Amplificador integrado Primare I32

7 de Febrero de 2014 Sarte

Un combinado perfecto de amplificador y “streamer” en clave High End

 

Esta semana hemos elegido para ustedes un tipo de producto que para nosotros tiene mucho mérito, a la vez que es tremendamente actual… mucho mérito, sí, pero sólo si está verdaderamente bien diseñado y ejecutado. Y esto ya es harina de otro costal. El producto en cuestión es, por más señas, un fruto directo de la incorporación de Internet a los equipos de reproducción musical de altas prestaciones: un amplificador integrado en cuya concepción el fabricante tuvo la sana visión de prever una estructura modular que le permitiera aceptar futuras mejoras. Una idea en absoluto nueva, cierto, pero que,  en este caso, contenía un potente elemento diferenciador al no tener la mejora prevista ninguna relación con la tarea básica del producto en cuestión: amplificar señales de audio. Sí, el Primare I32 había sido pensado para albergar un módulo capaz de transformarlo en un “streamer” de muy altas prestaciones, de manera que si el propietario del aparato decidía añadir a su equipo de reproducción musical los ilimitados contenidos disponibles en Internet le bastaba con añadir el citado módulo, de nombre MM30. De este manera, el Primare I32, que no en vano recibió uno de los codificados Premios EISA por su originalidad, mantenía intacta su reconocida valía como amplificador integrado “digital” de altos vuelos –al funcionar en una variante de la Clase D desarrollada por el fabricante escandinavo- y, a la vez, ponía en manos del usuario las ventajas de una circuitería de conversión D/A y acceso a la red de redes en sintonía con las aspiraciones de los aficionados más exigentes.

 

Un amplificador de nivel audiófilo clásico y vanguardista a la vez

 

 

La carta de presentación del I32 es una estética minimalista impoluta y funcional, realmente atemporal, reforzada por una construcción cien por cien metálica con soporte mediante tres pies que combinan metal con material absorbente en su interior. Y, por supuesto, con unos acabados en sintonía que no hacen sino confirmar la regularidad de la que Primare ha hecho gala durante toda su fructífera trayectoria. De entrada, aunque ahora mismo esto ya no es una novedad, la principal aportación de este amplificador integrado es la topología que utiliza su sección de amplificación de potencia. En concreto, una variante del modo de funcionamiento en Clase D llamado “Ultra Fast Power Device” (UFPD) que, en esencia, es una circuitería configurada en la citada Clase D a la que se ha incorporado un bucle de realimentación que aporta una ganancia de 26 dB en toda la gama de frecuencias de trabajo, a la vez que es inherentemente estable en las mismas. Así, en vez de tener la electrónica de amplificación propiamente dicha y la etapa de filtrado en bloques separados, como es norma en la mayoría de amplificadores que trabajan en modo conmutado, la topología UFPD integra ambos subsistemas en un mismo bloque, haciendo que el control del sistema mediante el uso de realimentación sea mucho más inmediato y preciso. De este modo, el amplificador UFPD adapta de manera activa la ganancia de lazo para hacer que este último sea completamente estable durante los procesos de arranque, recorte de señal y limitación de corriente. Detecta los cambios presentes en la salida del filtro y los compensa aplicando la cantidad de realimentación adecuada. En suma, se trata de un esquema de control de polos adaptativo (término íntimamente relacionado con la función de transferencia de un circuito, es decir, la que relaciona el comportamiento en amplitud, frecuencia y fase de las señales de entrada y salida del mismo), que permite disponer de varios decibelios de ganancia extra a lo largo de la gama de frecuencias de audio y mantener las prestaciones globales independientemente de cuáles sean las variaciones de la carga.

A todo ello hay que añadir una fuente de alimentación con Control del Factor de Potencia (PFC) que resulta fundamental para optimizar la gestión de la circuitería UFPD, ya que controla la corriente procedente de la red eléctrica para que su frecuencia y su fase sean idénticas a las de la tensión de red, con lo que ello comporta en términos de reducción de ruido parásito. Como es norma en Primare, el I32 incluye trayectos de señal minimizados, a la vez que todo el tratamiento de la señal de audio se lleva a cabo en el dominio analógico, destacando asimismo la presencia de amplificadores operacionales de alta precisión en la etapa que separa la conversión de señales no balanceadas en balanceadas. El resultado es una distinguida y poderosa electrónica que, entre otras cualidades, entrega 120 vatios continuos por canal sobre 8 ohmios o 230 vatios continuos por canal sobre 4 ohmios, lo que nos permite descubrir otra de sus singularidades: una capacidad de entrega de corriente nada usual en un amplificador integrado configurado en Clase D. Llegados a este punto, hay que destacar el “otro” elemento que protagoniza el presente Blog: el módulo multimedia MM30.

Disponible opcionalmente, el MM30 se monta sin mayores problemas en el I32, ya que  en el panel trasero de este último se ha dispuesto una ranura específica para aquel, que, a su vez, está compuesto por una placa de circuito impreso y otra metálica en la que se montan los conectores correspondientes a la funcionalidad aportada. En concreto, se dispone de un total de 6 entradas (3 ópticas, 1 coaxial, 1 USB Tipo A y una USB Tipo B) y 1 salida (coaxial) digitales de audio, así como el preceptivo conector Ethernet por cable y una antena WLAN (Internet sin cables), todo ello sin dejar de lado una toma prevista para la adición de funcionalidad DAB. De esta placa, ejecutada con el purismo habitual en Primare, hay que destacar la compatibilidad de todas las entradas con señales de 24 bits/192 kHz, así como el carácter asíncrono (reloj maestro de bajo “jitter” incluido) de las dos tomas USB. Y así llegamos a un producto en el que se combinan una electrónica ultramoderna de espíritu audiófilo con el pleno disfrute de todo tipo de contenidos digitales de última generación gracias a la integración del mismo con dispositivos UPnP (“Universal Plug & Play”), léase ordenadores PC y Mac, unidades NAS y, evidentemente, cualquier dispositivo portátil (tanto iOS como Android) de última generación. En definitiva, una joya que rejuvenecerá/pondrá al día el equipo en el que se incorpore y, además, por una relación calidad/precio excepcional en High End.
 

 

Fascinación estética, potencia operativa y transparencia sonora
 

Dejando bien claro que el Primare  I32 da para mucho a la hora de escoger las cajas acústicas, al final optamos por la preciosa e imponente columna Precision 6.4 de Tannoy, mientras que como fuente utilizamos nuestro ya habitual Apple MacPro. Todo ello unido por modelos de última generación de Van den Hul (The Revolution para la conexión de las pantallas acústicas y The USB Ultimate para el ordenador portátil).
Lo primero que hay que subrayar del amplificador integrado I32 "streamer"  es la facilidad con que se configuran las funciones aportadas por la MM30, visualización de fuentes incluida. No en vano, la “U” del protocolo UPnP significa “Universal”. A partir de ahí, el I32 no sólo evita tener que añadir otro componente a nuestro equipo, sino que es brutalmente revalorizado por una electrónica a la última que supera a la de muchos “streamers” y procesadores digitales de audio por la sencilla razón de que se aprovecha del refinamiento audiófilo de los subsistemas “analógicos” del I32. A partir de ahí, lo que tenemos es un sonido limpio, impoluto, jamás agresivo y, también, con mucha autoridad. Un sonido que nos recuerda lo bien que ha resuelto Primare el todavía candente problema de la musicalidad de muchos amplificadores configurados en Clase D. De hecho, incluso el extremo grave compite de tú a tú con el de máquinas con fuente de alimentación a la manera tradicional (lineales), todo ello con el “plus” de una temperatura de funcionamiento extremadamente baja si nos atenemos a la potencia real disponible. Para nosotros, el combinado I32+MM30 es un logro indiscutible que demuestra que lo bueno de verdad permite incluso ahorrar. Más info>>

Fabricantes:
    WhatsAppWhatsApp