audiolab
Audiolab: una leyenda instantánea gracias a un espíritu visionario
Fecha 12 Enero 2022 Autor ada Tags Audiolab

No ha habido ni hay, en el muy poblado universo doméstico del audio de alta calidad, muchas marcas que hayan adquirido una reputación instantánea como consecuencia de la introducción en el mercado de su primer producto. La británica Audiolab fue una de dichas marcas por haber sabido “dar en el clavo” a la primera, llegando en el momento apropiado y con el producto apropiado a un mercado, el de la Alta Fidelidad, que estaba empezando a dividirse peligrosamente entre realizaciones “mainstream” tan bonitas y prácticas como poco musicales y una élite formada por productos cuyo precio se alejaba cada vez más de las posibilidades del aficionado medio.

audiolab 8000a

Con su amplificador integrado estereofónico 8000A, Audiolab puso en manos de los amantes de la música un producto verdaderamente rompedor, por cuanto combinaba precio atractivo con una estética muy agradable y, lo más importante de todo, elementos tecnológicos de vanguardia seleccionados de tal modo que influyesen directamente en la calidad sonora percibida. En definitiva, una electrónica extraordinariamente musical -a la vez que asequible y genuinamente “british”- que ponía la esencia del entonces incipiente audio High End al alcance de un amplio número de aficionados.

 

Todo empezó con dos compañeros de estudios del Imperial College

La aventura empresarial de Audiolab empezó, como tantas otras, con el descontento de espíritus inquietos (los británicos Philips Swift y Derek Scotland) por el precio y la complejidad de uso de los componentes de Alta Fidelidad de su época. Un descontento cuya lógica materialización fue (en 1983) un producto que aunaba con tan buen tino calidad sonora, estética estilizada y precio competitivo que se convirtió, como decíamos anteriormente, en un clásico de manera instantánea. Como no podía ser de otro modo, el enorme éxito comercial y de crítica del amplificador integrado estereofónico 8000A animó a los creadores de Audiolab a desarrollar productos basados en la misma filosofía, siendo los primeros de dichos productos el preamplificador estereofónico 8000C y la etapa de potencia estereofónica 8000P.

audiolab 8000p

La perspectiva del tiempo permite hacerse una idea del carácter visionario de los Audiolab 8000, como reflejan estas líneas extraídas del folleto dedicado a los mismos: “Los amplificadores Audiolab son diseños modernos y sofisticados con las prestaciones y la flexibilidad necesarias inherentes a cualquier componente de Alta Fidelidad. Los amplificadores Audiolab tienen la capacidad para combinarse con todo tipo de cajas acústicas y cables, modelos altamente reactivos y de baja impedancia incluidos. Desde la música más tranquila hasta los picos de potencia, las etapas de salida permanecen lineales y estables para garantizar un sonido claro y natural.”

 

Un precursor de la democratización de la alta tecnología en audio doméstico

Magníficamente construidos, los Audiolab eran un ejemplo de cómo la aplicación inteligente de ideas audaces y tecnología punta permitía multiplicar la musicalidad sin que se descontrolara el precio. Y la verdad es que la marca británica fue pionera en este sentido, figurando en los folletos de sus productos elementos hoy tan corrientes como el uso de una arquitectura doble monofónica con alta capacidad de entrega de corriente en la etapa de potencia 8000P, o el recurso al Diseño Asistido por Ordenador (CAD) para minimizar los trayectos recorridos por la señal de audio en las placas de circuito impreso.

audiolab 8000a

Pero había más, mucho más, porque en los tres 8000 originales también encontrábamos resistencias de película metálica de alta precisión, condensadores de película de plástico de bajas pérdidas, placas de circuito impreso de vidrio epoxi, controles de tono compensados en fase, conectores RCA bañados en oro, disipadores térmicos de alta eficiencia hechos a medida, silenciamiento electrónico automático, transformadores de alimentación toroidales y fuentes de alimentación múltiples reguladas… ¡en definitiva una tecnología digna del 2021!

 

2004: International Audio Group toma el relevo

A las electrónicas 8000 antes mencionadas siguieron otras de concepción y estética idénticas aunque correspondientes a otros tipos de producto también englobados en la misma gama, concretamente un reproductor de discos compactos, un sintonizador de radio y ¡atención! un procesador digital de audio o DAC, todos ellos auténticos superventas que también merecieron los máximos elogios por parte de la crítica especializada y, en el caso concreto del DAC, un verdadero adelantado a su tiempo.

audiolab

En 1998 Audiolab fue adquirida por TAG McLaren Audio, una ambiciosa compañía que la crisis económica de principios del año 2000 se llevó por delante, volviendo unos pocos años después por todo lo alto a la primera división de la electrónica de consumo de alta calidad con motivo de su integración en el potente International Audio Group, alias IAG y del que también forman parte otros nombres tan legendarios del audio “british” como Wharfedale, Quad o Leak. En el año 2005, y bajo el liderazgo del ingeniero Nick Clarke, Audiolab propuso una gama de componentes completamente novedosos inspirados en los ya icónicos 8000 de su primera época, pero incorporando elementos tecnológicos de última generación. En 2010, el reproductor de discos compactos 8200CD, diseñado por John Westlake, obtuvo el codiciado galardón al “Producto del Año” que concede la influyente publicación especializada británica What Hi-Fi? Sound and Vision, un galardón que se repitió en 2011 y en 2012 y permite hacerse una idea del grado de elaboración de un producto que, además de excepcionalmente musical, era extraordinariamente asequible.

audiolab 8200cd

En 2011, la mencionada publicación concedió asimismo su precio al “Producto del Año” al procesador digital de audio MDAC. No es, pues, de extrañar que después de su entrada en IAG Audiolab haya recibido más premios de la prensa especializada británica que ninguna otra marca de su sector, lo que corrobora de nuevo tanto la plena validez como la vitalidad extrema de un enfoque que continúa siendo tan acertado como el primer día.

 

Cinco productos icónicos para entender Audiolab

La coherencia extrema de Audiolab en términos de concepción circuital y estética industrial hace que todos los modelos que constituyen el actual catálogo de la firma sean líderes en sus respectivos campos y, por lo tanto, que resulte difícil hacer una selección que represente el qué y el por qué de la marca. Aún así, creemos que los cinco modelos que reseñamos a continuación son harto significativos al respecto.

*Amplificador integrado estereofónico 8000A: En palabras de la publicación especializada británica Audiophile with Hi-Fi Answers, “Si alguna vez un producto ha definido su propio mercado, dicho producto es el 8000A. Fiabilidad, facilidad de uso y un sonido bien estructurado son los pilares que soportan la justificada reputación del 8000A. Con el paso de los años, el enfoque sensato, evolutivo del diseño que practica Audiolab ha sido ampliamente reconocido.”

audiolab 8000a

*Conjunto previo/tapa de potencia estereofónica 8000C/8000P: “La” opción para quienes buscaban lo que daba el 8000A pero en un formato cuantitativamente superior, con 2x100 vatios continuos por canal sobre 8 ohmios y la capacidad para entregar corrientes de hasta 40 amperios. De espectacular habría que calificar a la sección de fono del preamplificador 8000C, capaz incluso de lidiar con cápsulas de bobina móvil de salida baja (0’1 mV). Una “rara avis” para su época.

audiolab 8000c + 8000p

*Amplificador integrado estereofónico 8300A: Una electrónica cien por cien analógica que supera ampliamente a su reputada predecesora gracias a una potencia de salida superior, una etapa de fono de nueva generación y una estética que lo hace más elegante y versátil que nunca. Más importante aún es la extremadamente eficiente circuitería empleada, ejecutada con componentes de muy alta calidad para maximizar la transparencia y definición del sonido, la amplitud de la escena sonora y la separación entre canales, creando así las condiciones idóneas para presentar voces e instrumentos con un realismo excepcional. Genuino High End asequible a la manera clásica.

audiolab 8300a

*Reproductor de música en red 6000N Play: Una fuente digital de nueva generación, que combina la versatilidad de la plataforma de audio inalámbrico DTS Play-Fi con la contrastada experiencia de Audiolab en sonido de alta calidad, para ofrecer al usuario exigente una solución altamente musical en streaming de música vía Wi-Fi tan simple de configurar como de usar. Compatible DLNA, el 6000N Play incorpora una sección DAC que utiliza el mismo “chip” de conversión D/A con tecnología de 32 bits de ESS Technology que el reputado amplificador integrado 6000A.

audiolab 6000n play

*Electrónica estereofónica de audio “todo en uno” Omnia: Como su nombre sugiere, el Omnia es un completísimo producto que ofrece una solución excepcional, al combinar en un único chasis un reproductor de CD, un amplificador integrado estereofónico, un streamer, un DAC, un amplificador de auriculares y un preamplificador. Y lo hace a la manera de Audiolab, fusionando circuitos analógicos y digitales ejecutados con componentes de grado audiófilo y elementos mecánicos tan sofisticados como una mecánica de transporte idéntica a la del celebrado modelo 6000CDT de la propia Audiolab.

audiolab omnia