flow dan clark
Auriculares: lo que hay que saber para elegir el modelo más adecuado.
Fecha 7 Abril 2021 Autor ada Tags Teoría y Tecnología

En su momento considerados un mal menor para poder escuchar música a niveles de volumen decentes sin molestar a la familia y/o a los vecinos, en los últimos años los auriculares se han convertido en un accesorio esencial de nuestro estilo de vida y, para determinados entusiastas del audio, un herramienta perfecta para acceder al sonido absoluto. Un objetivo algo egoísta, cierto, pero con una recompensa que vale la pena. El “problema” es que hubo un tiempo en que la elección de unos auriculares estuvo limitada a la oferta de unas pocas marcas especializadas, mientras que ahora da la impresión de que todo el mundo quiere “subirse al carro”.

dan clark

Por otro lado, el número de dispositivos que utilizan auriculares ha explotado literalmente, hasta el punto de que estos últimos se han convertido en poco menos que en un accesorio vital. Lo que acabamos de decir nos lleva una conclusión lógica: elegir unos auriculares exige tener muy claro lo que se quiere tanto en términos de calidad sonora pura y dura como de diseño, calidad de fabricación, ergonomía y, por supuesto, precio. Acertar a la primera en tal elección es el objetivo de este Blog.

 

Elegir el modelo más adecuado para nuestras necesidades.

Lo más probable es que la primera consideración a tener en cuenta sea decidir de manera precisa el uso que queremos dar a nuestros auriculares. Aunque las diferencias entre modelos para aplicaciones móviles y estacionarias llevan años disminuyendo, seguramente uno no quiera llevar puestos encima dos transductores poco manejables mientras va al trabajo en transporte público y, de modo similar, unos auriculares intraaurales tampoco serán la opción prioritaria cuando se quiere escuchar música en casa.

b1 final

En otro orden de cosas, si no estamos seguros del tipo de transductores que montan nuestros auriculares, hay una probabilidad elevada de que sean de tipo electrodinámico, dinámico o de bobina móvil, que viene a ser el equivalente de los altavoces que tenemos en las cajas acústicas de nuestro equipo de Alta Fidelidad. En este caso, la señal de audio es enviada a una bobina con devanados ultradelgados para crear un campo magnético que hace que dicha se mueva rápidamente. A su vez, esto provoca el desplazamiento del diafragma, que comprime y descomprime aire, creando las ondas sonoras que permiten reproducir música. Por regla general, este tipo de transductores son muy buenos para crear graves en abundancia, aunque el movimiento constante hacia delante y hacia detrás del mencionado diafragma por la bobina móvil provoca deformaciones del mismo que se traducen en deformaciones no lineales. Por su parte, los auriculares equipados con transductores magnéticos planos –tipo “planar”- utilizan la interacción de dos campos magnéticos para generar movimiento. En este caso, en vez de desplazar la bobina móvil, que a su vez atrae al diafragma, aquí la parte cargada se reparte a lo largo del elemento móvil, por regla general una finísima película plana. Esto significa que en vez de concentrar la fuerza en una superficie pequeña se reparte por la totalidad del diafragma.

d8000

Lógicamente, ello implica el uso de cascos de grandes dimensiones y más imanes que en un transductor electrodinámico, motivo por lo que los auriculares de tipo “planar” suelen ser más pesados. La recompensa es un sonido con una distorsión muy baja y una excelente respuesta a los transitorios. La tercera tecnología empleada en los transductores que equipan los auriculares es la electrostática, a menudo considerada como el no va más por los aficionados más exigentes, como consecuencia de su capacidad para reproducir microinformaciones y su extremadamente alta velocidad de respuesta. Mientras que los transductores dinámicos y “planar” utilizan conductores metálicos para mover el diafragma, en los diseños electrostáticos este último se mueve por sí solo, gracias al uso de una ultrafina lámina de mylar cargada eléctricamente situada entre dos placas conductoras (una de ellas cargada positivamente y la otra negativamente). A continuación, dicha lámina es empujada y atraída entre las placas para causar la vibración que crea ondas sonoras. El punto débil de los auriculares electrostáticos es que requieren una fuente de alimentación de alto voltaje, lo que significa que no podrán utilizarse ni en exteriores ni en movimiento.

voce dan clark

Además, suelen ser considerablemente más caros (la excepción la encontramos en los sensacionales VOCE de la californiana Dan Clark Audio) que sus rivales, aunque también hay que reconocer que ahora mismo existen en el mercado algunos modelos “planar” (firmados por Final y Dan Clark Audio) y electrodinámicos de referencia absoluta –(los Sonorous X de Final sin ir más lejos) que prácticamente los igualan a nivel de prestaciones puras y musicalidad.

 

Supraaurales/circumaurales, con cascos abiertos/cerrados por su zona posterior.

Como sugiere su nombre, los auriculares supraaurales descansan sobre las orejas en vez de cubrirlas por completo. A efectos prácticos, son adecuados para escuchar música en movimiento, ya que tienden a ser más pequeños y ligeros y a menudo pueden plegarse para facilitar su almacenamiento cuando no van a ser usados. En lo que concierne al confort, tienden a hacer en mayor o menor medida presión contra la oreja, aunque por otro lado suelen calentarse menos que sus homólogos circumaurales, es decir, aquellos que rodean las orejas por completo.

sonorous x

Con respecto a los diseños circumaurales, hay que decir que su mayor tamaño hace que tradicionalmente hayan sido considerados más adecuados para la escucha doméstica, aunque cierto es también que el número de personas que los utilizan mientras se desplazan va en aumento. Las mayores dimensiones de los cascos combinados con el aislamiento natural hacen que los graves sean a menudo más convincentes y que el ajetreo del mundo exterior sea ignorado a favor de una inmersión completa en nuestra música favorita. El punto débil suele ser casi siempre el confort, ya que el superior tamaño tanto de los cascos como de la diadema pueden provocar calor en las orejas y en la cabeza durante sesiones de escucha largas, a la vez que quienes lleven gafas o pendientes se sentirán particularmente incómodos con ciertos diseños. De hecho, la integración en la cabeza de un determinado modelo puede variar enormemente entre un usuario y otro, por lo que, como es la norma con cualquier componente de Alta Fidelidad que pueda interesarnos, aquí lo mejor es llevar a cabo una audición porque a la postre tal integración es tan importante como el sonido. Otro aspecto nada desdeñable a la hora de elegir unos auriculares tiene que ver con el uso, en los mismos, de cascos abiertos o cerrados por su parte posterior.

aeon 2 open

Así, los auriculares cerrados –“closed-back”- incorporan cascos sin vientos ni aperturas, por lo que la mayor parte del sonido se concentrará en el interior de dichos cascos. Este tipo de auriculares tienden a ser menos placenteros en términos de sonido al estar éste confinado en el interior de nuestra cabeza. Exactamente lo contrario sucede en los auriculares abiertos –“open-back”- y, por tanto, en los pertinentes cascos encontramos aperturas que permiten esparcir una parte del sonido. Cada diseño tiene sus beneficios, pero en general los auriculares abiertos tienen más aireación y una sensación de espaciosidad en la escena sonora que se extiende fuera de los cascos. No obstante, tales beneficios tienen su contrapartida negativa en la necesidad de aumentar el nivel de volumen para compensar cualquier ruido de fondo potencialmente molesto.

 

Otras categorías que merecen ser consideradas desde el punto de vista práctico.

También los auriculares intraaurales, es decir, los que se colocan directamente en el canal auditivo, han experimentado mejoras técnicas drásticas que los hacen interesantes incluso para quienes buscan la excelencia sonora con la facilidad añadida de un tamaño y un peso minúsculos (es el caso de los exquisitos diseños de la japonesa Final).

deviale gemini

Esto nos lleva a los auriculares inalámbricos y a los sistemas con cancelación de ruido activa (ANC), que aportan niveles de sofisticación variable (el no va más al respecto lo encontramos en el modelo intraaural Gemini de la parisina Devialet) y opciones de personalización –en algunos casos espectaculares- que gozan cada vez de mayor predicamento entre los amantes del ocio tecnológico.