MrSpeakers Aeon a prueba

10 de Noviembre de 2018 Sarte

Marcando la diferencia en auriculares “planar”

Modelo de base de la firma estadounidense MrSpeakers, los Aeon aportan un enfoque innovador a una tecnología cada vez más respetada en el ámbito de los auriculares de alta calidad: los transductores magnéticos planos, más conocidos como “planar”.

Estamos ante un atractivo producto de precio muy competitivo que aporta una diferencia esencial con respecto a sus competidores directos: ha sido íntegramente diseñado y construido en Estados Unidos, con lo que ello comporta en términos de valor emocional añadido. Pero, por encima de todo, los Aeon exhiben un sonido franco, ágil y detallado que no deja indiferente a quienes buscan la máxima naturalidad en la reproducción de sus grabaciones musicales favoritas. Todo un descubrimiento… casi una revelación.

 

Una tecnología con más de cuatro décadas de recorrido

De un tiempo a esta parte, los auriculares equipados con transductores –altavoces- magnéticos planos o “planar” están ganando una gran reputación entre muchos aficionados, como consecuencia de la alternativa que constituyen frente a sus homólogos electrodinámicos y electrostáticos.

Esto no significa que los auriculares “planar” sean mejores, sino sencillamente que las mejoras incorporadas en su diseño les proporcionan la capacidad para competir con unos diseños cuya tecnología era superior hasta hace relativamente poco, ofreciendo una presentación sonora característica que, como en todo lo relacionado con los gustos y lo subjetivo, será la preferida por ciertos usuarios. Y es que los auriculares magnéticos planos se remontan nada menos que a 1976, cuando la japonesa Yamaha lanzó al mercado unos auriculares basados en dicha tecnología englobados en una gama llamada ”ortodinámica”. También se utiliza el término “isodinámico”, que de hecho resume bastante bien la tecnología utilizada en este tipo de auriculares: fuerzas iguales que se aplican en toda la superficie.

 

El objetivo: buscar la fusión de los principios electrodinámico y electrostático

Dicho de otro modo, conseguir un diseño que se aproveche de las ventajas ofrecidas por principios ya consolidados evitando los inconvenientes de cada uno. Como decíamos anteriormente, durante décadas esto no ha sido posible, salvo en unas pocas excepciones, porque la tecnología implicada no estaba suficientemente desarrollada, una situación que ahora, propulsada por la explosión del consumo de auriculares, ha cambiado.

Veamos antes que nada cómo funcionan los transductores magnéticos planos –no confundir con los electrodinámicos, también planos pero basados en un principio distinto- utilizados en auriculares. Contrariamente a lo que sucede en unos auriculares electrodinámicos, también llamados dinámicos a secas, en los que un imán hace vibrar un diafragma para producir un sonido, en un transductor magnético planar es un panel flexible el que se sitúa en una estructura sándwich entre dos rejillas de imanes.

A diferencia de los auriculares electrostáticos, también concebidos en base a una membrana rodeada de imanes, la membrana del altavoz “planar” está recorrida por minúsculos hilos eléctricos. Este sistema permite crear efectos de atracción/repulsión al oponerse/atraerse los imanes utilizados en función de la corriente que los atraviesa. Dichos imanes, o estatores, están cortados de un modo muy preciso para que hagan vibrar la membrana –el panel flexible al que antes nos referíamos- de manera uniforme; de ahí la palabra “iso” del término “isodinámico” citado anteriormente.

Para conseguir esto, se colocan los imanes polo a polo, creándose unos campos de fuerzas de tal modo que cuando una corriente recorre los conductores eléctricos de la membrana los mencionados campos de fuerzas se modifican y hacen que la misma se mueva. Este funcionamiento permite un control muy preciso, puesto que se activan sólo ciertas zonas de la membrana y no la totalidad de la misma. Asimismo, el ajuste de los imanes influye en la distorsión armónica y la linealidad de los auriculares, proporcionando a cada diseño una “firma” sonora propia en el que destaca especialmente la rotundidad y el control de la respuesta en graves.

 

Aeon y el transductor “V-Planar”: MrSpeaker marca la diferencia

MrSpeakers, con sede en San Diego (California, EE.UU.), es el último llegado a un segmento de mercado que apunta hacia los amantes del sonido en su máxima expresión. Y lo hace por la puerta grande al aportar una serie de cuidadísimos modelos de excepcional relación calidad/precio basados en una tecnología de base propia: el transductor magnético plano “V-Planar”, que encontramos en el corazón de los auriculares circumaurales Aeon, protagonistas del presente Blog.

Disponibles con la zona posterior de los cascos abierta –versión Open- y cerrada –versión “Closed”- los Aeon destacan de inmediato por un diseño característico que viene impuesto precisamente por la particular geometría del mencionado “V-Planar”, que permite reducir de manera sustancial la distorsión, mejorar la respuesta a los transitorios y extender la curva de respuesta en frecuencia con respecto a diseños basados en el mismo concepto. ¿Cómo se consiguen estas mejoras? De entrada, teniendo en cuenta que se supone que un transductor “planar” convencional se mueve como una superficie plana, cuando en realidad esto no es posible por cuanto el diafragma de dicho transductor es inelástico y está fijado en sus contornos, lo que significa que se mueve más como una superficie encorvada que como una plana.

Y ahí es donde llega la aportación de MrSpeakers en la forma de la tecnología V-Planar, que, en síntesis, lo que hace es plegar el diafragma haciendo que se convierta en una especie de acordeón cuando necesita realizar los elevados desplazamientos requeridos por las notas más bajas. Cuantos más pliegues tenga, un acordeón podrá expandirse y contraerse sin estirar el material del que está hecho, permitiendo de este modo a los pliegues del diafragma del transductor abrirse ligeramente durante los desplazamientos más importantes. De este modo, el V-Planar no sólo desplaza más aire en las frecuencias bajas, sino que proporciona una dinámica y una respuesta a las frecuencias altas superior, así como una menor distorsión. Todo ello es rematado por unas especificaciones prácticas tales como una sensibilidad de 92 dB/mW y una impedancia de 13 ohmios, lo que significa que los Aeon pueden combinarse prácticamente con cualquier fuente sin necesidad de un amplificador externo. Y, por supuesto, no hay que olvidar detalles como el soporte de los transductores fabricado en aluminio con mecanizado de precisión, la diadema de “metal con memoria” (NiTinol) revestida de piel teñida o el cable dedicado de alta calidad Dummer.

 

Una pegada, una aireación y un equilibrio tonal impresionantes

Muy cómodos gracias a su diseño ergonómico y sus 340 gramos de peso, los Aeon se sienten a gusto con un amplio espectro de electrónicas. En nuestro caso los escuchamos alternando las dos versiones disponibles junto a la premiada “multifuente” digital Marantz ND8006, cuyo amplificador de auriculares nos parece simple y llanamente sensacional, y el reproductor portátil de alta resolución Astell&Lern SR 15.

La verdad es que el modelo de base de MrSpeakers apunta maneras de genuino High End pese a su más que razonable precio. No se puede negar que los Aeon exhiben con una elegancia natural las que, sobre el papel, son las ventajas que cabe esperar de unos auriculares “planar”, una elegancia merecedora de un rotundo sobresaliente como consecuencia de la uniformidad de la pegada de los graves y la rapidez de respuesta, todo ello completado con una muy notable aireación, una evidente ausencia de distorsión y una curva de respuesta en frecuencia tan amplia como rica y relajada, que convierten a los MrSpeakers en extremadamente confortables durante sesiones de escucha largas a niveles de volumen elevados.

 

Fabricantes: