Las mejores cajas acústicas de estantería de 2021
Fecha 29 Enero 2021 Autor ada Tags Teoría y Tecnología

En las líneas que siguen proponemos una cuidada selección de 13 cajas acústicas de estantería, capaces de satisfacer las más altas expectativas de calidad sonora en un amplísimo abanico de precios. Una selección pensada inicialmente en términos de Alta Fidelidad estereofónica, sin descartar por ello una hipotética expansión al Cine en Casa por cuanto una de las cualidades que ahora mismo más se valora en una caja acústica (sea de estantería o de suelo) es su polivalencia música/cine.

 

Calidad a partir de un recinto formato compacto

Estamos firmemente convencidos de que una caja acústica de estantería (o de montaje sobre soportes) equipada con un altavoz de medios/graves o graves de alta calidad puede lograr unos resultados similares o incluso superiores a los de una columna diseñada con menos esmero o sencillamente más ajustada en términos de precio. En el caso de utilizar monitores, generalmente más limitados en términos cuantitativos, para un sistema estereofónico en el que la opción columna no se contemple por motivos formales, cabe también la posibilidad de pensar en la adición de un subwoofer para extender o reforzar la respuesta en graves.

Lo que sí hay que tener claro es que, como decíamos al principio, si en el futuro nuestras cajas de estantería van a formar parte de un sistema de Cine en Casa, habría que elegir modelos en cuya misma “familia” existan diseños específicos para completarlas con garantías de cara a esa aplicación concreta.
En lo que respecta a la configuración electroacústica, la más utilizada es la de 2 vías, sin que ello impida a algunas marcas –JBL, por ejemplo- optar por diseños de 3 vías.

 

Wharfedale D320 – 249 euros por pareja

Integrada en la completamente renovada Serie 300 de Wharfedale, la D320 es la materialización perfecta del concepto de caja acústica “low cost” de altas prestaciones, gracias a la experiencia y a la renovada potencia tecnológica de la veteranísima firma británica. Con un precio extremadamente competitivo, la D320 combina recintos de aspecto muy audaz con muchas tecnologías específicamente desarrolladas y rediseñadas para la gama a la que pertenece, como, por ejemplo, los transductores y el innovador sistema bass-reflex de emisión inferior.

El resultado es un atractivo, ultracompacto e irreprochablemente construido (la calidad de los acabados es excepcional) monitor de estantería de dos vías, cuyas prestaciones desafían los cánones establecidos en cajas acústicas de su precio, aportando a la vez una sensacional polivalencia música/cine.

 

Wharfedale Diamond 12.1 – 379 euros por pareja

En su condición de referente en cajas acústicas asequibles para Alta Fidelidad, la Diamond 12.1 es un monitor de corte clásico que ofrece lo mejor de todos los mundos posibles, al combinar tamaño compacto con potencia y capacidad de análisis de microinformaciones. Por otro lado, su diseño acústico le permite rendir espléndidamente en sistemas de Cine en Casa independientemente del tamaño de la sala en la que vaya a ser instalada.

La Diamond 12.1 utiliza una configuración bass-reflex de 2 vías que combina un “midwoofer” Klarity de altas prestaciones y 130 mm de diámetro, exclusivo de Wharfedale, y un tweeter de cúpula de fibras de poliéster entrelazadas de 25 mm. A ello hay que añadir un filtro divisor de frecuencias ejecutado con componentes de grado audiófilo y un recinto que combina paneles de madera multicapa con el innovador sistema de refuerzos internos “Sport Bracing” de Wharfedale.

 

Wharfedale EVO4.1 – 549 euros por pareja

Benjamín de la gama EVO4 de Wharfedale, la EVO4.1 basa su poderío en una configuración bass-reflex de 2 vías y 2 altavoces que destaca no sólo por los refinamientos incorporados en su recinto y los materiales empleados en la construcción del mismo, sino por incluir un innovador transductor de agudos basado en el principio de funcionamiento AMT (“Air Motion Transformer” o Transformador de Movimiento de Aire). El transductor AMT permite desplazar un volumen de aire mayor que un tweeter de cúpula convencional a partir de un diafragma extremadamente ligero, siendo el resultado una reproducción muy precisa, ágil y con menos distorsión de las frecuencias altas del espectro.

También la reproducción de las frecuencias medias y bajas ha sido objeto de una gran atención, como lo corrobora el uso de unon  “midwoofer” con cono de fibras entrelazadas de Kevlar de 130 mm, equipado con un modificador de dispersión en forma de proyectil, que asegura un corte acústico extremadamente suave, incrementando aún más la capacidad de integración con el tweeter AMT. La gestión del conjunto mediante un filtro divisor de frecuencias de grado audiófilo, modelado por ordenador, asegura unas prestaciones asombrosas para una caja de su tamaño y precio.

 

Defnitive Technology D7 – 599 euros por pareja

La puerta de entrada a la exquisita Serie Demand de Definitive Technology es un atractivo monitor bass-reflex de 2 vías que destaca especialmente por la exclusiva tecnología empleada en los altavoces que incorpora. Así, el tweeter utiliza una cúpula de aluminio de 25 mm de diámetro y está montado de forma descentrada para lograr una imagen estereofónica central más precisa. ¿Cómo lo consigue? Básicamente, mediante la eliminación de difracciones simétricas no deseadas presentes en las esquinas del panel frontal.

A ello hay que añadir la nueva e innovadora guía de ondas “20/20 Wave Alignment Lens”, que alinea y suaviza las frecuencias altas emitidas fuera del eje de simetría del tweeter para mejorar la dispersión y proporcionar, de este modo, un sonido rico y equilibrado a lo largo de toda la sala. También el “midwoofer” de la D7, equipado con un cono de polipropileno de 114 mm de diámetro, incorpora varias tecnologías exclusivas que lo hacen único, siendo la más significativa una ingeniosa suspensión periférica doble que permite obtener mayores desplazamientos del cono y niveles de presión sonora más elevados, manteniendo a la vez la distorsión bajo mínimos.

 

Sonus Faber Lumina I – 849 euros por pareja

Estamos ante la caja acústica pasiva genuinamente High End más compacta de su categoría, una característica que le aporta una flexibilidad de ubicación extraordinaria y la convierte en la elección perfecta para espacios de dimensiones reducidas. En su condición de miembro de la gama Lumina, la Lumina I combina armoniosamente lujo en la construcción y los materiales, minimalismo en el diseño y naturalidad extrema en el sonido. Unas cualidades que se complementan con una espléndida polivalencia que le permite brillar tanto en la reproducción de música como de bandas sonoras cinematográficas.

La Lumina I utiliza una configuración bass-reflex de 2 vías y 2 altavoces, concretamente uno de los icónicos tweeters de cúpula de seda revestida a mano D.A.D. (Damped Apex Dome) utilizados en la gama Sonetto de Sonus Faber, así como un “midwoofer” de nuevo desarrollo equipado con un cono multifibra, siendo el conjunto gestionado por un filtro divisor de frecuencias de topología exclusiva ejecutado con componentes de grado audiófilo y afinado a oído.

 

Wharfedale Linton Heritage – 1.298 euros por pareja (soportes dedicados incluidos)

Es el modelo más icónico en la dilatada historia de Wharfedale y por lo tanto un genuino clásico de la historia de la Alta Fidelidad. Un sistema de altavoces cuyo linaje se remonta a 1965 y que, desde siempre, ha sido fabricado respetando los principios de calidad absoluta y relación calidad/precio que han presidido la trayectoria empresarial de la reputada firma británica. Englobada en la prestigiosa Serie Heritage, la LINTON ejemplifica esta filosofía mediante un cuidadísimo balance de artesanía de alto nivel, naturalidad sonora y asequibilidad en el contexto de una caja acústica bellamente proporcionada cuyas distintas encarnaciones se cuentan por millones repartidas en todo el globo.

La Linton original se ganó una sólida reputación por la calidez, riqueza y naturalidad de su sonido, por lo que la LINTON Heritage preserva estos elementos fundamentales complementándolos con una presentación sonora abierta y detallada que invita a redescubrir la más extensa de las colecciones de música.

 

MartinLogan Motion 35XTi – 1.490 euros por pareja

Con unas dimensiones extremadamente compactas y equipada con una configuración bass-reflex de 2 vías/2 altavoces, la Motion 35XTi destaca en primer lugar por su sofisticado tweeter “Folded Motion XT”, un transductor cuyo diafragma combina una masa mínima con una estructura plegable que le permite disponer de una superficie 8-10 veces mayor que la de una cúpula convencional. Como consecuencia de ello, se obtienen mejoras sensibles en materia de extensión de la curva de respuesta en frecuencia, precisión, capacidad de manejo de potencia y velocidad de respuesta, todo ello con una distorsión virtualmente nula.

