Servidores de audio

 

Servidores de audio

Cada vez más solicitados por usuarios avanzados que, por un lado, desean acceder de manera fácil y rápida a colecciones discográficas de gran envergadura previamente digitalizadas y, por otro, descargar grabaciones de muy alta calidad en los cada vez más numerosos sitios de Internet especializados en la tarea, como consecuencia del constante aumento de la potencia de la banda ancha, los servidores de audio –también llamado de música- son, en estos momentos, la fuente más en boga entre los aficionados más exigentes de mercados avanzados como el estadounidense.

En esencia, un servidor de audio es un aparato que permite grabar, almacenar y reproducir música y que posee utilidades de software que ayudan en la organización, navegación y selección de la misma siguiendo ciertos criterios dictados por el fabricante o definidos por el usuario. Un servidor de audio está formado por una parte hardware y otra de software, constando la primera de ellas de un procesador, una unidad de almacenamiento en forma de disco duro y una unidad de procesado de audio y vídeo. En lo que respecta a la parte del software, encontramos un software de “extracción” del contenido de CD y de grabación al disco duro, los codificadores/decodificadores de audio de los diferentes formatos disponibles (WAV, FLAC, MP3, WMA, ACC, etc.), el software de reproducción, el software de navegación y gestión e interfaz de usuario y de gestión de la base de datos.

Concretando un poco más, desde el punto de vista del hardware los elementos fundamentales a tener en cuenta son los siguientes: hardware silencioso, discos redundantes (para garantizar la preservación de nuestros datos), opciones de visualización potentes, mando a distancia y salidas analógicas y digitales (para poder conectar, por ejemplo, un procesador digital externo con el fin de mejorar la calidad sonora).

Pero es en el software donde deberemos poner toda nuestra atención a la hora de elegir el servidor de audio de nuestros sueños, pues es ahí donde se diferencian fundamentalmente unos de otros y lo que hará que descubramos una nueva experiencia que merece la pena a la hora de escuchar música es utilizar ningún soporte físico convencional. Al respecto es importante saber que un gran coleccionista de música organiza su colección atendiendo a diversos criterios basados en una experiencia visual, por lo que ordena dicha música por estilos, por épocas o por orden alfabético de tal forma que es capaz de encontrar un determinado disco en, pongamos como ejemplo, menos de un minuto. Por lo tanto, de nada le servirá un poseer un maravilloso hardware con un procesador D/A de nivel audiófilo radical si el software de navegación responsable de gestionar su colección de grabaciones musicales no le permite encontrar un determinado disco en menos tiempo de lo que le llevaba su experiencia visual. Dicho esto, parece lógico pensar que los elementos absolutamente fundamentales a tener en cuenta en la elección de un servidor de música son las siguientes: interfaz de usuario lo más sencillo e intuitivo posible, grabación completamente automática, existencia de servicios de digitalización potentes y fiables (para “cargar” en el servidor colecciones de música de grandes dimensiones), búsqueda de títulos por palabra clave (cuantas más opciones tengamos, mejor será el servidor), existencia de bases de datos de consulta y del propio servidor potentes y a la vez compatibles entre sí y, por supuesto facilidad para que el usuario no familiarizado con la tecnología pueda acceder a contenidos (gratuitos o de pago) en portales específicos o recibir de forma automática música a la carta.

En definitiva, los servidores de audio ofrecen unas posibilidades para el disfrute de música impresionantes desde el punto de vista cualitativo y literalmente inagotables desde en términos cuantitativos, todo ello en el contexto de una operativa tan potente como inteligente, motivo por el que nuestra empresa ha decidido –en sintonía con nuestra búsqueda permanente de la excelencia- apostar por ellos distribuyendo en exclusiva para nuestro país los mejores modelos disponibles en el mercado.

 

Volver al apartado de marcas

 

WhatsAppWhatsApp