High End 2017 - Munich

Segundo y tercer día

El segundo día de esta High End 2017 empezó, como marca la tradición desde hace ya algunos años, con la rueda de prensa que el fabricante de auriculares japonés Final celebra en el hotel Rilano, un evento al que asisten tanto importadores como periodistas especializados de todo el mundo para conocer las novedades más recientes de una marca que ha conseguido situarse en la cúspide de su categoría como consecuencia de unos productos únicos tanto a nivel tecnológico como constructivo.

Este año, las expectativas creadas fueron –una vez más- ampliamente satisfechas porque Final presentó, después de brillar estos últimos en modelos basados en transductores electrodinámicos y de “Armadura Balanceada”, su primer diseño basado en un altavoz plano. Y lo hizo, como no podía ser de otra manera, marcando diferencias en la forma de una presentación cuidadísima, de un inusual nivel de rigor y perfeccionismo, en el que dio un repaso a los aspectos técnicos más relevantes de los citados altavoces –conocidos popularmente como “planar”- retrocediendo en el tiempo –finales de la década de los 50 a nivel teórico y mediados de los 70 a nivel de producto- para definir los problemas de ingeniería pendientes de resolución de cara a obtener un producto capaz de situarse en la cúspide de su categoría.

Así que, después de hablar sobre disciplinas como la acústica, la psicoacústica, la electroacústica, la ciencia de los materiales y técnicas de fabricación citando incluso herramientas tan potentes como las funciones de transferencia acústica y los circuitos eléctricos equivalentes, pudimos ver y escuchar los Final AFD, basados en la exclusiva tecnología AFDS, siglas de “Air Film Damping System”, es decir “Sistema de Amortiguamiento por Película de Aire”. Como no podía ser de otro modo, el nivel de perfeccionismo es brutal: fabricación a mano en Japón, controles de calidad demenciales y, como pudimos comprobar enseguida, un sonido rico y espacioso, con graves opulentos –pese a ser unos auriculares completamente abiertos por su zona posterior- y una dinámica excepcional. Todo ello, además, con un diseño singular que conecta como pocos tradición y vanguardia a la manera japonesa.

Y de Final pasamos a Pro-Ject, que este año presentó tres giradiscos en homenaje a los míticos Beatles y al que es considerado su álbum más icónico, el legendario Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band: tecnología exclusiva, diseño único –hablamos de ediciones limitadas- y la excepcional relación calidad/precio habitual en el que se ha convertido en número uno mundial indiscutible en giradiscos. Pro-Ject también desplegó su extensa y gama de elegantes y asequibles electrónicas ultracompactas ejecutadas con filosofía audiófila agrupadas en la marca Box Design: previos de línea y de fono, “streamers”, DAC’s, amplificadores integrados, etapas de potencia o reproductores de CD, y en algunos casos

equipados tanto con válvulas de vacío como con transistores. A destacar los nuevos modelos de la serie DS2 y, sobre todo, la integración, en varios de ellos y de la gama RS, del reputado software de reproducción sonora de nivel audiófilo Roon que, por cierto, estaba omnipresente en Múnich. Otra de nuestras representadas, la danesa Ortofon (que el año que viene celebrará su primer siglo de existencia), mostró su extensa y muy cuidada gama de productos, de los que nos gustaría destacar una vez más el excepcional nivel de los materiales y las soluciones técnicas empleadas en el tratamiento de los mismos, así como su reorganización en función de los colores de sus respectivos acabados (como viene haciendo con algunas de sus series de cápsulas fonocaptoras). En cuanto a novedades estrictas, la más relevante presentada este año fue la versión mejorada del elitista modelo de bobina móvil Windfeld, la Windfeld Ti, una fina pieza de ingeniería que, como su nombre sugiere, utiliza titanio en su cuerpo principal aprovechándose de una tecnología de fusión por láser desarrollada por Ortofon en el año 2008 para fabricar su sensacional A90.

Continuando en el ámbito de la lectura analógica, hay que destacar una vez más la preciosa puesta en escena de Transrotor, cuyos giradiscos se han convertido en la máxima expresión del High End alemán, así como los vistosos diseños de EAT. Otra de nuestras representadas más ilustres, la estadounidense MartinLogan, demostró una de sus pantallas acústicas híbridas electrostática/electrodinámica más atractivas, la ESL 13A, mientras que de Vienna Acoustics pudimos escuchar el modelo Beethoven Baby Grand en compañía de varias electrónicas Vincent. En exposición, aunque no en demostración, pudimos ver los subwoofers más recientes de REL Acoustics, destacando por la excepcionalidad de su diseño y, en cierto modo, por su desmesura, el modelo Nº25, que en estos momentos se puede considerar el mejor producto de su clase disponible en el mercado por las opciones de configuración e integración en todo tipo de salas que ofrece y, como es norma en la marca británica, la extraordinaria naturalidad de su sonido tanto en aplicaciones de Alta Fidelidad como de Cine en Casa.

Otra marca que nos ha impresionado en este High End 2017 es la alemana In-Akustik como consecuencia de la originalísima -¡y muy vistosa!- tecnología empleada en sus cables de referencia para conexión a cajas acústicas, una tecnología materializada en una ingeniería muy compleja que proporciona unos resultados sonoros extraordinarios. En Múnich también estuvo con fuerza otro de los grandes nombres del High End japonés, Esoteric, que mostró su gama de productos al completo –nuevos relojes de sincronismo externo y discos SACD incluidos- rematada por dos sistemas de referencia –uno de ellos formado en exclusiva por modelos de la Serie Grandioso- equipados con cajas acústicas de la Serie 800 Bowers & Wilkins. Otra de nuestras marcas legendarias, Tannoy, mostró su gama de productos al completo, aunque los modelos de su esperada serie Legacy, formada por reediciones tecnológicamente puestas al día de tres de las realizaciones más emblemáticas de la compañía británica –la Chevot, la Aberdeen y la Eaton- se dieron a conocer a puerta cerrada en el cercano Hotel Marriott. No podemos cerrar nuestra apretada crónica sin destacar de nuevo la presencia de cajas acústicas Wilson Audio en diferentes salas que pudimos visitar estos dos días, concretamente una nueva pareja de Alexx en la sala de Moon y una pareja de Sasha Series 2 en la de dCS, lo que demuestra una vez más el carácter de referencia de todos y cada uno de los diseños firmados por una compañía que, con la puesta a punto del sistema de altavoces WAMM Master Chronosonic, está en la cúspide del audio.

Galería de imágenes relacionada