Marantz AV7705 a prueba

28 de Mayo de 2019 ada

Destinado a quienes consideran que un sistema formado por componentes separados es la “vía real” para el Cine en Casa, el Marantz AV7705 es una máquina que colmará ampliamente las mayores expectativas como consecuencia de una relación calidad/precio sin parangón.
 

Una realidad que sólo una empresa con acceso a los mejores recursos se puede permitir y que en este caso se materializa en un producto que fusiona magistralmente un saber hacer único en el campo del sonido con una muy cuidada apuesta por la tecnología más avanzada. Una apuesta que se manifiesta en ámbitos tan relevantes como el procesado de vídeo, el acceso a contenidos remotos y la conectividad a todos los niveles, aspecto este último en el que este apabullante y asequible preamplificador/procesador de A/V brilla especialmente gracias a la compatibilidad AirPlay 2 y la integración del concepto de audio multisala inalámbrico HEOS.

 

Elementos separados: la opción más flexible

Aunque los receptores de A/V de más alto nivel ofrecen ahora mismo unas prestaciones sensacionales en audio, vídeo y conectividad, quienes quieran más encontrarán en los equipos formados por componentes separados su particular “vía real” hacia la excelencia audiovisual en la intimidad de su hogar. Porque ubicar los circuitos especializados en control y amplificación en chasis diferentes tiene muchas ventajas tanto en lo conceptual como en lo formal.

En lo conceptual porque al disponerse de alimentaciones separadas en chasis distintos se minimiza el ruido, a la vez que la conectividad puede ampliarse al haber más espacio. Y en lo formal, porque el usuario tiene las manos libres para elegir la electrónica de amplificación y, por lo tanto, afinar mucho más la crítica interrelación de la misma con las cajas acústicas y, de rebote, con la sala. En suma, todo son ventajas, aunque con el peaje de tener que disponer de más espacio para nuestro equipo y, por supuesto, también de más presupuesto, aunque esto último se da por sentado.

 

AV7705: audiecillo clásico, por supuesto… ¡y a la última en todo lo demás!

Es la aportación más reciente de Marantz al ámbito de los centros de control para equipos de Cine en Casa y, a tenor de las funcionalidades de gestión de última hornada que incorpora, incluso para equipos personalizados complejos. En concreto, estamos hablando de un previo/procesador de A/V de 11.2 canales, lo que significa que nos permitirá configurar sistemas de sonido envolvente con audio “3D” de hasta 7.2.4 ó 9.2.2 canales (el “2” central hace referencia a la posibilidad de conectar 2 subwoofers), una dotación que a nivel formal puede incluso ampliarse al disponerse de salidas preamplificadas para 13.2 canales, y, además, tanto con conectores balanceados como no balanceados.

Como es tradición en Marantz, el AV7705 monta los extremadamente musicales módulos HDAM en su circuitería de audio, a la vez que una potente dotación de “chips” DSP permite explotar al máximo las posibilidades de la bandas sonoras codificadas en los sistemas Dolby Atmos, DTS:X/DTS:Virtual X y Auro-3D. De la sección de audio también es importante destacar el uso de convertidores D/A con tecnología de 32 bits en cada canal, el completo blindaje de las secciones más sensibles y la presencia de condensadores de grado audiófilo firmados por la japonesa ELNA, detalles todos ellos relevantes por cuanto corroboran de manera inapelable la apuesta de Marantz por marcar diferencias en el crítico ámbito de la calidad sonora. Por otro lado, el AV7705 es también uno de los primeros productos de su clase que incluye la nueva funcionalidad IMAX Enhanced que, activada mediante una actualización de firmware gratuita, se combinará con contenidos 4K HDR remasterizados digitalmente con el proceso de visualización IMAX y la descodificación de audio DTS para ofrecer unos niveles de calidad en sonido e imagen que prometen ser absolutamente espectaculares.

 

Conectividad, compatibilidad y procesado de vídeo al máximo nivel

A la generosa conectividad de audio antes mencionada –se dispone incluso de una toma para giradiscos- se suma una de vídeo que colmará tanto las aspiraciones de los aficionados más exigentes como de los equipos más complejos. Así, se dispone de un total de ocho entradas (una de ellas en el panel frontal) y tres salidas HDMI para manejar tanto los formatos de vídeo 4K más potentes del momento, como los que puedan aparecer en el futuro. Lógicamente, el AV7705 puede enrutar señales con resolución 4K a 60 Hz y es compatible tanto con el espacio de color 4:4:4 como con las versiones más avanzadas de la tecnología HDR (Hybrid Log Gamma y Dolby Vision), a lo que se suma la práctica funcionalidad eARC (Canal de Retorno de Audio) para simplificar la escucha de contenidos de audio de alta resolución desde un televisor.

