Marantz NR1608 a prueba

17 de Junio de 2017 Sarte

¡El mejor receptor de A/V “ultraslim” del mercado!

Elegante, muy bien construido, con un precio demoledor y portador de un jugoso elenco de novedades tecnológicas, como no podía ser de otro modo en Marantz.

Esta es la carta de presentación del nuevo número uno de los receptores de A/V “ultraslim” de la compañía que ahora mismo firma las mejores electrónicas audiovisuales integradas del mundo. Además, el Marantz NR1608, que gracias a sus 7 canales de amplificación permite configuraciones de audio 3D básicas, está preparado para el Dolby Vision, una variante del concepto HDR creada por el número uno mundial en procesado de audio para que la calidad de imagen de los sistemas de Cine en Casa realice poco menos que un salto cuántico.

 

Preservando la excelencia en audio y video 

El concepto de electrónica ultradelgada forma a su vez parte de otro muy popular: el de “lifestyle”, que abarca los productos especialmente concebidos para integrarse sin fisuras en aquellos espacios domésticos en los que las prioridades estéticas lo son todo o casi. Pese a que la tecnología permite ya que “prioridad a la estética” no sea sinónimo de prestaciones mediocres, a partir de un cierto nivel de exigencia en cuanto a calidad la solución no es tan fácil si además hay que satisfacer otra exigencia clave: que el precio sea lo más competitivo posible.

En el caso concreto de los receptores de A/V, este reto es todavía más difícil de resolver por la necesidad de “empaquetar” en un envoltorio lo más estilizado posible una serie de circuitos que, además de ocupar su espacio, consumen una energía que hay que disipar de manera eficaz y eficiente. Esto exige a su diseñador una gran atención a la hora de elegir los componentes críticos: transistores de amplificación de audio, por ejemplo, pero también los complejos “chips” DSP y de vídeo, con cientos de miles o incluso millones de componentes internos que, lógicamente, también disipan calor.

Bajar la guardia en lo que acabamos de decir implica sencillamente que a duras penas podremos ver una película completa, en especial si aspiramos a un mínimo de realismo en términos de nivel de presión sonora; o, en caso de superar el reto, que a la décima película visionada con los pertinentes decibelios nuestra electrónica simplemente “muera” como consecuencia de una sobrecarga del sistema de alimentación provocada por unas demandas dinámicas inasumibles. Es aquí donde entra en juego la experiencia de Marantz, que ya en su momento creyó en el concepto de electrónicas audiovisuales “lifestyle” de altas prestaciones, englobadas bajo las siglas NR. Unas electrónicas en las que incorporó las mismas soluciones técnicas –circuitos de amplificación separados para canal, uso de componentes seleccionados- que se pueden encontrar en sus homólogas de gran formato, las reputadas SR, aunque adaptándolas a las exigencias de un factor de forma más compacto. La expresión más reciente de esta filosofía la encontramos en el Marantz NR1608, un estilizado receptor de A/V que destaca por su plena compatibilidad con lo último de lo último en materia de calidad de imagen: la combinación de resolución 4K con las diferentes variantes del concepto de Alta Gama Dinámica o HDR, que promete llevar el visionado de películas casi a otra galaxia por su potencial en ámbitos como la dinámica y la colorimetría.

Esto significa que el nuevo Marantz no sólo es compatible con la gama completa de variaciones en vídeo 4K/UHD (“Ultra High Definition”), desde 4K a 60 Hz hasta HDR, sino también con los sistemas Dolby Vision y Hybrid Log Gamma (HLG; vía futura actualización de firmware).. La esencia del Dolby Vision es que, una vez está más que definida la resolución del no va más en imagen de alta calidad -4K- las mejoras cualitativas que se puedan aportar a la misma van por otros derroteros, léase la capacidad de reproducir los contrastes dinámicos tal y como permite la tecnología más sofisticada del momento y, por otro lado, ampliando la paleta de colores que se pueden reproducir. Dolby Labs es una empresa cuya una conexión con la industria cinematográfica es muy potente y dura hace ya mucho tiempo; hasta ahora lo ha hecho preferentemente en el ámbito del sonido pero ha llegado el momento de hacerlo en el de la imagen.

Lógicamente, al ser el Dolby Vision un sistema “privado”, en contra del más “abierto” HDR y sus variantes (caso del antes mencionado HLG), los contenidos codificados irán llegando poco a poco, a la vez que toda la cadena de reproducción debe hacer gala de la preceptiva compatibilidad. Continuando con el NR1608, señalemos que incorpora descodificadores para sonido envolvente 3D Dolby Atmos y DTS:X, así como siete canales de amplificación (salida de 90 vatios para cada uno). Ocho entradas HDMI facilitan la conexión de un completo repertorio de fuentes de alta definición –todas ellas con vídeo 4K y sonido envolvente de alta resolución- entre las que figuran reproductores de Blu-ray Disc, dispositivos para “streaming”, sintonizadores separados y consolas de videojuegos.

El NR1608 también puede escalar contenidos de vídeo de definición estándar -caso de los procedentes de un DVD- hasta 4K, así como crear campos sonoros altamente inmersivos a partir de bandas sonoras antiguas utilizando procesado Dolby Surround y Neural:X. Y, por supuesto, es compatible con bandas sonoras codificadas en Dolby TrueHD y DTS-HD para sonido envolvente convencional de 5.1 ó 7.1 canales. En su condición de receptor de A/V equipado con una potente conectividad a redes, el NR1608 también puede reproducir música por “streaming” desde una red de almacenamiento local o Internet utilizando bien cables o Wi-Fi para conectarse a la red doméstica del usuario.

Además de obtener contenidos vía radio de Internet y servicios de “streaming” de música online como Deezer, Spotify Connect y Tidal, el aparato también puede reproducir señales de audio –desde alta resolución a 24 bits/192 kHz y DSD de 5’6 MHz hasta MP3- procedente de un ordenador o una unidad NAS. Asimismo, es posible reproducir música en alta resolución desde una memoria USB con ayuda del puerto dispuesto para ello en el panel frontal, o escuchar música directamente desde un “smartphone” o tableta vía Bluetooth o AirPlay. El NR1608 también posee una potente funcionalidad multisala inalámbrica, a la vez que se puede gestionar desde cualquier dispositivo móvil mediante la Marantz 2016 AVR Remote.

 

Difícil obtener más por menos

Por lógica, aunque no de manera obligatoria, la configuración “natural” del NR1608 es una de tipo “3D”, es decir 5.1.2  (ó 5.2.2 ya que se dispone de dos salidas para subwoofer; la sala y el presupuesto mandan). Y esto es exactamente lo que hemos hecho: combinamos el Marantz con un reproductor universal UD5007 de la misma marca, un videoproyector Sony VPL-VW320ES y un sistema de cajas acústicas de la Serie Mercury de Tannoy para los canales de sonido envolvente “convencional” ,acompañado por dos cajas de techo ElectroMotion IC para los dos canales “3D” y un subwoofer activo Tannoy TS2.10. El cableado, Van den Hul en su totalidad.

Del sonido del NR1608 habría que destacar en primer lugar y de una manera muy especial la exquisitez con que se reproducen los timbres –desde el extremo agudo hasta el extremo grave- y la total ausencia de asperezas, lo que no quita que el sonido, globalmente considerado, exhiba una autoridad muy respetable en la sala utilizada, de unos 20 metros cuadrados. Cierto que podríamos tener más vatios, pero la verdad es que en el interior del Marantz no cabe ni un alfiler, lo que significa que incrementar la potencia disponible acabaría provocando problemas de estabilidad térmica. Otro de los elementos que corroboran la calidad técnica del NR1608 es la rapidez con que “engancha” los diferentes modos de sonido envolvente/3D y selecciona los parámetros de funcionamiento clave asociados a cada uno. Fantástica la espaciosidad en modo 3D y perfecto el comportamiento de la circuitería de vídeo, tanto por la calidad de imagen propiamente dicha –el enrutado de señales 4K es irreprochable- como por su velocidad de conmutación. También nos ha gustado mucho la fluidez de funcionamiento de las diferentes opciones de “streaming”, así como el refinamiento de la “app” de gestión dedicada… toda una delicia. Nuestra conclusión no puede ser más sencilla: siempre y cuando nuestra sala tenga unas dimensiones moderadas –sobra decir que tampoco es obligatorio utilizar un videoproyector; con un televisor 4K de última generación muchos tendrán más que suficiente- el NR1608 es una opción fantástica en calidad/precio y, desde luego, si consideramos su faceta “ultraslim” estamos ante el mejor producto de su clase.

Fabricantes: