que, sin renunciar a las esencias del diseño original, aporta modificaciones sustanciales en tecnología, materiales e incluso conceptuales. Así, en el Linton se utiliza un sistema de carga de graves bass-reflex con dos puertos posteriores en vez de la suspensión acústica (recinto hermético) del modelo original, para lograr una mayor extensión de la respuesta en graves y un incremento sustancial en la sensibilidad. En lo que respecta a la ingeniería de los transductores, tanto en el cono de medios (135 mm de diámetro) como en el de graves (200 mm de diámetro) se recurre a las ampliamente contrastadas entrelazadas de Kevlar, mientras que de reproducir los agudos se encarga un tweeter de cúpula blanda de 25 mm, cuyo motor magnético de alta potencia asegura la perfecta restitución de los mejores registros en alta resolución.   

 

Tannoy Autograph Mini-OW – 1.859 euros por pareja

Es la versión actualizada del celebrado altavoz Autograph Mini, lanzado al mercado en el año 2006 y a su vez una fiel recreación en miniatura del legendario modelo Autograph comercializado por Tannoy en los años 50’ del siglo pasado. El Autograph Mini-OW es un altavoz bass-reflex construido íntegramente a mano en el Reino Unido, que refina todavía más el combinado único de estética y soluciones técnicas de su predecesor para ofrecer una opción de auténtico lujo a quienes desean llenar con un sonido cálido y detallado espacios domésticos de pequeño tamaño. Las diminutas dimensiones del Tannoy no impiden que la tecnología que lo ha hecho posible sea un compendio de algunos de los logros más brillantes incorporados por la firma británica a sus altavoces más emblemáticos. Es el caso del sistema de transductores coaxial “Dual Concentric”, una de las principales señas de identidad de Tannoy, que en el Autograph Mini-OW se presenta en una increíble versión miniaturizada que combina una sección de medios/graves con un cono de pasta de papel tratada 102 mm de diámetro y una sección de agudos que utiliza un diafragma de titanio de 19 mm. Todo ello con la minuciosa presentación espacial que caracteriza a las configuraciones coaxiales y que en este caso es potenciada en términos de dispersión por la exclusiva guía de ondas Tulip –otro clásico de Tannoy- que acompaña al tweeter.

 

JBL 4312G - 2.199 euros por pareja

Inspirado en el legendario monitor de estudio Model 4310, el 4312G es un altavoz bass-reflex de tres vías que sintetiza a la perfección tradicionalismo, alma “pro” y modernidad en la mejor escuela de JBL. Monta un woofer de 300 mm de diámetro equipado con un potente motor magnético que le permite realizar grandes desplazamientos sin apenas distorsión, a la vez que la reproducción de la zona media es confiada a un transductor con cono compuesto  de 125 mm y la zona alta a un tweeter de cúpula de aleación metálica de 25 mm con guía de ondas incorporada. La gestión integrada de estos tres sofisticados transductores diseñados y construidos por JBL es realizada por un filtro divisor de frecuencias ejecutado con componentes de grado audiófilo y se complementa con dos potenciómetros de alta precisión situados en el panel frontal, que permiten al usuario ajustar el nivel de salida de los altavoces para adaptar la curva tonal a sus preferencias y complementarla con una precisión y una pegada excepcionales.

 

JBL L82 Classic - 2.799 euros por pareja

Versión de dos vías y “a escala” del celebrado altavoz L100 Classic, el L82 Classic es un monitor bass-reflex equipado con algunas de las tecnologías más avanzadas de JBL, que se completa con un elegante recinto terminado en nogal satinado y la icónica rejilla con “células” de espuma cuadradas Quadrex de la legendaria marca estadounidense. En lo que a tecnología se refiere, la L82 Classic basa su poderío en el uso de transductores de muy alta calidad diseñados y construidos por la veterana compañía de Northridge. De la zona alta del espectro se encarga un tweeter con cúpula de titanio de 25 mm, equipada con una guía de ondas para mejorar la directividad. Por su parte, las zonas media-baja y baja son confiadas a uno de los inconfundibles “midwoofers” con cono de pulpa tratada de color blanco, de 203 mm de diámetro y chasis de metal fundido que, en conjunción con un sistema de carga bass-reflex con puerto frontal, proporciona una pegada espectacular. El L82 Classic se completa con un filtro divisor de frecuencias ejecutado con componentes de alta calidad equipado con uno de los tradicionales atenuadores L-pad de JBL para aumentar o reducir el nivel de agudos en función de los gustos del usuario y las características de la sala.

 

Sonus Faber Minima Amator II – 3.990 euros por pareja

Creado con la misión de poner al día el recordado modelo Minima Amator (cuya versión original que vio la luz en 1992) mediante el uso de soluciones técnicas avanzadas y mejorarla tanto en prestaciones objetivas como subjetivas, el Minima Amator III es un delicioso altavoz de estantería que deslumbra de inmediato por su bello y muy compacto recinto construido en madera de nogal maciza, que se completa con un revestimiento de piel y unas discretas inserciones de latón, todo ello realizado de forma totalmente artesanal en Italia. En el ámbito electroacústico, el Minima Amator II es un monitor compacto bass-reflex de 2 vías y 2 transductores que destaca, insistimos en ello, por incorporar algunas de las soluciones tecnológicas más novedosas de Sonus Faber. La reproducción de las frecuencias altas del espectro es confiada a uno de los reputados tweeters de cúpula de seda de 20 mm DAD (“Damped Apex Dome”), mientras que un “midwofer” con cono compuesto de pasta de celulosa y fibras naturales de 150 mm de diámetro asegura, cargado en bass-reflex con puerto posterior, una reproducción precisa y detallada de todo tipo de géneros musicales. La guinda la pone un filtro divisor de frecuencias basado en la exclusiva topología circuital Paracross de Sonus Faber, que mediante el uso de componentes y circuitos exclusivos garantiza la mayor capacidad dinámica y el mejor refinamiento sonoro posible.

