Nueva Marantz MCR611

16 de Diciembre de 2015 Sarte

El mejor sistema ultracompacto “todo en uno” del mercado!

Pocos productos se identifican tan a la perfección con el término “deseable” aplicado a un componente de electrónica de consumo como el Marantz M-CR611, también conocido como Melody Media. Y casi ningún sistema ultracompacto refleja tanta inteligencia en su planteamiento y buen gusto en su ejecución como esta delicia creada por el icónico fabricante japonés. Es el M-CR611 es un producto radicalmente actual que reúne lo mejor de la tradición para presentarlo en un formato fresco, vibrante y perfectamente puesto al día en tecnología, funcionalidad y usabilidad y que consigue seducir por igual a jóvenes y veteranos.

 

 

Magia Marantz al auxilio de quienes desconocen la Alta Fidelidad

Que ahora mismo se escucha muchísima más música que nunca es innegable. Que en un buen número de casos esa música se escucha “de aquella manera” también lo es, entre otros motivos porque la música no tiene la misma importancia para todas las personas. ¿Pero qué sucede con quienes sí aman la música y la quieren disfrutar con toda su riqueza de matices?

Pues que en algunos casos sencillamente desconocen que hay herramientas para que tal disfrute se eleve a la máxima potencia y, en otros, que están convencidos de que dichas herramientas son bien demasiado caras, bien poco “prácticas” (tamaño, ubicación, dificultad de uso). Para unos y otros, los conjuntos “todo en uno”, es decir los constituidos por un único recinto que alberga las fuentes, la circuitería de gestión de las mismas y la electrónica de amplificación, son sin duda la opción más apetitosa para dejarse llevar por lo que se todavía conoce como reproducción musical en Alta Fidelidad. Basta con combinar el componente en cuestión con una pareja de cajas acústicas y tema zanjado. Llegados a este punto, el dilema es elegir entre lo que nos ofrece el mercado porque por su misma naturaleza los equipos “todo en uno” tienden más a priorizar lo visual, el envoltorio, que el contenido, sobre todo si el factor precio es clave. Pero hay excepciones que obran el milagro, léase ofrecer “look” seductor, prestaciones, sonido, usabilidad y precio a la vez. Una de estas excepciones, para nosotros el no va más entre los productos de su clase disponibles en el mercado, es el Marantz M-CR611 o Melody Media. Una maravilla que ha conseguido dejarnos boquiabiertos por su despampanante relación calidad/precio. No nos vamos a entretener en la parte estética porque las fotos que adjuntamos hablan por sí solas al respecto: dimensiones muy compactas (29 cm de ancho por 11 de alto y 31 de profundidad), panel frontal minimalista que combina con muy buen gusto modernidad  y clasicismo, construcción convincente y acabados espléndidos.

En fin, un producto que con sólo verlo desprende muy buenas “vibraciones” porque a su faceta “lifestyle” añade un panel posterior “serio” en el que encontramos incluso terminales de conexión para dos parejas de cajas acústicas que además pueden ubicarse en zonas distintas con control de volumen individual. ¡Impresionante! Desde el punto de vista técnico, hay que hablar de un producto genuinamente multifuente por cuanto combina un reproductor de discos compactos con mecánica de transporte de alta calidad (aspecto este último que hay que subrayar porque las partes mecánicas de no pocos “todo en uno” dejan mucho que desear) con un sintonizador de radio FM/DAB/DAB+ y un “streamer” muy potente. Lo de “potente” no lo decimos gratuitamente puesto que el M-CR611 está firmado por Marantz y esta “herencia” pesa… y mucho.

Por lo tanto, tenemos no sólo acceso a radio de Internet, a servicios de música online, en especial Spotify Connect, y a contenidos enviados por vía inalámbrica Wi-Fi, AirPlay, Bluetooth aptX con NFC, desde otros dispositivos, sino también a los archivos de música que tengamos almacenados en un ordenador o unidad NAS (cortesía de la compatibilidad DLNA 1.5). No está mal, nada mal, sobre todo si además tenemos en cuenta que las opciones de “streaming” del Melody Media incluyen también los archivos de audio de alta resolución –hasta 24 bits/192 kHz- codificados en FLAC, WAC, AIFF y ¡atención! DSD (con muestreo a 2’8 MHz).

Evidentemente, se dispone también de la conectividad requerida por el usuario que prefiere la siempre más sólida unión por cable, materializada en dos tomas USB de Tipo A (una en el panel frontal y otra en el panel posterior). Y, para quienes decidan convertir el M-CR611 en el centro neurálgico de su ocio musical, hay también 2 entradas digitales ópticas. Si a ello le añadimos que toda esta funcionalidad se puede gestionar con una “app” para iOS/Android de la que lo mínimo que se puede decir es que es una maravilla, está claro que el Marantz es un “todo en uno” más que notable.

“Notable” hasta que llega el elemento que marca la diferencia y que permite aumentar esta calificación no ya a sobresaliente, sino simple y llanamente a matrícula de honor: una sección de amplificación pensada en términos de auténtica Alta Fidelidad. Sí, nada menos que 2x60 vatios sobre 6 ohmios (ó 4x30 vatios en el caso de que se utilicen dos parejas de cajas acústicas) es capaz de entregar el Melody Media. Vatios, por supuesto, “Marantz” y no de chirigota como es la norma en la inmensa mayoría de electrónicas “todo en uno”, lo que proporciona al MCR611 una ventaja competitiva fundamental de cara al aficionado exigente: la capacidad de combinarse con cajas acústicas que tengan cara y ojos y hacer que suenen con un nivel de realismo convincente… en Alta Fidelidad, para entendernos.

 

Sin ninguna duda, el más musical de su clase

Configurar un equipo “todo en uno” es la cosa más fácil del mundo. Que tal equipo sea realmente competente ya lo es menos porque estamos en una categoría de producto donde, como apuntábamos antes, la estética y la funcionalidad suelen predominar de manera abrumadora sobre las prestaciones sonoras. Y, una vez tengamos el equipo adecuado, la combinación del mismo con unas cajas acústicas apropiadas suele ser más complicado.

Pues bien, con el M-CR611 alcanzamos la cuadratura del círculo porque su combinación con una pareja de monitores compactos Mercury 7.1 de Tannoy –una “bomba” de caja acústica que deslumbra por su relación prestaciones/asequibilidad- nos deja asombrados a pesar de nuestra condición de empresa que ha experimentado casi con todo en lo que a sonido de calidad se refiere. Instalado el conjunto en un espacio de unos 14 metros cuadrados, el M-CR611 nos confirma además otro feliz descubrimiento: su fastuosa, rozando la complicidad, sinergia con las discretas pero bien dotadas Mercury 7.2, unidas al Marantz vía Van den Hul. Una manejabilidad fantástica –por rápida, cómoda y potente- es el preludio de una sesión de escucha basada fundamentalmente en CD’s y archivos de alta resolución (desde nuestro habitual Mac, pero también sin cables vía AirPlay) que nos permite llevar a la conclusión de que la combinación formada por el M-CR611 y las pequeñas Tannoy es sencillamente de fábula, con un sonido muy acogedor, una buena resolución y una perfecta integración de las diferentes gamas de frecuencias del espectro, graves incluidos. Más aún, el espléndido diseño electroacústico de las Mercury 7.1 hace posible que se pueda hablar de una buena dosis de impacto, a la vez que la curva de respuesta en frecuencia subjetiva apenas se “despeina” cuando nos animamos más de la cuenta con el control de volumen. Los medios y agudos, por su parte, son una delicia, en línea con lo que nos tiene acostumbrados Marantz , todo ello rematado por una gozada de gestión vía “app” (para iPhone en nuestro caso). En suma, tenemos con el M-CR611 diseño y funcionalidad “diez” complementados por una tecnología muy consistente que nos permite disfrutar de una calidad sonora genuinamente “Hi-Fi” con un amplísimo abanico de contenidos. Volvemos, pues, a repetirlo: también en sistemas “todo en uno lifestyle”, Marantz ha logrado dar con el mejor de su clase. Más información >> 

Marantz M-CR611 :  PVPr 749€

Marantz M-CR511 :  PVPr 499€

Conjunto Marantz M-CR611 + Tannoy Mercury 7.1 : PVPr 899€

 

Fabricantes: