Pionera en la promoción del audio de muy alto nivel en nuestro país, Sarte Audio Elite vislumbró desde el principio (¡1995!) las posibilidades del ahora consolidado Cine en Casa y del sonido multicanal en general, interpretándolos, desde el primer momento, más como una extensión de la estereofonía clásica que como una ruptura con ésta. Y en estas mismas coordenadas se movieron muchas de las marcas representadas por nuestra empresa, que aplicaron sus conocimientos y experiencia en el universo del High End de dos canales a las posibilidades que brindaban, en su momento, los incipientes sistemas de codificación digital multicanal. A todo ello se le incorporaron elementos capaces de proporcionar imágenes de una calidad que, hasta entonce,s había estado restringida a los sistemas profesionales. Empezando por el DVD Vídeo y finalizando por videoproyectores equipados con tecnologías punteras capaces de mostrar imágenes compatibles con los más avanzados sistemas de visualización de imágenes en alta definición, nuestra actual oferta en el trepidante y siempre seductor campo del audio/vídeo satisface literalmente los límites de la imaginación del más exigente de los aficionados, abriéndole la puerta a unas perspectivas de calidad sonora insospechadas.

 El último grito en codificación de audio multicanal son los sistemas desarrollados para los formatos de alta definición HD DVD y Blu-ray Disc: el Dolby Digital Plus, el DTS-HD, el Dolby TrueHD y el DTS-HD Master Audio. Los dos primeros permiten mejorar las prestaciones de los algoritmos más empleados en la actualidad (es decir los denominados sistemas de sonido envolvente digital extendido, léase Dolby Digital EX, DTS-ES y DTS-ES 96/24), mientras que los dos últimos prometen llevar el sonido envolvente a unos niveles de excelencia comparables al de la mejor Alta Fidelidad estereofónica; para entendernos, comparables a los del sonido de las cintas master (PCM a 24 bits y 96 ó 192 kHz) o al Super Audio CD (SACD). No cabe la menor duda de que el sonido envolvente multicanal de alta definición está ya entre nosotros, forma el tándem perfecto con las imágenes en alta definición “al completo” (la cada vez más popular “Full HD”) que nos brindan tanto los dos formatos mencionados como los incipientes programas de TVAD (HDTV), como los formatos Blue-ray y HDDVD.

 Justamente en estas fechas, se anuncia el final de la batalla entre los dos sistemas, Blue- ray (Sony) y el HD DVD (Toshiba), que estaban creando un cisma de repercusiones tremendas para el futuro de este mercado. La mayor productora de películas en USA, Warner, ha decidido asociarse con Sony para distribuir todos sus fondos por el sistema Blue-ray. Muchos fabricantes que estaban esperando esta noticia para salir al mercado con nuevos productos, lo harán usando la tecnología del Blue-ray y, al mismo tiempo, la lista de títulos se incrementará de forma notabilísima en un corto espacio de tiempo, para alegría de los usuarios.

En el campo de la imagen, el no va más se refleja en fuentes audiovisuales capaces de procesar señales de vídeo en formatos de muy alta calidad a través del sistema de conexión de Componentes de Vídeo en sus versiones analógica y digital (HDMI). De este modo, nuestras fuentes de más alto nivel incorporan circuitos destinados al tratamiento digital de señales de vídeo (los célebres escaladores) con el fin de optimizar su visualización en videoproyectores y televisores compatibles con la mejor alta definición.

Asimismo, nuestros sistemas de proyección se caracterizan por incorporar ópticas de muy alta calidad y utilizar los dispositivos de creación de imágenes más avanzados del momento, en particular, los más sofisticados “chips” con tecnología DLP (“Procesado Digital de Luz”) del momento con alta definición nativa y relación de aspecto panorámica también nativa. El resultado son unos colores perfectos, un contraste comparable (incluso superior con los diseños de más alto nivel) al de las mejores salas cinematográficas y una definición fabulosa incluso con diagonales superiores a 7 metros. El último eslabón del Cine en Casa viene representado por las electrónicas de amplificación y los sistemas de altavoces. En el primer caso, hay que saber que los amplificadores integrados y receptores de A/V incluyen ya los circuitos de amplificación correspondientes a cada canal. Sin embargo, en los sistemas más opulentos se impone el uso de poderosas etapas multicanal, que, en los modelos de mayor nivel, utilizan arquitecturas completamente monofónicas para cada canal y, en algunos, se dispone incluso de la posibilidad de ampliar el número de canales para satisfacer las demandas de los sistemas de sonido envolvente extendido. En el límite, un sistema compuesto únicamente por etapas de potencia monofónicas colmará las aspiraciones de los más exigentes. De las cajas acústicas es importante saber que operan con unas coordenadas muy similares a las del sonido estereofónico de alto nivel aunque hay en el A/V una serie de modelos específicos que es importante conocer. El primero de ellos es el correspondiente al canal central, que se responsabiliza de que las voces sean restituidas con toda su riqueza, al nivel adecuado y sin provocar fatiga auditiva, mientras que el segundo es el subwoofer, responsable de que la zona baja del espectro quede perfectamente cubierta y, por tanto, puedan reproducirse sin limitaciones los a menudo espectaculares efectos de baja frecuencia contenidos en las bandas sonoras.

  En Sarte Audio Elite cuidamos muy especialmente el ajuste fino de nuestros sistemas audiovisuales, motivo por el que hemos seleccionado los mejores cables de vídeo actualmente disponibles y unas pantallas de proyección que harán justicia a nuestros fabulosos videoproyectores, adaptándose a la vez a las posibilidades de cualquier sala de escucha y, por supuesto, a cualquier exigencia de excelencia visual.