 

JBL L100 Classic – 5.199 euros por pareja

Potente actualización de la L100 Century, de cuya comercialización se cumplen exactamente 50 años,  la L100 Classic es un altavoz bass-reflex de tres vías con puerto de emisión frontal equipado con uno de los tradicionales atenuadores L-pad de JBL para aumentar o reducir el nivel de agudos en función de los gustos del usuario y las características de la sala. En lo que concierne a los transductores, muy sofisticados y 100% JBL, tenemos en primer lugar un tweeter de cúpula de titanio de 25 mm que, en combinación con una guía de ondas y una lente acústica dedicadas, permite uniformizar mejor la distribución espacial del sonido. Por su parte, el altavoz de medios monta un cono de celulosa de 130 mm revestido de polímero, mientras que un imponente woofer con cono de celulosa pura de 300 mm de diámetro dota al L100 Classic de la inconfundible pegada que caracteriza a los mejores altavoces de estudio de JBL. Gracias a esta configuración, se consigue una curva tonal muy equilibrada con todo tipo de géneros musicales, que podemos modificar a voluntad en función de las condiciones de escucha o nuestros gustos personales.

 

Tannoy Legacy Eaton – 5.290 euros por pareja

Una respetuosa puesta al día de los legendarios altavoces Tannoy Monitor HPD, en la que una estética hiperclásica se fusiona de manera casi imperceptible con la tecnología más avanzada, con el fin de poner en manos del melómano exigente un altavoz específicamente diseñado para sonorizar salas de tamaño mediano. A nivel electroacústico, el Legacy Eaton utiliza una configuración de dos vías basada en un sistema de altavoces coaxial Dual Concentric de 254 mm de diámetro (10 pulgadas) exclusivo de Tannoy, cuya ingeniería es muy similar –aunque con las debidas actualizaciones en términos de calidad de los materiales y de fabricación- a la del diseño original de 1974. En lo que concierne al tweeter, que, como consecuencia del carácter coaxial del Dual Concentric, comparte centro de emisión acústica con el woofer, combina una cúpula de aleación de aluminio y magnesio de 33 mm de diámetro con una bobina móvil que, al igual que la del woofer, utiliza devanados planos. Todo ello en el contexto de un recinto y unos componentes idénticos a los del modelo original, aunque con modificaciones tan significativas como el uso de paneles de alta densidad a fin de maximizar la rigidez del conjunto y controlar mejor la respuesta en graves.

 

Tannoy Legacy Cheviot - 6.290 euros por pareja

Modelo intermedio de la prestigiosa Serie Legacy de Tannoy, el altavoz Legacy Cheviot es una exquisita puesta al día del modelo Cheviot de la legendaria Serie HPD de Tannoy, comercializada en 1974. Un imponente “monitor de suelo” equipado con una versión actualizada del mítico transductor coaxial “Dual Concentric” de la veterana firma británica con carga bass-reflex multipuerto frontal en el centro del recinto, que permite incrementar la eficiencia del sistema y la extensión de la respuesta en graves manteniendo a la vez controlada la distorsión. Este transductor combina una opulenta sección de graves con un tweeter equipado con un diafragma de aleación de aluminio y magnesio de 33 mm de diámetro. El Legacy Cheviot se completa con un recinto cuya construcción y acabados respetan de manera estricta los del diseño original y un filtro divisor de frecuencias organizado en dos bloques para optimizar el comportamiento de los dos altavoces del “Dual Concentric”. Un filtro ejecutado con componentes de grado audiófilo y bajas pérdidas que además puede ser manipulado por el usuario (mediante las dos hileras de ajustes prefijados de la parte inferior del panel frontal) para realzar o atenuar la respuesta a las frecuencias altas y personalizar de este modo el sonido final.

 

Sonus Faber Electa Amator III – 8.490 euros por pareja

Desarrollado para celebrar el 35º cumpleaños de Sonus Faber, el modelo Electa Amator III es un precioso altavoz de estantería que encarna como pocos el combinado único de excelencia en prestaciones, detalles de fabricación exclusivos y sonido con una personalidad inconfundible que tanta reputación ha dado a la firma italiana. Una edición especial completamente reimaginada de uno de los sistemas de altavoces más reconocidos de la marca de Arcugnano, materializada en un precioso monitor bass-reflex de 2 vías relativamente compacto, cuyas particularidades de diseño y constructivas lo convierten en una verdadera joya del saber hacer y la artesanía italianas para completar una tradición iniciada con los elogiados modelos Electa Amator (1987) y Electa Amator II (1997). Así, el recinto (cuyos paneles frontal y posterior están revestidos a mano con piel de alta calidad) combina armoniosamente madera maciza de nogal natural, que en conjunción con columnas de aluminio anodizado en negro dedicadas y una base de mármol de Carrara forma un cuerpo integral. En cuanto a la configuración acústica empleada, estamos ante un sistema de dos vías formado por un tweeter de cúpula de 28 mm de diámetro con tecnología DAD (“Damped Apex Dome”) y respuesta en frecuencia ultralineal con un “midwoofer” cuyo cono de 165 mm está fabricado en una exclusiva mezcla de fibras naturales específicamente desarrollada para este proyecto especial. El altavoz Electa Amator III se completa con un muy especial filtro divisor de frecuencias basado en la exclusiva tecnología Paracross de Sonus Faber en el que se han añadido condensadores Clarify Cap ESA para conseguir lograr un sonido lo más similar posible al de las versiones Electa Amator I y II.

 

Fabricantes:
    WhatsAppWhatsApp