Munich High End 2019 - Reportaje

Mucho y muy bueno… como siempre

Como anunciamos en su momento, los pasados días 9 a 12 del presente mes de mayo tuvo lugar en la ciudad alemana de Múnich el certamen High End, que con el paso del tiempo se ha convertido en gran el punto de encuentro mundial de los amantes del sonido de excepción. Como reza en el “Final Report” enviado hace unos pocos días por la organización del evento, en la edición de este año han participado un total de 551 expositores de 42 países (aumento del 3’8% con respecto a la edición de 2018), mientras que la cifra total de visitantes ha ascendido a 21.180 (un 6’5% de incremento con respecto al año pasado). Llama poderosamente la atención el hecho de que 8.208 de dichos visitantes pertenecen al ámbito profesional, lo que corrobora una vez más la condición del certamen muniqués como referente para un sector en permanente evolución.

En esta edición de 2019 hemos visto un auténtico aluvión de novedades de nuestras representadas que intentaremos reseñar en esta crónica informal. Así, de Astell&Kern lo mínimo que podemos decir es que en su siempre concurrido stand vimos jugosas novedades, empezando por el nuevo reproductor portátil de referencia de la marca, el espectacular SP2000, y firme candidato al trono de mejor componente de su clase disponible en el mercado.

Al SP2000 hay que sumar otros modelos igualmente musicales pero más asequibles, de nombre Kann Cube, Kann 2 y SR15 (SR25). Pasamos ahora a un gran clásico del High End de todos los tiempos, la estadounidense Audio Research, que mostró su gama de productos casi al completo, destacando especialmente un vistoso conjunto protagonizado por los soberbios bloques monofónicos a válvulas Reference 160M y la versión mejorada de las fabulosas cajas acústicas Aida de Sonus Faber, las Aida 2. Bassocontinuo, el reputado fabricante de muebles y soportes para componentes audiovisuales de muy altas prestaciones, presentó también, como cada año, varias novedades junto con una cuidada selección de modelos de su extenso catálogo que confirman su celebrada creatividad.

Nombre ascendente dentro del panorama del audio de excepción mundial, la suiza Boenicke, célebre por los complejos mecanizados de los recintos fabricados íntegramente en madera que utilizan para sus cajas acústicas, anunció la expansión de su catálogo con un amplificador integrado de arquitectura modular con funcionalidad DAC incorporada, así como un DAC de referencia absoluta con alimentación a baterías e incluso cables de conexión a cajas acústicas. Considerada como un referente en el competitivo mercado alemán del audio High End, Brinkmann presentó el nuevo amplificador integrado estereofónico Voltaire, flanqueado por la versión especial 10º Aniversario de su exquisito giradiscos Oasis y los avanzados muebles y bases HRS, un auténtico prodigio de ingeniería mecánica.

La canadiense Classé aportó otra de las grandes novedades de este High End 2019 en la forma de tres nuevos modelos –un preamplificador, una etapa de potencia monofónica y una etapa de potencia estereofónica fabricados en Japón- pertenecientes a la generación más reciente de su reputada Serie Delta. Tres productos presentados en primicia en un evento exclusivo –coincidiendo con la integración de Classé en el grupo Sound United- que comentamos en una reseña separada. Otra de nuestras representadas más veteranas y puristas, la escandinava Copland, mostró en Múnich su soberbio amplificador integrado a válvulas CTA408, el mejor producto de su clase jamás construido por la firma sueca y una perfecta demostración de que es posible lograr una musicalidad equivalente a la de un conjunto previo/etapa de altas prestaciones a partir de un formato integrado cuando se administran adecuadamente los recursos actualmente disponibles en términos de componentes activos y pasivos, placas de circuito impreso y elementos mecánicos.

De la estadounidense D’Agostino Master Audio Systems, convertida en todo un referente en realismo y transparencia sonoros, pudimos ver las monumentales etapas de potencia monofónicas Relentless a pleno rendimiento y un nuevo amplificador integrado estereofónico de la gama Progression, que aporta prestaciones muy similares a las de los modelos Momentum a un precio más competitivo, gracias al uso de materiales menos costosos. A un nivel más “mainstream”, el fabricante de cajas acústicas estadounidense Definitive Technology demostró una vez más la efectividad de sus diseños con un sistema de Cine en Casa espectacular –sin duda el mejor de los poquísimos presentes en Múnich- instalado en una sala dedicada.

También nos gustó mucho una preciosa y asequible barra de sonido con subwoofer equipada con funcionalidad Chromecast y, ya en el ámbito de la estereofonía, una combinación que promete muchísimo como consecuencia de la combinación de prestaciones y diseño que ofrece: la formada por los minimonitores D7 y la flamante electrónica ultra compacta “todo en uno” Melody X de Marantz. Otra de nuestras estrellas ascendentes del panorama mundial del High End más purista, la exquisita EAT, mostró su gama de giradiscos al completo, con mención especial para los brazos de lectura creados específicamente para los mismos por diseñadores de prestigio.

A destacar igualmente su incipiente gama de cápsulas fonocaptoras y sus increíblemente versátiles preamplificadores de fono, que gracias a un ajuste continuo de la impedancia de carga y un generoso abanico de ganancias permiten optimizar el comportamiento de prácticamente cualquier cápsula disponible en el mercado. Otro monstruo sagrado del High End, en este caso la japonesa Esoteric, presentó su gama de productos al completo, destacando especialmente la versión actualizada –equipada con el novísimo bloque de transporte Atlas- de su sistema de lectura digital de referencia absoluta, el Grandioso P1X/D1X, que se podía escuchar en compañía de una pareja de cajas acústicas Sonus Faber Amati Tradition, un giradiscos Transrotor y las fabulosas remasterizaciones en SACD de la propia Esoteric.