La Motion 35XTi se completa con un “midwoofer” con cono de aluminio exclusivo de MartinLogan, un filtro divisor de frecuencias de grado audiófilo y un bello recinto de construcción antirresonante con panel frontal reforzado. Por otro lado, su configuración electroacústica le proporciona el interesante “plus” de una polivalencia música/cine que apreciarán los entusiastas del sonido cinematográfico a tamaño natural.

 

Sonus Faber Sonetto I – 1.490 euros por pareja

La más pequeña de las cajas acústicas de estantería de la celebrada “colección” Sonetto utiliza una configuración de 2 vías y 2 altavoces con carga de graves vía puerto bass-reflex rectangular, situado en la zona inferior del panel frontal. A ello hay que sumar dos refinados altavoces diseñados expresamente para la gama Sonetto, siendo el primero de ellos un tweeter de cúpula de seda de 29 mm de diámetro con tecnología DAD (“Damped Apex Dome”).

Por su parte, de reproducir las frecuencias medias y bajas se encarga un “midwoofer” de 150 mm de diámetro con cono compuesto de una fibra natural especial y una mezcla de pulpa de papel sin prensar secada al aire. Montados en un recinto con la icónica forma de laúd de Sonus Faber, estos dos transductores son gestionados por un filtro divisor de frecuencias de diseño anti-resonante, con curvas de amplitud y fase optimizadas para obtener las mejores prestaciones posibles tanto a nivel espacial como temporal. Ejecutado con componentes de grado audiófilo y afinado a oído, dicho filtro permite a la Sonetto I no sólo reproducir sin apenas pérdidas frecuencias del orden de 50 Hz y soportar potencias del orden 150 vatios, sino también exhibir una gran polivalencia.

 

JBL L82 Classic – 2.799 euros por pareja

Inspirada en la celebrada L100 Classic, la L82 Classic es un monitor compacto bass-reflex de dos vías equipado con las tecnologías más avanzadas de JBL, que se completa con un elegante recinto terminado en nogal y la icónica rejilla con “células” de espuma cuadradas Quadrex de la marca estadounidense. La L82 Classic basa su poderío, como es la norma en JBL, en el uso de transductores de muy alta calidad íntegramente diseñados y construidos por la veterana firma californiana.

De reproducir la zona alta del espectro se encarga un tweeter con cúpula de titanio de 25 mm equipada con una guía de ondas que mejora la directividad, incrementando de este modo la espaciosidad del sonido. Por su parte, las zonas media-baja y baja son confiadas a uno de los emblemáticos altavoces con cono de pulpa tratada de 203 mm de diámetro que, en conjunción con un efectivo sistema de carga bass-reflex con puerto frontal, permite reproducir prácticamente sin pérdidas frecuencias inferiores a 50 Hz. La L82 Classic se completa con un filtro divisor de frecuencias ejecutado con componentes de alta calidad, equipado con uno de los tradicionales atenuadores L-pad de JBL para ajustar el nivel de agudos en función de los gustos del usuario y las características de la sala.

 

JBL L100 Classic – 5.199 euros por pareja (5.698 euros con soportes de suelo dedicados)

Brillante y respetuosa puesta al día de la mítica L100 Century, que vio la luz en 1970, la L100 Classic es un opulento monitor que utiliza una configuración electroacústica bass-reflex de 3 vías/3 altavoces con puerto de emisión frontal. De dichos altavoces, todos ellos diseñados y construidos por JBL, destaca en primer lugar un tweeter de cúpula de titanio de 25 mm que, en combinación con una guía de ondas y una lente acústica dedicadas, permite no sólo un mayor grado de uniformización en la distribución espacial del sonido, sino también una integración sin fisuras con el altavoz de medios, a su vez un diseño que monta un cono de celulosa pura de 130 mm revestido de polímero.

Pero el que sin duda es el transductor de la L100 Classic que más recuerda al modelo original es el imponente woofer con cono de celulosa pura en blanco de 300 mm de diámetro y chasis de fundición JW-300PW-8, una verdadera obra maestra de la ingeniería electroacústica. La guinda de la L100 Classic, cuyo recinto combina un panel frontal de 25 mm de grosor con refuerzos internos y la inconfundible rejilla protectora de espuma Quadrex de JBL, la ponen los dos atenuadores de tipo “L-pad” que figuran en el panel frontal, a fin de permitir al usuario ajustar el nivel de volumen relativo de los altavoces agudos y medios sin afectar a la impedancia global, preservando de este modo el equilibrio de la curva tonal a cualquier nivel de volumen.