El AV7705 también destaca por las muy completas opciones que incluye para agilizar su puesta a punto, plasmadas en el esquema de calibración automática Audyssey MultEQ XT32, que incluye sistemas tan contrastados como el Audyssey Dynamic Volume, complementados por el Asistente de Configuración y la Interfaz Gráfica de Usuario Avanzada incluidos de serie. El AV7705 también puede ser utilizado con la Audissey app para personalizar todavía más la configuración de sonido envolvente y la compensación de cajas acústicas/sala, permitiendo de este modo al usuario lograr un sonido acorde con sus gustos en cualquier espacio. Asimismo, es posible acceder y configurar el Marantz a distancia utilizando una Interfaz de Usuario por Web, a la vez que se dispone de soporte para Smart Remote Management, Domotz, ihiji y HDMI Diagnosis a fin de optimizar la conexión fuente-procesador. En suma, una paleta de posibilidades impresionante que, insistimos en ello, está al alcance de muchos.

 

 

También “streaming” control por voz

Como corresponde a su condición de componente audiovisual de alto nivel firmado por Marantz, el AV7705 puede reproducir música en alta resolución (DSD con frecuencia de muestreo de 5’6 MHz incluido) desde unidades de almacenamiento masivo conectadas a la misma red o memorias USB y acceder a servicios de “streaming” como Deezer, radio de Internet, Spotify Connect, Amazon Musica o TIDAL. También incluye conectividad inalámbrica Bluetooth y AirPlay 2 para facilitar el “streaming” de música desde dispositivos portátiles y ordenadores, mientras que la integración del sistema de audio multisala inalámbrico HEOS significa que podemos combinarlo con otros productos compatibles con dicho sistema y gestionar todo vía HEOS app. Más aún, la funcionalidad Alexa HEOS Home Entertainment permite controlar el AV7705 por voz  desde uno de los dispositivos Amazon Echo que acaban de ver la luz en nuestro país.

 

 

Resolución, dinámica y espaciosidad sensacionales

Probamos el AV7705 en una configuración de 11.2 canales con audio 3D incluido, concretamente 7.2.4 y, por tanto, con 7 canales para el sonido envolvente “clásico”, más 4 para sonido multidimensional y 2 para subwoofer. De los canales “clásicos” se encarga un conjunto de cajas acústicas Sonetto de Sonus Faber (dos Sonetto III para los canales principales, 1 Sonetto Center II para el canal central y 4 Sonetto I para los efectos laterales y posteriores). Por su parte, los canales “3D” han sido confiados a las espléndidas MartinLogan Vanquish, todo ello completado con dos de los flamantes subwoofers activos Gravis I de Sonus Faber. En lo que concierne a la amplificación de potencia, utilizamos una etapa multicanal Marantz MM8077 para los canales “clásicos” y dos etapas estereofónicas MM7025 para los cuatro canales “3D”. Para parte de vídeo utilizamos un videoproyector 4K Sony VPL-VW270ES y un reproductor de Blu-ray Disc 4K UBP-X1000ES de la misma marca. Todo ello cableado con van den Hul en audio e In-Akustik en vídeo.

Una vez ajustado el AV7705 (vale la pena entretenerse un poco en realizar varios procesos de prueba/afinado) y los componentes de vídeo conectados al mismo, nos gustaría recalcar que el uso del Marantz con la AVR Remote es absolutamente delicioso, hasta el punto de permitirnos afirmar que estamos ante una de las mejores “apps” para componentes audiovisuales del momento. En lo que concierne a la parte de audio, impactan la neutralidad tonal y la perfecta discriminación espacial, que se completan con una dinámica inapelablemente High End. Igualmente impecable es la parte de vídeo, con un enrutado de señal perfecto y un escalado muy convincente, aunque en este último aspecto la calidad del contenido original es determinante. Por su parte, el acceso a contenidos remotos de todo tipo es rápido y efectivo, sin caídas tanto si utilizamos conexión por cable como inalámbrica. Nuestra experiencia con el AV7705 confirma que, en efecto, estamos ante el fruto de años y años de refinamientos continuados en todos los ámbitos clave y, en consecuencia, delante de un producto muy depurado que además exhibe una relación calidad/precio difícil de batir.

 

 

Fabricantes: