LEAK
Leak Stereo 130 y CDT a prueba
Fecha 24 Marzo 2021 Autor ada Tags Varios

El retorno de la legendaria firma británica LEAK a la arena del audio de altos vuelos es una de las revelaciones del momento en lo que a Alta Fidelidad se refiere. Un retorno materializado en unos productos cuya concepción equilibra magníficamente el atractivo de lo “vintage” con la sofisticación de la tecnología que hay detrás de la “Hi-Res” digital.

LEAK

Por otro lado, el hecho de que dicho retorno –en realidad una “resurrección” en toda regla- esté rubricado por el gigante IAG, al que también pertenecen marcas tan representativas del audio británico más “clásico” como Wharfedale, permite a los renovados LEAK exhibir una relación calidad/precio fuera de lo común que multiplica su atractivo. Es por ello que la combinación formada por el amplificador estereofónico con DAC Stereo 130 y la mecánica de transporte CDT constituye una oportunidad de oro no sólo para acceder a la mejor Alta Fidelidad, sino también para hacerlo con un innegable toque de distinción.

 

El retorno de una marca emblemática de la historia de la Alta Fidelidad.

Originariamente denominada H, J. LEAK & CO Ltd. cuando fue fundada por Harold Joseph Leak en Londres en 1934, LEAK Audio fue responsable de la fabricación de numerosos y bien conocidos clásicos de la Alta Fidelidad, en especial dos amplificadores a válvulas comercializados en 1958, el Stereo 20 y el Stereo 50. El Stereo 20 utilizaba cuatro EL84 en sus etapas de salida para entregar una potencia total de 10 vatios por canal, mientras que el Stereo 50 incorporaba cuatro EL34 que le permitían entregar 25 vatios por canal.

LEAK

Por su parte, el amplificador integrado Stereo 30 suministraba, tal y como su nombre sugiere, 30 vatios por canal, a la vez que representó la primera incursión de LEAK en el campo de la amplificación de estado sólido. H. J. Leak se jubiló en 1969 y vendió su marca a la Rank Organization, que continuó comercializándolo hasta que en 1979 la compañía cerró. Pero 41 años después, International Audio Group (más conocido por sus siglas IAG) relanzó LEAK Audio con el amplificador integrado “solid state” con DAC Stereo 130 y la mecánica de transporte CD dedicada CDT, protagonistas del presente Blog.

 

Estética vintage y tecnología a la última (pero con alma clásica).

El Stereo 130 es lo que se podría llamar un amplificador integrado “full”, por cuanto incluye una entrada de fono para cápsulas de imán móvil (MM), una sección DAC y un amplificador de auriculares dedicado. La condición del nuevo LEAK como componente de audio de última generación se percibe de inmediato en la citada sección DAC, protagonizada por un “chip” de conversión D/A SABRE32 Reference ES9018K2M de la estadounidense ESS Technology capaz de manejar señales PCM hasta 32 bits/384 kHz y DSD hasta DSD256 (frecuencia de muestreo de 11’2 MHz).

leak stereo 130

Se dispone de tres entradas digitales S/PDIF (1 óptica y 2 coaxiales) compatibles únicamente con señales PCM (hasta 24 bits/192 kHz), a la vez que el usuario también puede conectarse al Stereo 130 vía Bluetooth y, mediante tomas de señal de disparo de 2 V, puede controlar la mecánica de transporte CDT con al mando a distancia de aquél. El Stereo 130 incluye asimismo una salida preamplificada, así como dos salidas digitales, asegurando de este modo un amplio espectro de posibilidades de conexión que seguramente muchos usuarios no utilizarán pero que “están ahí”. A nivel externo, hay que destacar, amén de un diseño industrial conceptualmente idéntico –aunque con algunos cambios en lo formal- al del antes citado Stereo 30, la posibilidad de “envolver” el Stereo 130 en un precioso recinto de nogal.

leak stereo 130

Particularmente interesante es la circuitería analógica del LEAK, empezando por una generosa fuente de alimentación de corte clásica protagonizada por un opulento -200 VA- transformador toroidal que le permite entregar cómodamente una potencia continua de 45 vatios por canal sobre 8 ohmios o 64 vatios por canal sobre 4 ohmios y picos de potencia más que respetables. Al respecto es importante señalar la envergadura del disipador térmico al que están adosados los transistores de salida, por cuando su eficaz evacuación de las calorías sobrantes asegura el mantenimiento de la temperatura del Stereo 130 dentro de márgenes confortables. A señalar igualmente la cantidad y calidad de componentes discretos (empezando por el transistor JFET de la circuitería de fono) utilizados, signo inequívoco de que el muy competitivo precio del LEAK no ha comportado el más mínimo sacrificio en lo que al legado purista de la marca se refiere.

leak cdt

Con una estética a juego con la del Stereo 130 (y por lo tanto también con la opción de montarlo en un recinto de madera de nogal), la mecánica de transporte para discos compactos CDT es el complemento perfecto para los amantes del sonido digital de alta calidad sobre soporte físico o que simplemente deseen disponer de una buena fuente para escuchar su colección de CD’s. De la CDT hay que destacar en primer lugar que incluye un bloque de transporte con ranura de carga y una etapa separadora digital destinada a cortar de raíz cualquier fallo en la lectura de los discos, asegurando de este modo la compatibilidad con CD’s que resultarían ilegibles con los sistemas de lectura en tiempo real convencionales. Asimismo, el montaje del citado bloque en un recinto blindado con una fuente de alimentación dedicada y el uso de un reloj de sincronismo con “jitter” ultrabajo garantiza una extracción de datos musicales extremadamente precisa.

leak

Por su parte, una toma USB-A en su panel frontal asegura la perfecta reproducción archivos de audio procedentes de dispositivos de almacenamiento externos codificados en WAV, AAC, WMA o MP3. En definitiva, LEAK nos propone una combinación muy atractiva en todos los ámbitos –con una relación calidad/precio demoledora- con el “plus” de un acertado guiño “tecnológico” a un producto tan representativo del audio “british” más genuino como es el venerable (pero en su momento altamente innovador) amplificador integrado Stereo 30.

 

Stereo 130+CDT+Wharfedale Denton 85: una musicalidad deliciosa.

Son los propios responsables de la puesta a punto de los dos LEAK quienes recomiendan con especial entusiasmo combinarlos con una pareja de cajas acústicas Denton 85 de Wharfedale, a su vez otro gran nombre del audio británico de todos los tiempos que IAG ha puesto brillantemente al día sin renunciar a sus esencias. Y, por supuesto, esto es lo que hacemos. Para redondear la propuesta, añadimos un giradiscos Pro-Ject Debut Carbon EVO equipado con una cápsula fonocaptora Ortofon 2M Red.

denton 85

Todas las conexiones se realizan con cables de la alemana In-Akustik. Como corresponde a un amplificador bien diseñado, el Stereo 130 se siente como pez en el agua cuando lleva su buen par de horas encendido. Y la verdad es que del LEAK impacta inmediatamente por exhibir un empuje dinámico con el que en principio no contábamos, aunque por otro lado tiene su lógica si tenemos en cuenta los 200 VA de su transformador de alimentación. De hecho, el Stereo 130 va sobrado pese a la relativamente modesta especificación de su potencia de salida, una característica que le permite ofrecer la que sin duda es una de sus razones de ser: un sonido plácido, confortable, sin estrés, que conecta con la mejor tradición del audio británico. Una placidez que no le impide ofrecer capacidad de discriminación en grado sumo tanto en analógico como en digital, opción esta última para la que el modo “Direct” (que evita los controles de tono y balance) resulta particularmente atractivo. Por lo demás, no podemos negar que la CDT nos parece toda una revelación por su eficacia, lo que la convierte en el “escudero” perfecto de un amplificador que gusta y convence.