Boenicke W13 SE+ a prueba
Fecha 5 Febrero 2021 Autor ada Tags Varios

Es la Boenicke W13 SE+ una elegantísima caja acústica cuya dotación de tecnología simple y llanamente apabulla. La lista es larga, como corresponde a un producto en el que el perfeccionismo a todos los niveles es la norma: resonadores electromecánicos serie y paralelo para todos los altavoces, purificadores cuánticos, sección de graves amplificada con control por DSP, transductores dedicados con filtrado mínimo, pies SwingBase, componentes antirresonantes incluso en los terminales de conexión y cableado interno con orientación de señal optimizada.

¡Casi nada! Y, por encima de todo, un sonido fabuloso en riqueza, presentación espacial y humanidad que refleja el saber hacer de Sven Boenicke, un entusiasta radical de la música –tiene su propio sello discográfico- que lleva más de 20 años luchando por desarrollar la herramienta perfecta para reproducirla en la intimidad del hogar. 

 

Lógica y coherencia del refinamiento continuo en audio

Una de las ventajas consustanciales al universo del audio de alta calidad es que cuando se busca lo absolutamente mejor los límites apenas existen, porque son tantos los parámetros implicados en esta particular ecuación, que incluso cuando da la sensación de que hemos llegado al final del camino, siempre es posible afinar un poco más actuando sobre tal o cual elemento. Lo vemos, por ejemplo, en muchas realizaciones de la veterana firma japonesa Marantz, especialmente aquellas firmadas por su carismático “Brand Ambassador”, Ken Ishiwata, infatigable en su búsqueda de elementos susceptibles de mejorar, aunque sea a nivel microscópico, la calidad sonora de las mismas. Una operativa que, por lógica, se puede trasladar al muy reñido campo de las cajas acústicas, donde la sensación de que todo ya ha sido inventado reina entre algunos diseñadores particularmente exigentes, que se niegan a dar un solo paso en su proceso creativo si consideran que no puede aportar nada verdaderamente nuevo, innovado; algo que, como decimos muy a menudo en este espacio, marque diferencias.

Sven Boenicke, “alma mater” de la suiza Boenicke Audio, es uno de dichos diseñadores y, desde luego, uno de los más exigentes y “especiales”, sin duda alguna por su compromiso vital con la música y las posibilidades que le ofrece su país para acceder a la tecnología más sofisticada del planeta, una tecnología que le ha permitido poner a punto una de las gamas de cajas acústicas más elaboradas y refinadas del mundo. No sólo esto: también desarrollar, para cada uno de los cuatro modelos de base que la constituyen, dos evoluciones –SE Version y SE+ Version- que reflejan el valor de la búsqueda de la perfección absoluta cuando se lleva a cabo de un modo coherente y, por lo tanto, anteponiendo siempre la música a la tecnología.

 

Una caja acústica extraordinariamente compleja

Estábamos a punto de añadir “sin compromiso” después de “caja acústica”, pero la verdad es que hubiera sido injusto ponerlo, ya que en realidad todas las realizaciones de Boenicke Audio son merecedoras de tal valoración. También, por su concepción, su tecnología y la ejecución de sus recintos, son los sistemas de altavoces de la marca suiza notablemente complejos, en cualquier caso mucho más que la media. Pero cuando el protagonista la versión más elaborada del buque insignia de la marca, la imponente columna W13, hay que reconocer que estamos hablando de palabras mayores…. “muy mayores”. En primer lugar, porque, al igual que sucede con los demás modelos de Boenicke Audio, tanto la evolución de la versión Standard a la SE como la de ésta a la SE+ no es fruto de una estrategia de marketing, sino de una ideología muy concreta cuya materialización ha llevado su tiempo. Y en segundo lugar, porque la W13 –y por tanto la SE+- es distinta de las demás columnas de la firma helvética, como consecuencia de su sofisticada sección de graves activa gestionada por Procesado Digital de Señal (DSP). Dicho esto, lo que tenemos es una caja acústica de tres altavoces y tres vías que, partiendo del característico recinto de manera natural de Boenicke Audio con laberinto interno optimizado por ordenador, incorpora una serie de soluciones únicas que la convierten en un producto verdaderamente especial, único.

