Nuevo Marantz SR8012

3 de Diciembre de 2017 Sarte

El mejor receptor de A/V del mercado.

Nunca antes  un receptor de A/V nos había  impresionado tanto. Sensacional, apabullante, el SR8012, primer receptor de A/V de 11.2 canales firmado por Marantz, se erige en el abanderado de un tipo de producto capaz de desempeñar las funciones de un conjunto formado por previo/procesador de A/V y etapa de potencia multicanal.

Y como Marantz de pura cepa que es, amén de fabricado en Japón, el SR8012 suena ¡y cómo! gracias a una sección de audio que toma prestadas algunas de las soluciones más emblemáticas empleadas en los componentes estereofónicos de referencia de la marca. Todo ello es reforzado por una circuitería de vídeo compatible con el no va más en 4K/HDR y una conectividad tan potente como completa. Una máquina que lleva el disfrute audiovisual a un nivel que no estamos acostumbrados en electrónicas integradas por la simple razón de que ha sido pensada para satisfacer a los más exigentes.

 

Porque la música importa

Marantz ha logrado convertir su ya célebre “because music matters” en toda una declaración de principios que, al haber sido trasladada desde su gama de componentes de Alta Fidelidad a su homóloga para Cine en Casa, ha permitido convertir a estos últimos en los más musicales –los que mejor suenan, para entendernos- del mercado.

Porque si bien es cierto que los criterios/protocolos utilizados en la grabación de sonido cinematográfico –siempre multicanal- difieren sustancialmente de los empleados en estereofonía, no es menos cierto que a la postre lo que el usuario final, por lo menos el usuario final exigente, quiere oír es un sonido lo más natural posible. Y si los receptores de A/V de la marca son ejemplares en este sentido, ya les adelantamos que el nuevo buque insignia de la marca brilla a un nivel aún más alto.

 

Un diseño electrónico de nivel “State of The Art”

Si queremos obtener esa musicalidad superior de la que Marantz ha hecho gala durante casi 65 años, lo primero que hay que hacer es diseñar las secciones más “analógicas” –preamplificación, alimentación, amplificación de potencia- de una electrónica integrada de A/V con los mismos niveles de exigencia -y por lo tanto utilizando los mismos componentes- que en una para estéreo del máximo nivel.

Esto es exactamente lo que lleva haciendo la firma japonesa en las 12 generaciones –de ahí el “12” del SR8012- de receptores de A/V que ha conseguido poner en la calle… y con evidente éxito. Sin duda, ello se debe también al esmero puesto en la sección de vídeo, en los circuitos de descodificación de sonido envolvente y conversión D/A, en la calidad de la construcción mecánica y, en las generaciones vinculadas a la era de Internet, la conectividad. Todo ello es elevado a la máxima potencia en el Marantz SR8012, que en muchos aspectos puede considerarse la expresión suprema, el “State of the Art” de lo que es posible lograr en materia de los receptores de A/V con la tecnología disponible y, muy importante, sin que el precio se desmadre.

 

Cuatro “chips” DSP para una potencia de procesado descomunal

El SR8012 es una verdadera “máquina”… un “maquinón”, como les gusta decir a no pocos aficionados cuando un producto les impresiona de verdad. De entrada porque, está equipado con las tecnologías más avanzadas del momento en materia de sonido e imagen, es compatible con los formatos de audio y vídeo más novedosos y está preparado para incorporar los que puedan aparecer en el futuro, a lo que hay que sumar la potente conectividad de audio multisala inalámbrica HEOS. A nivel de configuración, lo que tenemos es un diseño de 11.2 canales –el primero con esta configuración firmado por Marantz- equipado con una sección de amplificación formada por 11 módulos independientes que le permiten entregar 205 vatios continuos por canal sobre 6 ohmios, una potencia suficiente para asegurar el control de incluso las cajas acústicas más exigentes en salas de dimensiones ya generosas y obtener un sonido verdaderamente integrado.

Esos 11 canales también permiten al SR8012 manejar una configuración de 7.1.4 –o 9.1.2- canales completa para reproducir lo último en sonido envolvente multidimensional o 3D, es decir las bandas sonoras codificadas en Dolby Atmos, DTS:X y Auro-3D, sistemas todos ellos integrados de serie en el aparato y cuya perfecta descodificación es asegurada por  una poderosa electrónica de procesado digital de señal protagonizada por un total de cuatro “chips” DSP SHARC de última generación. Que el Marantz incorpore esta descomunal potencia de cálculo/procesado no es nada baladí por cuanto el sonido envolvente multidimensional, tanto si está basado en objetos (Dolby Atmos y DTS:X) como en capas (Auro-3D), requiere la ejecución, y además en tiempo real, de una ingente cantidad de cálculos, lo que significa que cuanto más velocidad y precisión tengamos más realismo tendrá el efecto sonoro buscado.

 

Refinamiento audiófilo genuinamente Hi-Fi

Pero, como no podía ser de otro modo, hay un elemento que marca definitivamente la diferencia entre el Marantz y sus competidores inmediatos: la presencia del no va más de la firma japonesa en materia de diseño e ingeniería.

Hablamos de refinamientos tales como un chasis de cobre de alta pureza, un transformador toroidal blindado de bajo ruido, módulos HDAM de última generación o condensadores de filtrado de alta corriente, detalles en su mayoría reservados hasta ahora a los modelos High End estereofónicos –los de la Serie 10, sin ir más lejos- de la marca. Gracias a estas sutilezas, el SR8012 está en condiciones de ofrecer en cada uno de sus 11 canales unos niveles de precisión, espaciosidad y, sobre todo, calidez virtualmente a los proporcionados por los componentes de Alta Fidelidad de Marantz.

¿Qué significa esto? Pues sencillamente que el amante del cine que también lo sea de la música tendrá en su poder un producto no sólo muy completo en lo formal sino también extraordinariamente polivalente al permitir sesiones de larga duración tanto en estéreo como en multicanal.

 

“Streamer” e hiperconectado

Como producto a la última que es, el SR8012 también concede la máxima relevancia a la reproducción de música en sus variantes más avanzadas. Así, el “streaming” desde redes está integrado con el citado sistema HEOS, que permite al Marantz, cuando es utilizado con cajas acústicas compatibles, ser el centro neurálgico de un equipo de sonido distribuido por toda la casa gestionado por la HEOS App.

También se dispone de conectividad inalámbrica Bluetooth y AirPlay, así como la imprescindible compatibilidad con archivos de alta resolución –hasta 24 bits/192 kHz- codificados en FLAC, ALAC y WAV más DSD hasta DSD128 (frecuencia de muestreo de 5’6 MHz). Muy fácil de utilizar gracias los cuatro botones Smart Select del panel frontal y el mando a distancia –también es posible gobernar el aparato vía Marantz Remote App-, el SR8012 incorpora asimismo una muy completa dotación de sistemas para facilitar el ajuste de la configuración empleada y asegurar su perfecta integración en cualquier sala.

Y, por supuesto, también es compatible con la prestigiosa calibración de vídeo isf y está preparado para integrarse en los equipos de domótica más avanzados gracias a su compatibilidad con la tecnología Crestron Connected.

 

La sección de vídeo: 4K a plena potencia con lo último en HDR

Si la sección de audio del SR8012 impresiona, la verdad es que la de vídeo no se queda corta de vídeo. Para empezar, el Marantz incluye 8 entradas y 3 salidas HDMI compatibles con los estándares HDMI y HDCP más avanzados, así como con señales 4K/UHD a 60 Hz, la codificación Pure Color 4:4:4, el espacio de color BT.2020, las imágenes en 3D y los contenidos con relación de aspecto 21:9, a lo que se añade lo último en compatibilidad HDR (Alta Gama Dinámica). En este sentido, es importante destacar que el SR8012 está preparado para aceptar, mediante una actualización de software que se anunciará en su momento, los contenidos grabados en dos de las versiones más avanzadas del concepto HDR, concretamente el Hybrid Log Gamma (HLG) y el Dolby Vision. Evidentemente, también se dispone de capacidad para escalar, vía HDMI, señales de vídeo de definición estándar o alta hasta 4K/UHD, a lo que se añade la futura compatibilidad –también vía mejora de firmware- con la función eARC, versión mejorada –de ahí la “e”, correspondiente a “enhanced”- de la práctica ARC (Canal de Retorno de Audio). En definitiva, lo que tenemos es una máquina completísima dotada con una serie de elementos genuinamente Marantz que contribuyen de manera nos atreveríamos a decir que definitiva a la obtención de un sonido sin competencia en realizaciones similares.

 

Un sonido pletórico de realismo

Probamos el SR8012 en compañía de un reproductor de Blu-ray Disc 4K Sony UBP-X1000ES y un sistema de cajas acústicas 7.2.4, con los siete canales de sonido envolvente tradicionales reproducidos por un conjunto de cajas acústicas de la gama Venere de  Sonus Faber (dos Venere 3.0 para los canales principales, una Venere Center para el canal central y cuatro Venere 2.0 para los efectos laterales y posteriores) y los cuatro canales “3D” reproducidos por dos MartinLogan Vanquish. Todo ello completado con dos subwoofers activos REL Acoustics T-Zero para aportar visceralidad a la octava inferior, siendo la parte de vídeo confiada a un videoproyector Sony VPL-VW360ES. El cableado, Van den Hul en audio e In-Akustik en vídeo.

El visionado de la oscarizada “La Ciudad de las Estrellas. La La Land.” En su espléndida versión en Blu-ray Disc 4K basta por sí sola para darse cuenta de lo que el SR8012 es capaz de aportar. De entrada, la brillantez con que el aparato “engancha” las diferentes señales: todo es rápido y preciso, como debe ser en un producto diseñado para ser el centro neurálgico de un sistema de Cine en Casa de muy altas prestaciones, por no decir incluso de referencia. El enrutado de señales de vídeo es prácticamente instantáneo, y los sistemas de ayuda para optimizar la integración del aparato en la sala utilizada funcionan con autoridad pese a que ello no permite obviar el necesario ajuste fino, a conciencia. Pero donde el Marantz afirma su poderío es en la calidad sonora, y además tanto en términos de naturalidad, algo con lo que ya contábamos, como de potencia –el transformador de nivel audiófilo que incorpora se hace notar- y, en el caso del sonido 3D –en este caso utilizamos discos de demostración editados por Dolby, DTS y Auro- la calidad del posicionamiento espacial lograda resulta imponente.
A modo de conclusión diremos que completar el SR8012 con una configuración que esté a su altura implica realizar una inversión considerable, pero podemos asegurar que lo que recibimos a cambio vale la pena en todos los sentidos.
 

Más información >>

Fabricantes: