Ken Ishiwata

Adiós a una leyenda del audio y a un amigo

El pasado 25 de noviembre fue un día especialmente triste para quienes tienen algún tipo de vinculación con el audio de alta calidad: Ken Ishiwata, ingeniero de inmenso talento, melómano entusiasta y persona excepcional, nos dejó para siempre. Desde Sarte Audio Élite queremos transmitir nuestro pesar por la desaparición de un espíritu inquieto y eternamente joven -72 años, muy poco tiempo para alguien que tiene tanto que decir- que, más allá de su carismático papel como “Brand Ambassador” de Marantz, ha sido para nosotros un amigo fiel y comprometido. Un amigo que gracias a su pasión y a su visión de lo que debe ser la reproducción de la música ha logrado crear su propia leyenda.
Ken Ishiwata siempre creyó en nuestro proyecto y desde que en año 2008 nuestra empresa fue elegida para representar a Marantz en nuestro país, podemos decir que en cierto modo se convirtió en “uno más del equipo”.

Dicen que a las personas se las recuerda por sus obras. En el caso de Ken nosotros y el mundo de la Alta Fidelidad en su expresión más noble le recordaremos siempre. No sólo por su espíritu imaginativo y perfeccionista, que le ha hecho estampar su firma en algunos de los mejores componentes de audio jamás creados, sino también por el entusiasmo juvenil que ponía en todas y cada una de sus presentaciones y audiciones, ya fuesen a puerta cerrada con importadores y tiendas o para los asistentes a algunos de los certámenes especializados en sonido de calidad más prestigiosos del mundo. Su edad no importaba nunca y le daba igual tener que hacer diez o quince presentaciones –siempre con lleno absoluto- en un fin de semana largo. Ingeniero de formación, Ken fue desde el principio un japonés muy especial porque supo combinar como pocos un talento privilegiado con la mejor tecnología para ponerlos al servicio de su verdadera pasión: la música. Una combinación que lo convirtió en una de las personalidades más escuchadas y respetadas por los amantes de la reproducción sonora de todo el mundo. 

Vinculado profesionalmente a Marantz desde 1978 hasta 2018, a Ken Ishiwata se le debe por encima de todo un ansia infinita por poner el sonido con mayúsculas al alcance del mayor número de aficionados posible. Un ansia materializada en sus icónicas realizaciones “KI Signature”, convertidas, cada una a su nivel, en superventas por un lado y en referentes para la industria, la crítica y los consumidores por otro. Justo en 2018, poco antes de que finalizara su relación con Marantz, Ken nos deleitó con dos productos diseñados precisamente para celebrar sus 40 años con la marca: el amplificador integrado estereofónico PM-KI Ruby y el reproductor de SACD con DAC SA-KI Ruby. Dos lecciones de saber hacer magistrales a las que hace apenas un mes se unió un homenaje casi premonitorio: la concesión, por parte de la influyente revista especializada What Hi-Fi?, de uno de sus respetados premios a Ken Ishiwata por su contribución excepcional a la industria del audio.

Descansa en paz, Ken, te echaremos mucho de menos.