Quizá lo más llamativo de la configuración electroacústica empleada es el antes citado subsistema de graves, constituido por dos woofers con cono de 330 mm diámetro diseñados para realizar grandes desplazamientos, que son atacados por un módulo de amplificación en Clase D de 2x350 vatios. Dicho sistema está gestionado por DSP con 4 preselecciones de usuario para optimizar la integración en la sala de escucha.
También el altavoz de medios, equipado con un cono de madera de 152 mm de diámetro, ha sido hecho a medida siguiendo las exigentes especificaciones de Boenicke Audio, a la vez que incorpora uno de los exclusivos resonadores electromecánicos paralelos de la firma helvética. Incluye un filtro paso bajo de primer orden aunque no filtro paso alto, a lo que se suman elementos exclusivos para optimizar sus parámetros clave. La W13 SE+ Version se completa con un altavoz de agudos de amplia banda pasante de 75 mm de diámetro con filtro paso alto de primer orden –que incluye un condensador Duelund Silver Foil de 0’01 uF-, combinado también con uno de los resonadores electromecánicos conectados en paralelo de la marca. Señalemos asimismo que el afinado acústico/electroacústico es objeto de un ajuste adicional en la forma de la incorporación de resonadores electromecánicos serie a los altavoces de medios y medios/agudos (el término “medios/agudos” viene a cuenta de su extremadamente amplia banda pasante, que le permite trabajar de una manera muy relajada).

No termina aquí la retahíla de refinamientos de la W13 SE+ Version porque también incluye los altamente imaginativos “Purificadores Cuánticos” de Bybee, un circuito diseñado específicamente para linealizar la curva de respuesta en fase y los singulares pies posteriores SwingBase de Boenicke Audio. Completan el conjunto los exclusivos elementos de conexión Steinmusic Speaker Match Signature (que permiten optimizar la interfaz caja-amplificador). Al igual que en los demás modelos de Boenicke Audio, la W13 SE+ Version monta un tweeter de ambiente en el panel posterior cuyo circuito de filtrado incluye uno de los reputados condensadores Mundorf MCap Supreme. Con respecto a los mencionados Purificadores Cuánticos” de Bybee, nos limitaremos a decir que su cometido es reducir el ruido y mejorar la calidad de la señal que alimenta a los altavoces que los incorporan, gracias a la aplicación de sofisticados conceptos desarrollados por el físico Kack Bybee. Unos conceptos cuya explicación detallada escapa a los objetivos del presente Blog, pero cuya idea de base es que, en última instancia, el ruido de fondo de cualquier circuito electrónico es la naturaleza cuántica del electrón y su interacción con la malla cristalina a través de la que se mueve.

 

Una nueva interpretación del concepto de musicalidad

La muy especial configuración de la W13 SE+ Version invita a combinarla con una electrónica que combine fuerza y delicadeza al máximo nivel. Es por ello que elegimos el amplificador integrado estereofónico D’Agostino Momentum, mientras que como fuente optamos por el revolucionario Marantz A-10. En cuanto al cableado, utilizamos  Transparent Ultra de 5ª Generación en todas las uniones.
La W13 SE+ Version no es, desde luego, una caja acústica al uso, ni siquiera para quienes conocen el High End más extremo, como consecuencia de los refinamientos que incorpora.

De entrada, hay que “jugar” con la posición de las cajas para que la integración del subsistema de graves en la sala sea lo más precisa posible, mientras que también debe cuidarse la distancia a la pared posterior a fin de que el tweeter de ambiente pueda realizar su cometido de una manera convincente. Y, por supuesto, una vez tengamos la posición definida, habrá que probar con diferentes niveles de graves y las muy elaboradas preselecciones de usuario. Llegados a este punto y habiendo escuchado música tanto amplificada como ejecutada con instrumentos naturales, lo que hay que decir de la W13 SE+ Version es que resulta sencillamente sublime a la hora de desgranar las sutilezas de cada grabación por la fluidez y naturalidad que exhibe en todo momento. La sección de graves activa recrea una sutil -pero contundente si la situación lo requiere- línea de bajos que permite a la música expresarse con toda su majestuosidad -¡espléndidas las voces!- a cualquier nivel de volumen, todo ello aderezado por una dinámica y una presentación espacial magníficas.
En definitiva, estamos ante una caja acústica completamente fuera de los caminos trillados. De hecho, en algunos aspectos casi revolucionaria.