Marantz SR7010 a prueba

27 de Diciembre de 2015 Sarte

La mejor electrónica integrada de A/V del momento

Con el SR7010, Marantz ha conseguido reunir una masa crítica difícil de superar en el ámbito de las electrónicas integradas para Cine en Casa de alto nivel. Una masa crítica potentísima porque del SR7010 se puede decir sin exagerar que es el depositario directo de las sucesivas mejoras e incorporaciones que  la compañía japonesa ha ido desarrollando para sus tres últimas generaciones de electrónicas de A/V.

El resultado es un producto con compatibilidad 4K a la última, conectividad y funcionalidad “network” del más alto nivel y, ¡cómo no! la calidad constructiva y la poderosa personalidad sonora que definen a Marantz desde hace más de seis décadas.

 

Lo último en sonido multicanal

Hay que reconocer que con Marantz la idea de la “evolución de las especies” adquiere todo su sentido en lo que a Cine en Casa se refiere, porque en los últimos años ha conseguido situarse en la primera división de la tecnología y la funcionalidad sin dejar por ello de lado su verdadera esencia, ese “Porque la música importa”. Con el SR7010, tal realidad llega a su más alta expresión, hasta el punto de poder decirse que incluso si se tiene en mente configurar un sistema de Cine en Casa en una sala de dimensiones más que respetables, puede llegar a constituir una opción de compra lo suficientemente sólida para evitar la compra de un previo/procesador de sonido envolvente y una etapa de potencia multicanal separadas.

De entrada, porque este opulento receptor de 9.2 canales alberga en su interior la capacidad de entregar 125 vatios por canal sobre 8 ohmios con el importante, aunque habitual en Marantz, “plus” que supone el uso de circuitos separados para cada canal de amplificación y la ejecución de los mismos con componentes de grado audiófilo cuidadosamente seleccionados. Sobra decir que en el Marantz SR7010 también encontramos los exclusivos módulos HDAM con topología de realimentación de corriente que, incorporada por vez primera en los modelos de la icónica Serie Reference de la marca nipona, proporcionan unas prestaciones en términos de ancho de banda y ruido muy superiores a las de los amplificadores operacionales convencionales montados en circuitos integrados.

En concreto, los HDAM permiten disponer de un “slew rate” (parámetro que refleja de manera fiel la velocidad de respuesta de un amplificador) extremadamente alto para obtener una banda pasante muy generosa y la máxima gama dinámica posible, cualidades todas ellas imprescindibles para explotar al cien por cien los formatos de audio de alta resolución más avanzados del momento. Como corresponde a una electrónica integrada de A/V de última generación de más de 7 canales, el Marantz SR7010 monta de serie un potente descodificador Dolby Atmos y un circuito de mezclado Dolby Surround para ofrecer lo último en sonido envolvente multidimensional, que, gracias a una espectacular capacidad de procesado de 11.2 canales,permite realizar configuraciones de hasta 5.2.4 ó 7.2.2 canales y, mediante la adición una etapa de potencia estereofónica, de 7.2.4 canales.

Evidentemente, el aparato está preparado para incorporar los competidores directos del Dolby Atmos, léase el Auro-3D, el esquema de mejora Auromatic (hasta 10.1 canales; forma parte de la mejora Auro-3D) y el DTS:X, a lo que hay que sumar el mezclado DTS Neural:X.

Como consecuencia de la funcionalidad Wi-Fi y Bluetooth que integra, el SR7010 puede acceder a un número de fuentes de música prácticamente ilimitado, por ejemplo vía Internet Radio, Spotify Connect y AirPlayTambién puede reproducir archivos de música (formatos FLAC HD, ALAC, WAV192/24 y DSD incluidos) almacenados en un PC o en una unidad de almacenamiento externa, gracias a su compatibilidad con el estándar para “streaming” desde redes DLNA.

El excepcional refinamiento de la parte de audio del SR7010 se transmite de forma íntegra a su homóloga de vídeo, lo que implica la plena compatibilidad con señales 4K/Ultra HD y, la gran novedad, con la versión más avanzada del formato de interconexión HDMI (2.0a, con un total de 8 entradas y 3 salidas), lo que le permite enrutar y escalar señales 4K a 50/60 Hz.

Por otro lado, la homologación HDCP 2.2 asegura la perfecta reproducción de contenidos 4K con protección anticopia, mientras que la compatibilidad con los conceptos HDR y “Wide Color Gamut”, componentes clave de la especificación de vídeo para 4K/Ultra HD BT.2020, sitúan al SR7010 en lo más alto del escalafón de los productos de su clase.

 

Aunque ello no constituya ninguna novedad, vale la pena destacar que la configuración del SR7010 es muy sencilla gracias a la ayuda combinada de la Interfaz Gráfica de Usuario Avanzada, el Asistente de Configuración y la sofisticada calibración de salas Audyssey MultEQ. También habría que subrayar que de la gestión de señales multicanal del aparato se encarga un potente “chip” DSP SHARC con arquitectura de 32 bits, a lo que hay que sumar el uso de convertidores D/A de 32 bits/192 kHz de alta precisión en todos los canales.

 

Excepcional !!! Pulveriza la relación calidad/precio

Con el SR7010, el concepto de Cine en Casa con mayúsculas y máxima relación calidad/precio se puede llevar hasta el límite, por lo que la selección de los componentes asociados es fundamental. Nosotros lo combinamos con un reproductor multiformato UD7007 de la propia Marantz y un sistema de cajas acústicas 7.2.2.

Los 7 canales de sonido envolvente “estándar” se reproducen por un sistema de cajas acústicas Chameleon de Sonus Faber (2 Chameleon T para los canales principales, 1 Chameleon C para el canal central y 4 Chameleon B para los efectos laterales y posteriores) y los dos canales Atmos por las fenomenales MartinLogan Vanquish. La guinda en audio –el “0.2” restante- la ponen  dos subwoofers activos T/9i de REL Acoustics, mientras que de la parte de vídeo se encarga el nuevo videoproyector 4K Sony VPL-VW320ES, acompañado por un disco duro de demostración con contenidos 4K de la marca nipona. El cableado, Van den Hul en audio e In-Akustik en vídeo.
Nuestro “feeling” con el SR7010 es de atracción inmediata, casi irresistible, por la simple razón de que es tanta la flexibilidad que ofrece, que las cosas, tanto en música como en cine, acaban sonando verdaderamente como uno quiere. Así, con el espectacular “Iron Man 2” es absolutamente impresionante la capacidad de discriminación y la espacialidad que se consigue tanto en las escenas de acción pura y dura como en las más tranquilas. Además, y esto sí que es una herencia directa de los modelos estereofónicos de más alto nivel de Marantz, este receptor audiovisual exhibe un equilibrio tonal subjetivo prácticamente perfecto, pudiéndose corregir eficazmente los lógicos –cada banda sonora es un mundo- desajustes con ayuda de la impresionante electrónica interna, a su vez asistida por un “pack” de herramientas de configuración sencillamente fastuosas. La dinámica es notabilísima y la transparencia, sencillamente asimilable a la de máquinas como el hipermusical PM8005. Como buen Marantz audiovisual ultramoderno que es, el SR7010 impresiona por la calidad de su circuitería de enrutado de vídeo 4K, así como por la finura y rapidez con que se ejecutan sus funcionalidades de conexión a redes e inalámbricas. Un producto con una calidad constructiva y unos acabados que mantienen los elevados estándares de la legendaria marca nipona.

Más información >>

Fabricantes: