Classé Delta Stereo a prueba

11 de Junio de 2020 ada

Diseñada y afinada en Occidente y fabricada en Japón, la Delta STEREO es una de las etapas de potencia más depuradas actualmente disponibles, gracias a su condición de depositaria directa de una serie de refinamientos tecnológicos únicos que han ido viendo la luz durante casi 20 años. Unos refinamientos que permiten a este soberbio amplificador firmado por la canadiense Classé ofrecer a partes iguales fuerza monumental y una inusual capacidad para reproducir los detalles más sutiles en el contexto de una presentación espacial verdaderamente holográfica, independientemente de cuál sean las cajas acústicas utilizadas.

En suma, una electrónica inequívocamente High End de distinguida presencia que satisfará plenamente a quienes exigen calidad sonora sin limitaciones en la escucha de sus grabaciones musicales favoritas.

 

La misión de una etapa de potencia: “tan fácil pero tan difícil”

En principio, la cosa no pinta nada complicada: magnificar, “dar músculo”, a la señal procedente de la fuente, a su vez “procesada” por el preamplificador. Sucede sin embargo que lo que buscamos no es multiplicar por 100 o por 1.000 la amplitud de una onda sinusoidal pura, sino de una señal permanentemente cambiante en su amplitud y extremadamente rica en su composición; en definitiva, una señal que en la mayoría de casos es tremendamente compleja. De ahí la importancia de cuidar todos y cada uno de los componentes que forman parte de los subsistemas encargados de llevar a cabo esa particular “misión”, empezando por la circuitería de entrada y terminando por la de salida, cuidando en paralelo una sección que influirá en las otras dos: la fuente de alimentación.

Pero hay más, puesto que a la hora de diseñar una circuitería de amplificación de potencia es imposible abstraerse de una realidad que a la postre lo complica todo: el hecho de que la caja acústica es un dispositivo extremadamente difícil de atacar. La misión principal del amplificador es mantener la tensión eléctrica correcta que representa la señal de audio, pero, a la vez, debe ser capaz de suministrar cualquier corriente que solicite la caja acústica. Esto varía considerablemente de una caja acústica a otra y puede llegar a ser bastante impredecible, en especial cuando el sistema está trabajando en condiciones particularmente exigentes (niveles de presión sonora elevados en salas de grandes dimensiones). La reproducción, por ejemplo, de una percusión con fuerte contenido en graves a niveles de presión sonora elevados puede forzar en extremo la capacidad de un determinado amplificador para proporcionar una ráfaga de corriente corta, pero masiva, hasta el punto de que ello afecte a su habilidad para continuar “siguiendo” la señal de tensión.

Si multiplicamos la tensión por la corriente obtendremos la potencia de salida del amplificador en vatios. Se trata de una medida familiar para todo el mundo, aunque sólo sea a la hora de comprar bombillas; en consecuencia, los fabricantes afirman que la potencia de salida en vatios es un indicador de la bondad del amplificador, hasta el punto de que cuantos más vatios entregue este último, mejor será.
Pero lo que podría funcionar para bombillas y luces eléctricas convirtiendo la energía procedente de la red eléctrica en luz y calor no se puede aplicar a las complejas señales musicales reproducidas por cajas acústicas. De ahí la importancia crítica que tiene el correcto diseño –topología circuital, componentes- de todas y cada una de las secciones que contribuyen a esa magnificación de la señal procedente de la fuente de audio a la que nos referíamos al principio.

 

Delta STEREO: una concepción integral del diseño de etapas de potencia

La canadiense Classé ejemplifica a la perfección ese cuidado por los detalles de diseño que permiten a la señal procedente de nuestra fuente favorita ser incrementada en magnitud, preservando a la vez todos los matices tonales y espaciales presentes en cada grabación.

Un trabajo que lleva desempeñando con éxito desde que en 1980 vio la luz su primer modelo, una etapa de potencia estereofónica que entregaba 25 vatios continuos por canal en Clase A pura: la DR-2. Recordemos en este sentido que la Clase A es mayoritariamente reconocida como la forma de amplificación de audio más pura posible, al utilizarse en la misma la totalidad de la señal de entrada y, por tanto, eliminando la distorsión de cruce inherente a los diseños en Clase B y Clase AB, que amplifican por separado los semiciclos positivo y negativo de la señal de audio para incrementar la eficiencia del proceso de amplificación. Y así llegamos a la protagonista del presente Blog: la Classé Delta STEREO, una elegante e immaculadamente ejecutada etapa de potencia estereofónica que entrega 12’5 vatios continuos por canal en Clase A y 250 vatios continuos por canal sobre 8 ohmios, cifra este última que multiplica por dos con cargas de 4 ohmios, lo que nos lleva a unos confortables 500 vatios continuos por canal.

Es posible que más de un aficionado se pregunte el porqué de esos pocos vatios en Clase A pura, y la respuesta estriba en el hecho de que son precisamente los primeros vatios de amplificación los más críticos en términos de naturalidad sonora, por lo que el recurso al citado modo de funcionamiento –en el que la distorsión es nula- tiene toda la lógica del mundo. Además, no hay que olvidar que nuestro aparato auditivo tiene una percepción logarítmica del sonido, lo que significa que a niveles de presión sonora bajos-medios la Delta STEREO funcionará mayoritariamente en Clase A. De la Classé hay que señalar asimismo el uso de transistores MOSFET Laterales en la crítica etapa de salida, con el fin de maximizar las prestaciones en los parámetros clave para el sonido. En concreto, de los citados dispositivos habría que señalar que son inherentemente más estables que los transistores bipolares utilizados en el 90% de los amplificadores de High End, aumentando de manera sustancial la fiabilidad sonora.

Otra innovación clave de la Delta STEREO es el ICTunnel, acrónimo de Intelligent Cooling Tunnel (Túnel de Refrigeración Inteligente), un sistema de refrigeración activa que gestiona el calor de manera dinámica y mantiene las temperaturas de funcionamiento ideales para que el sonido conserve su consistencia y su estabilidad, independientemente de lo exigentes que sean las condiciones de trabajo. En el ámbito de los componentes pasivos, señalemos la presencia de, entre otros, un total de 22 condensadores Mundorf de 4 polos, un transformador toroidal hecho a medida y placas de circuito impreso de 4 y 6 capas, todo ello rematado por una construcción mecánica que marida magistralmente forma y función.

 

Un sonido extraordinariamente equilibrado y relajado

Características técnicas tan excepcionales como una curva de respuesta en frecuencia con puntos de corte a -3 dB en 1 Hz y 650.000 Hz o un “slew rate” de 75 V/us invitan a escuchar la Delta STEREO con fuentes y cajas acústicas del máximo nivel, motivo por el que la combinamos con su preamplificador “dedicado” Delta PRE, un reproductor digital Marantz SA-10, un giradiscos EAT C-Sharp con cápsula de bobina móvil EAT Jo Nº5 y una pareja de cajas acústicas Wilson Audio Yvette, todo ello interconectado con nuestros infalibles Transparent Ultra de 5ª Generación.

Tanto con contenidos analógicos como digitales, la Classé exhibe lo que se espera de una electrónica de potencia de gran clase: músculo poderoso pero flexible, una curva de respuesta en frecuencia subjetiva impertérrita ante los cambios de volumen y un comportamiento ejemplar en términos de análisis de microinformaciones y restitución de los contrastes dinámicos. De hecho, es la finura el principal rasgo distintivo de la Delta STEREO, como lo corrobora la restitución de instrumentos acústicos correspondientes a grabaciones de música clásica y ópera incluso en los directos más comprometidos. El hecho de que con niveles de volumen respetables la fatiga auditiva no haga acto de presencia debe considerarse un éxito inapelable para los diseñadores de la Classé, que han logrado poner a punto una electrónica tan robusta como musical

Fabricantes:
WhatsAppWhatsApp