Etapa Audio Research VT80

23 de Enero de 2017 Sarte

Rompiendo estereotipos en amplificación a válvulas

Esperado broche de oro de la Serie Foundation del más reputado de los fabricantes de electrónicas a válvulas, la VT80 es un producto que seduce poderosamente gracias a la elegancia con que pone el mejor clasicismo en audio al servicio de las exigencias del sonido digital más exigente.

Un producto que además refleja la genuina “revolución dentro de la tradición” experimentada en los últimos seis años por la firma fundada por el legendario William Z. Johnson, que convierte los diseños de última generación de la misma en una potentísima herramienta para descubrir la musicalidad oculta en el nuevo audio digital. En suma, “modernidad vintage” bien entendida, gracias a la combinación de componentes de élite, circuitos exclusivos y una calidad de fabricación sin precedentes entre los productos de su clase.

 

Fruto de casi medio siglo de mejoras continuadas

Audio Research es una de las contadísimas marcas especializadas en audio de alto nivel  que desde que vio la luz por primera vez ha mantenido una trayectoria rectilínea, coherente hasta el tuétano.

Una manera de ser que en cierto modo conecta con el hecho de que se fundó para reivindicar el sonido de las válvulas de vacío cuando los transistores estaban empezando a implantarse de forma masiva en todos los ámbitos de la electrónica de consumo. Sí: Audio Research se fundó justo cuando el transistor bipolar amenazaba con arrinconar definitivamente a un dispositivo que, pese a su aparatosidad física, sonaba divinamente: la válvula de vacío. Algo parecido a lo que más adelante sucedió con el CD y el disco de vinilo, aunque con tintes aún más dramáticos, porque los primeros transistores sonaban francamente mal y, por supuesto, definitivamente peor que los componentes que habían venido a sustituir.

Y en estas aparece una compañía que rema a contracorriente, y además con un éxito inmediato, que con el tiempo se extendería a muchos adoradores tempranos del “solid state”, gracias al indiscutido talento de su fundador, William Z. Johnson, un auténtico maestro en el arte de diseñar topologías circuitales capaces de llevar al límite las posibilidades de las válvulas de vacío más conocidas. La apuesta de la firma de Minnesota tuvo además un mérito extra, porque durante casi dos décadas –los 80’ y, por lo menos, la primera mitad de los 90’ - la escasez de válvulas de vacío de alta calidad se convirtió en un verdadero dolor de cabeza para sus ingenieros, que tuvieron que conformarse con material de origen chino y prestaciones a menudo “dudosas”. Todo esto forma ya parte del pasado porque a lo largo de los últimos 10 años hemos podido asistir no sólo al renacer de la fabricación de válvulas “clásicas” con unos elevadísimos estándares de calidad, sino incluso algo a priori tan inimaginable como es el nacimiento de modelos completamente nuevos. Si a ello añadimos la incorporación de Audio Research a uno de los conglomerados empresariales más importantes del mundo especializados en High End, resulta fácil entender el entusiasmo que despierta el lanzamiento al mercado de un amplificador de la marca, máxime si completa una gama de reciente factura que destaca por ofrecer sonido de referencia por un precio razonable.

Y es que la VT80, que así se llama la etapa de potencia que protagoniza el presente Blog, es una electrónica muy especial, puesto que ha sido creada por el mismo equipo de diseño e ingeniería que puso a punto la fabulosa Serie Reference de Audio Research, con el objetivo expreso de facilitar el acceso a la reconocida excelencia sonora de la marca a un grupo más amplio de aficionados. Dotada de una estética muy particular, una construcción mecánica de gran nivel, opciones de conexión muy flexibles (toma para señal de disparo de 12 V y puerto RS232 incluidos) y funciones altamente innovadoras, la VT80 toma como punto de partida la configuración utilizada en la excepcional etapa de potencia Reference 75, hasta el punto de compartir ambos modelos los mismos transformadores de alimentación y de salida, una topología circuital similar y un elevado número de componentes. Por si con esto no basta, la VT80 incluye dos potentes innovaciones en el ámbito de la funcionalidad presentes por vez primera en un producto de Audio Research. La primera de ellas aporta grandes ventajas de tipo práctico y es un exclusivo circuito de polarización automática, desarrollado íntegramente por el ingeniero jefe de la división analógica de la firma estadounidense,  que permite a la VT80, una vez puesta en marcha y con todas las válvulas instaladas, ajustar automáticamente la polarización de cada válvula de salida con el fin de asegurar unos resultados óptimos en términos de potencia y distorsión. Para ello, dicho circuito ajusta en tiempo real la potencia de salida en función del desgaste de cada válvula o de las fluctuaciones de la tensión de alimentación, sin comprometer en ningún momento las prestaciones globales, maximizando de este modo la vida útil de los que sin duda son los componentes de un amplificador a válvulas más sometidos a fatiga. Y hay todavía más, ya que la VT80 también está capacitada para funcionar con un amplio espectro de válvulas de potencia entre las que destacan modelos tan apreciados por los perfeccionistas del audio como la 6550, la KT88, la KT90, la KT120 o la KT150 (las dos últimas aparecidas recientemente). Asimismo, la VT80 incluye un fusible de protección para cada válvula de salida con el fin de garantizar un funcionamiento fiable en todo tipo de condiciones de trabajo. En lo que a topología circuital se refiere, la VT80 también destaca por su carácter innovador, ya que utiliza una arquitectura balanceada que le permite entregar 75 vatios continuos por canal sobre cargas de 4 u 8 ohmios apoyados por la excepcional capacidad dinámica que le proporciona su espectacular reserva de energía (350 julios), combinada con un tiempo de subida de 4 microsegundos. Por lo demás, la extensión de la curva de respuesta en frecuencia de la Audio Research (con puntos de corte a -3 dB en 0’7 Hz y 80 kHz) y la opulencia de sus registros en materia de relación señal/ruido (115 dB) y separación entre canales (112 dB) aseguran un comportamiento de muy alto nivel en la reproducción de los archivos de audio de alta resolución más exigentes.
Volviendo a la parte “cosmética” de la VT80, vale la pena destacar que la estructura abierta de su chasis extrusionado aporta simultáneamente belleza –con una integración perfecta con el resto de modelos de la Serie Foundation- y un fundamento muy rígido para las dos válvulas de ataque 6H30 y las cuatro válvulas de salida VT120 utilizadas, un detalle que no debe pasar desapercibido puesto que influye directamente en el sonido. En suma, estamos ante un amplificador de corte eminentemente clásico pero dotado de una funcionalidad inequívocamente moderna –dispone incluso de una función de apagado automático que puede ser desactivada por el usuario- y que, por lo tanto, a efectos prácticos no tiene nada que envidiar a un diseño “solid state” de vanguardia.

 

Calidez y temperamento en perfecto equilibrio

Una de las características más atractivas de la VT80 es la posibilidad de hacerlas funcionar con un amplio espectro de válvulas de potencia –las de ataque son las 6H30, utilizadas ahora mismo en casi todas las electrónicas de Audio Research-, aunque para nuestras pruebas decidimos no tocar nada y emplear las de serie, es decir, las KT120, que por otro lado son dispositivos de última generación.

Por lo demás, acompañamos la VT80 con un preamplificador de línea LS28, un procesador digital DAC 9 (ambos de Audio Research y pertenecientes ambos a la Serie Foundation) y una pareja de cajas acústicas Wilson Audio Sabrina, cableado todo ello con Transparent Ultra de 5ª Generación y utilizando como fuente nuestro tradicional ordenador portátil Apple Mac Pro.
Habiendo dejado el equipo en marcha durante toda la mañana, hay que destacar la pureza, el brío y el respeto de los timbres que caracterizan la escucha de la nueva Audio Research. Más aún, podemos incluso decir sin reservas que una electrónica como la analizada respeta perfectamente la fase de la señal, lo que se traduce en una sensación de ambiente muy homogénea y extremadamente precisa para localizar fuentes de sonido en el espacio. Así, en determinadas grabaciones se perciben sonidos de ambiente muy espaciosos, con un ángulo de apertura que permite crear escenas sonoras francamente creíbles. Al mismo tiempo, los acontecimientos “principales” se posicionan de manera muy precisa entre las cajas acústicas, hasta el punto de que en algunas grabaciones concretas (jazz vocal, por ejemplo) uno cree tener delante suyo una caja acústica central…. Dicho de otro modo, la ilusión de la estereofonía en directo. Por otro lado, cuando forzamos el nivel de volumen o cuando se reproducen pasajes especialmente violentos, la VT80 desencadena su enorme reserva de energía –decididamente, los 75 vatios continuos por canal anunciados por el fabricante son una cifra muy conservadora, casi modesta- con una elegancia sublime. La potencia está allí, por supuesto, pero perfectamente “disciplinada”. En la zona baja del espectro, dicha energía es impresionante pero la personalidad tímbrica de los graves se mantiene en todo momento. Esta percepción se puede constatar en los solos de contrabajo, donde las diferencias entre notas son perfectamente perceptibles. La articulación es sensacional y se puede seguir el juego melódico de los músicos sin tener la impresión de oír siempre la misma nota. Nuestra conclusión es que los ingenieros de Audio Research han logrado “incrustar” tan brillantemente en la VT80 refinamientos circuitales de sus modelos de referencia que a su vez establece la nueva referencia entre los productos de su clase.

Fabricantes: