Definitive Technology Demand D15 a prueba

12 de Febrero de 2020 ada

La más compacta de las dos fascinantes columnas con las que Definitive Technology ha expandido la más purista de sus gamas de cajas acústicas, la exitosa Serie Demand, nos ha impresionado por la polivalencia de su sonido, pese a la vocación claramente “Hi-Fi High End” de su diseño. 

Estamos ante un producto muy cuidado en todos los aspectos, empezando por una estética más que lograda y continuando por el uso de materiales y astucias de ingeniería encaminados a obtener unas prestaciones sonoras sobresalientes, tanto desde el punto de vista objetivo/medido, como subjetivo/percibido. Por todo ello, creemos que la Demand D15 es un éxito en toda regla que celebrarán quienes buscan relación calidad/precio en su máxima expresión en el ultracompetitivo mercado de las cajas acústicas.

 

Las ventajas del sistema activo/pasivo en la reproducción de los graves

Una de las innovaciones más interesantes de la Demand D15 es el sistema utilizado para la reproducción de los graves, una solución que no por conocida resulta menos meritoria, como consecuencia de las notabilísimas prestaciones que le permite ofrecer en el ámbito cuantitativo y cualitativo. El sistema en cuestión es el denominado activo/pasivo y es una de las tres opciones habitualmente utilizadas para la carga de graves en las cajas acústicas equipadas con altavoces electrodinámicos. Hemos dicho “habitualmente” y, en efecto, así es, aunque hay que puntualizar que es la menos utilizada de las tres.

El porqué lo encontramos en el principio en que se basa, ya que lo que hace un sistema de graves activo/pasivo es utilizar un altavoz pasivo -es decir, con cono pero sin motor magnético- para extender la respuesta en graves. Una extensión que se logra aprovechando la onda posterior del transductor de graves activo. Guardando las debidas distancias, hay una cierta similitud con el sistema bass-reflex, en el que la extensión de la respuesta en graves se logra mediante el control de la masa de aire que hay en el interior de un conducto cuya salida al exterior es lo que se conoce como puerto bass-reflex. Además de extender la respuesta en graves, el sistema bass-reflex permite aumentar la eficiencia del sistema, pero con el peaje de una mayor distorsión.

Por el contrario, el sistema activo/pasivo es mucho más “limpio” pero, claro, al utilizar un recinto cerrado y utilizar el diafragma de los altavoces activos para mover el diafragma de sus homólogos pasivos empleados la eficiencia se reduce, “problema” que ahora mismo es muy relativo por cuanto basta con utilizar un amplificador más potente para resolverlo. Otro elemento diferenciador del sistema activo/pasivo es que resulta más caro de implementar por la sencilla razón de que un buen altavoz pasivo siempre será más caro que un tubo bass-reflex (habitualmente de plástico aunque, por supuesto, hay excepciones). En definitiva, con un sistema activo/pasivo podemos tener unos graves más profundos y naturales –léase sin distorsión- utilizando un recinto de dimensiones comedidas, y esto es exactamente lo que encontramos en la caja acústica que protagoniza este Blog.

 

Un conglomerado de soluciones técnicas tan elaboradas como efectivas

Con un aspecto diáfano, en línea con el minimalismo bien entendido y con el punto de clasicismo que caracteriza a la Serie Demand, la Demand D15 es una estilizada columna que utiliza una configuración de tres  vías y seis altavoces con carga de graves mediante el antes comentado sistema activo/pasivo.

De entrada, tenemos un recinto de corte clásico cuyo interior alberga una calculada dotación de refuerzos con la doble finalidad de incrementar su rigidez y minimizar la generación de coloraciones. Pero lo que realmente marca la diferencia en la D15 es el “pack” formado por la calidad de los materiales empleados en los altavoces y la originalidad de las soluciones técnicas que los acompañan, con el fin de maximizar sus prestaciones sonoras. Así, la D15 monta en primer lugar un tweeter de cúpula de aluminio atemperado de 25 mm que por un lado ha sido descentrado lateralmente y, por otro, está acoplado a lo que Definitive Technology llama Lente de Alineamiento de Ondas 20/20. Como consecuencia de ello, la D15 está en condiciones de ofrecer una imagen sonora más precisa, al eliminar la difracción simétrica no deseada de las esquinas del panel frontal.

Por su parte, el exclusivo y patentado Sistema de Suspensión Periférica Doble Balanceado (BDSS) de la firma estadounidense, incorporado en el altavoz de medios/graves de 133 mm, permite al cono del mismo realizar mayores excursiones y proporcionar tanto unos medios más detallados como unos graves con más pegada en comparación con transductores de tamaño similar firmados por otras marcas. A ello hay que sumar un elemento que sin duda es uno de los más característicos de la D15: la denominada Guía de Ondas de Respuesta Lineal, situada justo en el centro del cono y que tiene por objeto extender la respuesta en frecuencia dentro y fuera del eje de simetría de la caja, mejorando a la vez la dispersión y, por lo tanto, la imagen sonora generada.

Completa la dotación de altavoces de la D15 un elaborado sistema de graves formado por dos woofers frontales con cono de fibra de carbono de 133 mm y dos radiadores pasivos de 203 mm dispuestos en la zona inferior del panel lateral. Estamos ante una configuración que permite obtener unos graves opulentos a partir de un recinto con unas dimensiones notablemente compactas, en particular en lo que a la superficie de sala que ocupan se refiere.

En lo que respecta a la gestión del complejo sistema de altavoces de la D15, es confiada a un complejo filtro divisor de frecuencias ejecutado con componentes de alta calidad y montado en una placa de circuito impreso situada en la base del recinto.

 

El sonido: graves exquisitos y una curva tonal subjetiva casi perfecta

Teniendo en cuenta que la única precaución a tener en cuenta con la Demand D15 es utilizar un amplificador de cierta potencia para compensar su baja sensibilidad, elegimos para la presente prueba el modelo I25 Prisma de Primare, cuyos 200 vatios continuos por canal sobre 4 ohmios son más que suficientes para llevar la Definitive Technology hasta el límite incluso en salas generosas. El equipo de prueba se completa con un giradiscos Pro-Ject The Classic Evo con cápsula Ortofon MC Quintet Blue y un previo de fono Primare R15. El cableado, In-Akustik en su totalidad.

Como su configuración electroacústica sugiere, la D15 destaca ya desde el principio por la linealidad de su curva tonal subjetiva, debida sin ninguna duda a la efectividad de su sistema de graves, que, sobre todo con discos de vinilo, logra impresionar por el combinado de profundidad, definición y control que exhibe, todo ello con el significativo añadido de una notable independencia en lo que respecta a la ubicación de laca. Destaca asimismo la espaciosidad, verdaderamente tridimensional y propia de una caja acústica con unas dimensiones sustancialmente mayores, de la Definitive Technology, cortesía de unos agudos y unos medios tan detallados como abiertos y, a la vez, muy bien focalizados, como consecuencia de las guías de onda empleadas en los respectivos transductores. Unas cualidades que convierten a la D15 en un sistema de altavoces altamente polivalente y, en definitiva, en una propuesta con una relación calidad/precio extremadamente atractiva.

 

 

Fabricantes:
WhatsAppWhatsApp