Volviendo al audio de alto nivel alemán, la dinámica In-Akustik (a la que pertenece asimismo la popular Eagle Cable) presentó cables de conexión a cajas acústicas de nuevo diseño –planos y de precio más asequible- basados en su innovadora y premiada tecnología Air. La británica IsoTek, uno de los líderes reconocidos en cables y filtros de red, expuso su extensa gama de unos productos que constituyen el ajuste final definitivo de cualquier sistema, gracias al uso de tecnologías altamente imaginativas para optimizar el comportamiento de la señal procedente de la red eléctrica. Otro gran nombre del audio, la japonesa Marantz, demostró en Múnich su pujanza presentando nuevos receptores de A/V tanto en formato estándar (SR5014 y SR6014) como “ultraslim” (NR1710 y NR1510), así como el antes citado sistema “todo en uno Melody X y un interesantísimo receptor estereofónico de nueva generación y relación calidad/precio excepcional que responde a la denominación NR1200. Impresionante es lo mínimo que podemos decir del sonido exhibido por el elitista sistema de altavoces híbrido electrostático/electrodinámico Nelolith de MartinLogan, que pese a llevar ya su tiempo en el mercado continúa fascinando a los amantes de un tipo de transparencia difícil de conseguir. También la veteranísima –el año pasado cumplió su primer siglo de existencia- Ortofon expuso su gama de productos al completo, desde las mejores cápsulas fonocaptoras –MC, por supuesto- del momento hasta sus exquisitos brazos de lectura, sus efectivos transformadores elevadores y una gama de cables que, aunque relativamente poco conocida en Occidente, hace furor en Japón.

Por su parte, la sueca Primare dio a conocer nuevas opciones –tarjetas de fono- para extender las posibilidades de su exitosa gama de electrónicas modulares integradas en su concepto Prisma, así como dos nuevos y versátiles previos de fono compatibles MM/MC R15 y R35. Un torrente de novedades: es lo mínimo que se puede decir de lo que pudimos ver de una de las marcas más ágiles presentes en Múnich, la austriaca Pro-Ject Audio Systems, a su vez uno de los representantes más genuinos del High End democrático. Todo ello en el marco de una puesta en escena planteada con muy buen gusto en la que se combinaba la amplísima gama de giradiscos de la marca con la no menos extensa familia de electrónicas ultracompactas Box Design, perteneciente al mismo grupo. Entre las novedades presentadas habría que señalar los giradiscos T1 (extremadamente asequible), X1 (versión actualizada del legendario Pro-Ject 1, comercializado en 1991) y X2, así como una nueva mecánica de transporte de muy alta gama y un DAC a juego. Volviendo al ámbito de las cajas acústicas, nos gustó mucho comprobar el éxito del subwoofer  activo HT/1508 Predator de REL Acoustics, un producto difícil de batir en términos de polivalencia y precio entre las realizaciones de su clase. Otro gran nombre del audio High End, la italiana Sonus Faber, hizo, como cada año, un espectacular despliegue de medios para mostrar su extensa y cuidada gama, destacando por un lado las novísimas cajas acústicas de estantería Minima Amator II y, por otro, sus flamantes modelos para sistemas a medida. A ello hay que sumar la presencia de los diseños de más alto nivel de la marca –Aida 2, Il Cremonese, Lilium y Amati Tradition- en sistemas en demostración equipados con electrónicas de Audio Research, D’Agostino y Esoteric.

Aunque sin stand propio, la californiana Shunyata Research estuvo muy activa en este High End 2019, como pudimos comprobar a través de la presencia de sus extraordinarios filtros de red Denali en varios equipos de muy altos vuelos. Fiel a la tradición, la alemana Transrotor expuso al completo su extensa gama de giradiscos, ampliamente celebrados por la combinación única de opulencia en el diseño y los materiales, sofisticación en la ingeniería y calidad sonora de la que hacen gala. También Transparent Audio, otra de nuestras representadas más exclusivas, estuvo presente en Múnich, donde mostró el resultado de su nuevo reto en ingeniería: varios cables para conexión a auriculares que consiguen elevar a un nuevo nivel de transparencia y resolución el sonido de algunos de los modelos más elitistas del mercado.

Finalizamos nuestra crónica con la reseña de otra marca emblemática que, como viene siendo la norma en los últimos años, no sólo expone en las salas de su importador alemán, sino también en las de otras marcas: la estadounidense Wilson Audio. En este caso, las protagonistas exclusivas de este High End 2019 fueron las Sasha DAW, puestas a punto por el equipo capitaneado por el actual número uno de la marca, Daryl Wilson, en honor de su padre, el recordado David Wilson. Un prodigio de musicalidad en todos los sentidos –con una dinámica y unos graves sencillamente apabullantes- y además con el broche de oro de unas cuidadísimas demostraciones realizadas por el veterano Director de Exportación de la compañía, Peter McGrath, utilizando grabaciones propias… todo un lujo para quienes pudieron asistir a las mismas y una herramienta para corroborar una vez más el lema de la firma de Provo, Utah. “Authentic Excellence”.

Galería de imágenes relacionada