Marantz NA11-S1, una nueva referencia.

1 de Julio de 2013 Sarte

 

Probamos el nuevo NA-11S1 de Marantz

 

Hace unos días estuve probando, esta vez más concienzudamente que las anteriores, el NA-11S1 de Marantz,que es el nuevo reproductor en red de la marca y, por el momento, su buque insignia en este tipo de aparatos.

La verdad es que la primera vez que lo escuché, hará ya tres meses,  no le presté mucha atención, lo utilicé sólo como DAC y ya entonces me pareció muy bueno, pero me puse con otras cosas y lo dejé de lado.

Pero, como decía, hace unos días volví a retomarlo y, ya con la unidad rodada, hice una escucha mucho más detallada. La verdad es que me volvió a sorprender y mucho como DAC y he de decir que el reproductor de CD con el cual lo comparé era de una calidad más que probada: el Esoteric K-03. Al cabo de un rato me encontré utilizando el Esoteric como transporte y el NA-11S1 como DAC; así de bueno es  y, sobre todo, si tenemos en cuenta su precio. Como todo lo que hace Marantz en el terreno digital, la escena sonora, tanto vertical como horizontal, era increíble y sumamente detallada, así como los planos sonoros, definidos y sobre todo -cosa rara en formato CD- respetando la tridimensionalidad y el tamaño.

Si a esto le añadimos todo lo que ofrece en el terreno de las nuevas tecnologías y formatos, estamos ante un killer indiscutible. Con música en HD y desde mi MacBook y en modo asíncrono, he de decir que me sorprendió tremendamente y casi me hizo olvidar por algún tiempo mi plato, sobre todo con orquestas y piano, este último sonando con una dimensión, color y textura casi comparable al vinilo. Además, con el nuevo cable USB de Transparent Cable, el Premium USB, aún más impresionante si cabe (por cierto, os recomiendo probarlo) y todo esto con grabaciones de 24 bits a 88 kHz, 96 kHz y 192 kHz. 
 
En cuanto a los formatos en red, el comportamiento del NA-11S1 fue excepcional y me dio en todo momento la sensación de estabilidad y confianza. Creo que por su versatilidad, sonido, calidad de construcción, diseño y una larga lista de virtudes, este nuevo reproductor de Marantz sin ninguna duda estará entre lo mejor del mercado y marcará desde luego un nuevo estándar. La construcción está a la altura de lo que todos esperamos de un aparato de este nivel: condensadores ELCO, escogidos y evaluados por Ken Ishiwata, módulo HDAM, chasis de bronce, fuente de alimentación sobredimensionada. En suma, todo un Marantz. Mi recomendación a otras marcas: echad un vistazo al interior del NA-11S1 y tomad nota.
He quedado muy sorprendido con este Marantz, me ha gustado en todos los sentidos y vuelvo a decir que, musicalmente hablando, tendría que pensarme mucho el hecho de comprar otro aparato de similares características teniendo en cuenta que para lograr mejorar el NA-11S1 tendríamos que irnos a material mucho más caro. Así y todo, encontraríamos el Marantz demasiado bueno para cambiarlo.
 
El mando a distancia podría mejorar y la aplicación también, pero estas son cosas en continua evolución por parte de Marantz, así que sólo hay que esperar y disfrutar de la musicalidad y versatilidad de este nuevo y excepcional aparato.
 
Espero que tengáis la oportunidad de probarlo y escucharlo y, como yo, sorprenderos con su calidad.
 
 
Eduardo Oliveros.

Fabricantes: