Devialet Gemini a prueba
Fecha 14 Enero 2021 Autor ada Tags Devialet

No se puede negar que el término “marcar diferencias” encaja como anillo al dedo con la parisina Devialet, una empresa que desde el mismo instante de su fundación se propuso llegar más allá de donde habían llegado los demás. Y lo consiguió con todos y cada uno de los productos que ha ido lanzando al mercado a lo largo de 14 trepidantes años, combinando tecnologías únicas con un diseño y una calidad de fabricación que cortan la respiración.

Con los Gemini, Devialet amplía su propia leyenda a una de las categorías de producto más populares y en más rápido crecimiento del actual mercado de la electrónica de consumo: los auriculares intraaurales “True Wireless”. Y el resultado, como no podía ser de otro modo, no defrauda, gracias a una concepción trufada de refinamientos técnicos muy audaces que abarcan desde la perfecta integración en el canal auditivo del oyente hasta la estructura acústica de los “cascos”. A ello hay que añadir una gestión que los hace verdaderamente “inteligentes” y, como guinda, un precio muy competitivo. En definitiva, puro ADN Devialet al servicio de la escucha musical en la intimidad.

 

“True Wireless”: la nueva categoría reina en auriculares

La explosión del audio portátil vía “smartphones” ha hecho que los auriculares inalámbricos vía Bluetooth se hayan ganado el favor de una parte nada desdeñable del gran público, una realidad que ha estimulado a las empresas para dar un paso más en materia de portabilidad. El resultado ha sido una nueva categoría de auriculares ultracompactos basados también en la conectividad inalámbrica que se conocen popularmente con el nombre “True Wireless”. Una categoría que ahora mismo es la que más crece en el mercado de la electrónica de consumo, hasta el punto de haberse hecho con una parte muy sustanciosa –más del 65% según datos de finales de 2020- del competitivo segmento de los auriculares, ¿Pero que son unos auriculares “True Wireless”?

A nivel de concepto son muy similares a los de tipo intraaural inalámbrico a los que nos acabaos de referir, pero hay una diferencia crucial: en este caso, los dos “cascos” no están conectados por ningún cable; de ahí lo de “Verdaderamente Sin Cables”. La primera consecuencia de ello es la total libertad de movimiento de la que se beneficia el usuario, lo que a su vez también supone el origen de una duda importante: ¿realmente se mantienen bien estos auriculares en los oídos? Una duda que comporta un elemento de diseño fundamental: la necesidad de adaptación a las diferentes morfologías en lo que al canal auditivo del usuario se refiere. Por otro lado, la ausencia de cable entre los dos “cascos” implica que ambos deben comunicarse entre sí también sin cables, una conexión que dependiendo del modelo/marca se efectúa bien por Bluetooth bien por un estándar denominado NFMI (“Near Field Magnetic Induction”, es decir, Inducción Magnética de Corto Alcance), este último utilizado hasta ahora sobre todo en los aparatos auditivos y cuyo uso provoca un aumento importante en los precios.

En principio, el NFMI es más estable y consume menos energía que la conexión Bluetooth, aunque también exige que los “cascos” estén alineados y, por tanto, excluye la posibilidad de prestar uno de ellos para, por ejemplo, visionar un vídeo entre dos usuarios. Ya en un ámbito más práctico, otros elementos a considerar en unos auriculares “True Wireless” son la cancelación de ruido activa, la posibilidad de control por voz o la recarga de la batería mientras están guardados en el estuche suministrado con los mismos.

 

Devialet Gemini: “inteligentes” por encima de todo

Como en todo, también hay usuarios de auriculares “True Wireless” que buscan la excelencia y/o la exclusividad, lo que ha hecho que la búsqueda de una calidad sonora elevada también tenga sentido en un producto a priori más bien “casual”. Y ahí es donde entran en juego la francesa Devialet y su reconocida pasión por la innovación tecnológica de altos vuelos, si no directamente rompedora/revolucionaria, una obsesión que ha combinado con su reconocida búsqueda de la excelencia en audio y aplicado al ámbito de los “True Wireless”. El resultado se llama Gemini, un producto inteligente capaz de marcar, hasta un nivel nunca visto, diferencias en diseño y tecnología. Un producto con soluciones de ingeniería únicas por su audacia y sofisticación que llevan el concepto de auricular intraaural “True Wireless” a una nueva dimensión.

Dotados de una geometría pensada a conciencia para maximizar la ergonomía (hasta el punto de encajar a la perfección en el pabellón auditivo) y la comodidad de funcionamiento, los Gemini se ponen en marcha con un único botón multifunción situado en su zona posterior. Con este es posible activar los exclusivos modos “Active Noise Cancellation” o “Transparency”, el asistente de voz o la reproducción de música, todo ello con una adaptación perfecta, independientemente de cuál sea la forma de las orejas del usuario, y con unas posibilidades de personalización espectaculares gracias a la Gemini App.

 

Una ingeniería que abruma por su brillantez y eficacia

Tal y como debe ser en un producto firmado por Devialet, la clave de los Gemini radica en la espectacularidad de su ingeniería, materializada en varias tecnologías a cual más imaginativa. La primera de dichas tecnologías es la “Ear Active Matching” (EAM), que adapta automáticamente la señal musical a la forma del oído interno del usuario para garantizar una experiencia de escucha lo más inmersiva posible. La clave de la EAM es un algoritmo desarrollado por Devialet que captura instantáneamente la forma específica de la oreja del oyente y ajusta automáticamente la señal de audio hasta 10.000 veces por segundo, con el fin de asegurar una experiencia de escucha verdaderamente íntima.

El segundo elemento de ingeniería clave de los Gemini lo encontramos en su innovador sistema de cancelación de ruido activo, que permite al usuario seleccionar tres niveles de supresión de ruido con una precisión extrema, gracias a la combinación de una doble estructura de micrófonos híbrida y filtros digitales específicos gestionada por la exclusiva tecnología “Internal Delay Compensation” (IDC) de Devialet. La IDC es un algoritmo que compensa con un nivel de precisión excepcional el retardo interno generado por el bucle de cancelación de ruido, siendo el resultado una ganancia significativa de la cancelación de ruido. El tercer elemento de ingeniería fundamental de los Gemini se llama “Pressure Balance Architecture” (PBA) y se concentra en los “cascos” propiamente dichos, que por otro lado son los encargados de llevar hasta el límite el potencial del transductor de gama completa de 10 mm, desarrollado específicamente para los protagonistas del presente Blog. La PBA es una innovadora arquitectura acústica inventada por Devialet constituida por varias cámaras de descompresión conectadas en cascada para asegurar en todo momento una presión interna ideal. Cada cámara está revestida por una malla acústica hecha a medida que impide de manera proactiva la entrada de ruido en el sistema, asegurando de este modo que la Cancelación de Ruido Activa sea lo más efectiva posible.

A nivel de usuario, hay que destacar asimismo el intuitivo modo “Transparency”, basado en dos micrófonos sincronizados para transmitir el ruido externo de manera eficiente. Esto hace que los Gemini sean lo suficientemente inteligentes para filtrar activamente el ruido externo durante la realización de una llamada telefónica, concentrándose a la vez en la gama de frecuencias de 300-3.000 Hz y revelando de esta forma todas las sutilezas de la voz humana. Basados en tecnología de transmisión inalámbrica Bluetooth 5.0 (con aptX), los Gemini incorporan una batería de 8 horas de autonomía (24 horas con la caja de carga vía conexión USB-C a USB), a la vez que su homologación IPX4 garantiza su resistencia al polvo y a las salpicaduras de agua. En síntesis, son los Gemini un auténtico festival de forma al servicio de la función, rematado por el indiscutible “glamour” de una marca que se ha convertido en sinónimo no solo de innovación radical en diseño y tecnología, sino también de exclusividad.

 

Una presencia sonora y una comodidad extraordinarias

Una vez elegidos los tapones más adecuados (hay tres “tallas”) para nuestros oídos, conectamos (previa descarga de la Gemini app desde la App Store) los minúsculos Devialet a un flamante iPhone 12. El resultado, una delicia de confort, facilidad de uso y calidad sonora, esta última genuinamente “Hi-Fi” gracias a la robustez de la conexión Bluetooth 5.0.

¿Qué es lo que más nos gusta desde el punto de vista práctico? Suena tópico decirlo, pero la verdad es que todo, empezando por la precisión del ajuste de los cascos en el panel auditivo, que permite una libertad de acción prácticamente total sin temor a caídas fortuitas, y continuando con la simplicidad aportada por la presencia de un único botón físico. Por su parte, la actuación combinada de los tres modos de funcionamiento de los Gemini, los cinco niveles de ajuste disponibles para cada uno de ellos y el ecualizador gráfico de seis bandas integrado permiten un nivel de personalización sonora realmente extraordinario, todo ello con una curva de respuesta en frecuencia que impresiona por su regularidad y una dinámica exquisita. En nuestra opinión, una auténtica maravilla.