 

Tannoy Legacy Eaton – 5.290 euros por pareja

Versión cuidadosamente puesta al día del modelo Cheviot de la celebrada Serie HPD de Tannoy, la Legacy Eaton es un estilizado y compacto “monitor de suelo” equipado con un diseño de última generación del mítico sistema de altavoces coaxial “Dual Concentric” de Tannoy. En concreto, se trata de un opulento transductor de 254 mm que incluye, para su sección de graves, un cono de pulpa de papel con una bobina móvil de 52 mm de diámetro y devanados planos y una suspensión periférica de tela impregnada de dos pliegues. Para la carga del sistema de graves se utiliza un exclusivo esquema bass-reflex multipuerto frontal con dos puertos en la zona superior del recinto, que permite incrementar la eficiencia del sistema y la extensión de la respuesta.

En lo que respecta al tweeter, utiliza un diafragma de aleación de aluminio y magnesio de 33 mm de diámetro que garantiza una perfecta dispersión del sonido. De la Legacy Eaton destaca también un elaborado filtro divisor de frecuencias ajustable, que combina una organización en dos bloques para optimizar el comportamiento de los dos altavoces integrados en el “Dual Concentric” y el uso de componentes de grado audiófilo de muy alta calidad y bajas pérdidas para preservar la integridad de la señal sonora. La Legacy Eaton se completa con una construcción y unos acabados que respetan de manera estricta los del diseño original, aunque con la participación de materiales avanzados como el MDF de 19 mm de grosor de los paneles principales y el exclusivo combinado DMT (“Differential Materials Technology”) de Tannoy en los refuerzos internos.

 

Sonus Faber Olympica Nova I – 5.990 euros por pareja (6.980 euros con soportes de suelo dedicados)

Este distinguido sistema de dos vías y dos altavoces es la única caja acústica de estantería de una serie que adopta los valores que inspiraron a su celebrada antecesora (la Olympica), añadiendo a la vez una espectacular pléyade de desarrollos tecnológicos de última hora. Así, los paneles utilizados en la Olympica Nova I están fabricados con ocho capas de madera doblada y prensada, que proporcionan una rigidez extrema al recinto, en cuyo interior se utilizan nervaduras estructurales cuidadosamente ubicadas a modo de refuerzo para reducir la vibración y manejar la totalidad de la potencia acústica generada por el movimiento de los altavoces.

Además, la parte exterior del exclusivo puerto bass-reflex Stealth Ultraflex, caracterizado por exhibir un nivel de turbulencias extremadamente bajo, ha sido fabricada a partir de un bloque macizo de aluminio extrusionado. En lo que respecta a su configuración electroacústica, la Olympica Nova I monta un tweeter de cúpula de seda con tecnología DAD (“Damped Apex Dome”) de Sonus Faber acompañado de un altavoz de medios/graves derivado del empleado en la colección Homage Tradition. De gestionar el conjunto se encarga un filtro divisor de frecuencias basado en la exclusiva “Paracross Topology” de Sonus Faber, que permite reducir sustancialmente la sensibilidad a las interferencias de radiofrecuencia, mejorando la respuesta a los transitorios y reduciendo el ruido de fondo.

 

Wilson Audio Tune Tot – 11.990 euros

La TuneTot es una de las brillantes realizaciones del “Wilson Special Aplications Engineering”, un producto que constituye un auténtico desafío en términos de ingeniería, por cuanto su objetivo es ofrecer los elementos característicos de Wilson Audio (belleza tímbrica, sutileza dinámica, resolución de la escena sonora y transparencia) en ambientes habitualmente hostiles a los mismos. Esto hace que la condición de la TuneTot como caja acústica más compacta de la historia de la legendaria firma estadounidense no le impida haber sido construida por el mismo equipo que puso a punto la monumental WAMM Master Chronosonic.

Así, tanto el recinto como los transductores derivan de los empleados en los modelos Alexx y Sabrina, a lo que hay que añadir dos características impuestas por sus creadores: por un lado, la necesidad de aislar la caja acústica propiamente dicha de su entorno y, por otro, disponer de corrección ajustable en el dominio del tiempo, particularidad esta última consustancial al ADN de Wilson Audio. El resultado es un minimonitor cuya descomunal musicalidad puede incrementarse todavía más con la adición de la exclusiva base dedicada ISOBase, que aísla literalmente a la TuneTot de la superficie que la sustenta.