Características Técnicas

• “Transporte” de muy altas prestaciones para streaming de audio.
• Requiere un DAC externo (idealmente el Musical Fidelity MX-DAC).
• Diseño completamente optimizado para audio digital “bit perfect”.
• Software de reproducción de grado audiófilo.
• Nivel de “jitter” prácticamente nulo.
• Limpieza de todas las señales digitales entrantes para suprimir el ruido.
• Sistema de sincronismo avanzado, con reloj separado para la CPU.
• Fuente de alimentación, circuitería digital y circuitería analógica separadas.
• Compatible con señales PCM hasta 32 bits/384 kHz y DSD hasta DSD256.
• Homologado Roon Ready.
• Ripeado de CD’s con etiquetado e indexado automáticos.
• Entradas USB-A (2) y USB-B Micro para PC-Detox (1); compatible Bluetooth.
• Salidas USB-A (optimizada para audio) y HDMI.
• Capacidad de almacenamiento interno de 16 GB.
• Diseñado y construido íntegramente en Europa.
• Dimensiones: 220x53x215 mm (An x Al x P).
• Peso: 1’75 kg.

Descripción

El MX-Stream se define como un “transporte” universal para conexión a redes que puede acceder a cualquier servicio de streaming de música para enviar –vía conexión USB de Clase 2- el pertinente contenido a un amplificador integrado o a un DAC. En términos de ingeniería, el elemento clave del MX-Stream es que la totalidad de su circuitería digital ha sido diseñada partiendo de cero, con fuentes de alimentación y estabilización de tensión separadas para las diferentes placas de circuito impreso. Asimismo, se dispone de un avanzado esquema de resincronismo, hasta el punto de que incluso la CPU (Unidad Central de Proceso) principal es gobernada por un reloj optimizado para aplicaciones de audio, un detalle absolutamente inédito en las soluciones para streaming convencionales. Por otro lado, cada señal digital entrante es limpiada desde el principio, lo que significa que todos los archivos de audio son optimizados antes de su reproducción al ser despojados de cualquier posible ruido no deseado. Más aún, el uso de un software optimizado ha permitido a los ingenieros de Musical Fidelity llevar hasta el límite el potencial del hardware utilizado, siendo el resultado el primer “transporte” para streaming con una tasa de “jitter” prácticamente nula. Otro elemento esencial de MX-Stream es el carácter abierto de su arquitectura, que gracias a su compatibilidad con cualquier fuente de software abierta garantiza su vigencia con el paso del tiempo.