Esoteric N-01XD a prueba

14 de Mayo de 2020 ada

“Perfeccionando la perfección”. Dos palabras que sintetizan la esencia de la japonesa Esoteric, una marca que desde su fundación en 1987 no ha hecho más que deleitar a los amantes de la música y el sonido en su máxima expresión con productos sublimes. De dichos productos, algunos han ido incluso más allá para situarse en el ultraselecto club de las referencias absolutas, formado por una élite de realizaciones sin compromiso que a la postre acaban marcando el camino a seguir por las demás.

A dicho club pertenece sin la más mínima duda el nuevo reproductor de música en red N-01XD, formidable representante de una tradición de excelencia sin igual en el ámbito de las fuentes digitales, creado para llevar a lo más alto el mejor audio digital conectado a Internet. Un producto absolutamente sensacional que nos ha dejado boquiabiertos por la increíble sofisticación de todos y cada uno de los elementos que lo constituyen.

 

La búsqueda de la perfección: una meta al alcance de pocos

En todos los ámbitos relacionados con el conocimiento y la tecnología se llega siempre a un punto a partir del cual hay que multiplicar la cuantía de los recursos a invertir para obtener una mejora perceptible –que puede ser muy pequeña- en el resultado final. En el ámbito del audio, a esta regla no escrita hay que sumar una poderosa componente subjetiva que a la postre es la que acaba marcando la diferencia.

De ahí que en el universo del High End no haya otros límites, a la hora de buscar la excelencia, que los que marca la imaginación del diseñador y el estado de la tecnología en ese momento. La japonesa Esoteric fue fundada con este único propósito hace 33 años, habiendo sido el resultado algunos de los mejores componentes de audio –en especial fuentes digitales- jamás creados. A esta “supercategoría” formada única y exclusivamente por referencias absolutas se acaba de incorporar la profundamente remodelada versión del reproductor de música en red N-01, bautizada como N-01XD y que apabulla por la sofisticación extrema de una ingeniería cuya única meta es dotar del máximo realismo posible al sonido de alta resolución procedente de Internet.

 

Una exhibición de refinamiento tecnológico en toda regla

La carta de presentación de la nueva “superfuente” digital de Esoteric es, como marca la tradición en la firma tokiota, una construcción íntegramente metálica de muy alta rigidez diseñada para minimizar los efectos de todo tipo de vibraciones. Una construcción particularmente elaborada por cuanto combina un chasis formado por dos capas –aluminio y acero- y una estructura interna dividida en dos niveles, a lo que suma un panel superior equipado con una estructura semi-flotante sin tornillos de sujeción.

Pero la clave del N-01XD la encontramos en una innovadora y exclusiva circuitería que responde a la denominación de “Master Sound Discrete DAC” y un Módulo de Conectividad a Redes cuidadosamente afinado para mejorar la calidad sonora. Considerado por sus creadores como el sistema de conversión D/A para aplicaciones estereofónicas más revolucionario de toda la historia de Esoteric, el Master Sound Discrete DAC está basado en un circuito desarrollado originariamente para el procesador digital de audio monofónico Grandioso D1X e incluye nada menos que 32 elementos separados para cada canal. Cada uno de esos 32 elementos, entre los que figuran componentes tan relevantes como un controlador de reloj, circuitos lógicos, condensadores y resistencias, es totalmente independiente del resto, con el fin de asegurar el sonido más puro posible sin la más mínima pérdida de energía musical.

El N-01XD también incorpora el exclusivo modulador Delta-Sigma de Esoteric, que soporta cuantificaciones con resolución de 64 bits a 512 veces la frecuencia de muestreo estándar (leáse DSD512). A fin de llevar a cabo una conversión D/A lo más precisa posible a la hora de tratar señales codificadas en PCM y DSD, los creadores del N-01XD pusieron a punto algoritmos de procesado digital ejecutados vía FPGA (“Field-Programmable Gate Array”) para cada proceso de conversión, siendo el resultado una restitución extraordinariamente natural de contenidos procedentes no sólo de Internet, sino también de otras fuentes digitales conectadas al N-01XD, caso de una mecánica de transporte o un lector de discos CD/SACD.

 

La importancia fundamental de lo analógico

Mucho hemos hablado sobre la relevancia de lo analógico a la hora de maximizar la musicalidad de las fuentes digitales, relevancia que gana en magnitud a medida que lo hace la sofisticación de las mismas. Esto nos lleva directamente a uno de los  elementos cruciales del N-01XD: el amplificador separador de salida, basado en la exclusiva y contrastada tecnología HCLD de Esoteric y cuyo excepcional “slew rate” de 2.000 V/us le permite, en combinación con una fuente de alimentación equipada con “supercondensadores” EDLC (“Electric Double-Layer Capacitor”), una reproducción extraordinariamente natural tanto de las frecuencias más bajas del espectro como de la dinámica de las grabaciones más complejas.

A ello contribuye asimismo el sofisticado y opulento  sistema de alimentación –lineal- de la sección de conversión D/A, que incluye cuatro transformadores toroidales de muy bajo ruido repartidos entre los canales izquierdo y derecho, los circuitos digitales y el módulo de conectividad a redes. Asimismo, la circuitería de regulación de la mencionada sección utiliza un regulador de corriente continua con baja tasa de realimentación en una elaborada configuración discreta, libre de circuitos integrados, e importada directamente del fabuloso conjunto de lectura digital P1X/D1X de la propia Esoteric.

 

Módulo de Conectividad a Redes y reloj de sincronismo de última generación

Sobra decir que el N-01XD presta la máxima atención al que sin duda es un componente crítico en todo reproductor de música en red: el Módulo de Conectividad a Redes. Lo que nos encontramos es una sofisticada circuitería complementada por una fuente de alimentación lineal dedicada, en la que se utilizan componentes hechos a medida para aplicaciones de audio con una capacidad de almacenamiento total de nada menos que 2.333.333 uF… ¡lo nunca visto! Otro elemento clave en toda fuente digital, el reloj del sincronismo, ha recibido también la máxima atención en el N-01XD, por cuanto se utiliza exactamente el mismo que en el antes citado sistema P1X/D1X, lo que comporta una precisión extrema (+/-0’5 partes por millón o ppm) y un ruido de fase extremadamente bajo que contribuyen de manera drástica a la expansividad y definición del sonido.

En el ámbito de la conectividad, hay que destacar en primer lugar una funcionalidad USB-DAC compatible con archivos codificados en DSD hasta 22’5 MHz (DSD512) y en PCM hasta 32 bits/384 kHz, a lo que se suma el exclusivo sistema de transmisión de amplia banda pasante por señales de corriente ES-LINK5 Analog, una extensa dotación de tomas digitales y una entrada para señal de sincronismo externo. Al igual que en todas las fuentes digitales de última generación firmadas por Esoteric, la gestión del N-01XD es asegurada por la Esoteric Sound Stream, una “app” para iOS/Android que ha sido diseñada por la firma japonesa poniendo un énfasis especial tanto en la calidad sonora como en la facilidad de uso.

 

Transparencia y calidez a la altura de un producto “fuera de parámetros”

La evaluación de una fuente –sea del tipo que sea- justifica más que en ningún otro caso el uso de un equipo en consonancia, al tratarse del primer elemento de la cadena de reproducción de audio y determinar por tanto el comportamiento del resto. De ahí que combinemos el N-01XD con un preamplificador Momentum HD y dos etapas de potencia monofónicas Momentum M400 de la estadounidense D’Agostino Master Audio Systems y una pareja de cajas acústicas Wilson Audio Sasha DAW, todo ello interconectado con Transparent Reference de 5ª Generación.
Previa descarga de la “app” de gestión y con las preceptivas dos horas de precalentamiento, el N-01XD revela ser una máquina sencillamente sublime… la mejor realización de su clase que ha pasado por nuestras manos.

Un conectividad y una velocidad de acceso a contenidos remotos absolutamente irreprochables –las propuestas “Hi-Res” de TIDAL y Qobuz en nuestro caso- constituyen la antesala de una presentación sonora en la que la sensación de presencia casi física, visceral, del sonido marca la pauta en todo momento, especialmente en aquellas grabaciones verdaderamente bien ejecutadas. Impresiona la sensación de aire a través de los instrumentos, así como unas voces –tanto solistas como en coro- pletóricas de matices y, por supuesto, una curva tonal subjetiva que en muchos casos merece el calificativo de perfecta. Sobra decir que la funcionalidad DAC del N-01XD es una herramienta del máximo nivel para redescubrir no sólo nuestras descargas en alta resolución favoritas, sino incluso cualquier colección de discos compactos que tengamos almacenada en un ordenador, servidor o unidad NAS.

 

Fabricantes:
WhatsAppWhatsApp